Preocupación de los productores agropecuarios de la región por el nuevo esquema de retenciones

Campo 10 de marzo de 2020 Por El Eco de Sunchales
Las Sociedades Rurales de Rafaela, Humberto Primo y Sunchales se reunieron en la noche del lunes 9 en el Salón Centenario de la Rural para debatir y analizar el nuevo cronograma de retenciones y exportaciones propuesto por el gobierno nacional. Se habló de “fijar posturas” y no de medidas de fuerzas o confrontaciones.
reunion regional CRA
- FOTO: J. Barrera - La Opinión de Rafaela

Estuvo presente Rubén Ferrero, que compone la mesa Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), cómo así también Norma Bessone, presidente de la Sociedad Rural de Rafaela y Pedro Rostagno, ex presidente de la Rural que hoy participa en la Confederación de Asociaciones Rurales de la Provincia de Santa Fe (CARSFE). En tanto, se hicieron presentes el titular de la Sociedad Rural de Sunchales, Javier Bolatti, y el presidente de la rural de Humerto Primo, Diego Lescano. Además, un buen número de productores se hizo presente, pidiendo la palabra y describiendo la situación que les toca vivir.

Momento de no confrontar 
 La titular de la Sociedad Rural de nuestra ciudad, Norma Bessone, comenzó la reunión diciendo que “claro está que las políticas públicas no han sido buenas. No debemos confrontar, pero sí debemos fijar la real posición que nos ocupa y preocupa. El esquema de retenciones es inviable y por otro lado sabemos que las retenciones no son coparticipables”, destacó la presidente y agregó que “todos sabemos que llegaron a nuestros campos tema de infraestructura, el tema de seguridad rural” y se preguntó: ¿cuántas cuestiones dolorosas? Así no tenemos posibilidades de crecer. Es un momento para que intercambiemos ideas”, mencionó. 

En la reunión informativa se fueron informando las bases de la medida que se está llevando adelante a nivel nacional. Recordemos que todo comenzó como una solicitud que se le realizó a CRA por parte de las federadas y luego se sumaron las otras entidades que conforman la Mesa de Enlace Nacional. 

En esa misma línea siguió Rubén Ferrero, de vasta trayectoria en el sector, quién recordó que “en el momento en el que se aprobó la Ley de Emergencia, cuando se le permitió al Estado acrecentar un 3% más las retenciones específicamente en soja, desde la dirigencia sabíamos que el nuevo gobierno lo iba a estar comunicando. Automáticamente todos vieron los grandes movimientos que hubo desde autoconvocados y de las bases desde distintos lugares, donde se tomó nota la nueva dirigencia a nivel nacional y se tomó esta medida. Somos conscientes que de una medida de fuerza es muy difícil que se logren soluciones inmediatas, sí estamos apostando que no se corte el diálogo y que desde las entidades a nivel nacional se siga dialogando con el gobierno nacional para tratar de que alguna medida se revierta esta situación que, como antes decía, es insostenible. A muy corto plazo se van a ver las mermas en las producciones. Hemos caído, cuando crecieron las retenciones, muchísimo lo que era cabeza de ganado en carnes, hemos caído muchísimo en lo que fue la producción de trigo, que con el último gobierno de Cristina Kirchner, fue la peor producción de trigo en los últimos 100 años. Esperemos que el gobierno se dé cuenta de que hay que estimular y acompañar al sector productivo, que es la única forma”, destacó Ferrero.

Comunicar y debatir 
 Ferrero, hoy vicepresidente tercero de CRA, expresó que “la intención de esta medida es poner en agenda pública cuál es la real situación. El productor agropecuario, como muchísimas de las actividades productivas del país, están enfrentando en este momento un sin número de impuestos que es verdaderamente insostenible, es imposible poder producir con esta presión que estamos teniendo en estos momentos. Queremos que se entienda a nivel nacional y que el gobierno entienda que es necesario acompañar la producción para producir más y que los recursos ingresen de la mano de las exportaciones y no cayendo en las exportaciones como ocurrió cuando se incrementaron muchísimo los impuestos en años anteriores”, manifestó, y aseguró que “debemos generar recursos, que ingresen dólares al país y también de generar trabajo genuino. El trabajo desde el 2009 a la fecha, el trabajo que se generó, es el del Estado. El empleo privado, prácticamente, no se generó y me parece que la Argentina necesita que crezca la producción para generar trabajo genuino”, destacó. 

En relación a los cambios que el nuevo gobierno nacional que conduce Alberto Fernández ha implementado para con el sector, dijo que “la situación varió en dos sentidos. Por un lado los commodity en 2008, donde recordemos que la soja arañaba los 700 dólares, mientras que hoy está en 300, y por otro lado está el desdoblamiento cambiario. Cuando a mí me dicen que teníamos una retención similar o parecida en el gobierno anterior, pienso en el gobierno anterior, donde había un compromiso al final del camino las retenciones iban a ir paulatinamente disminuyendo. Por otro lado, no existía el desdoblamiento cambiario, que es una retención encubierta porque más allá de que los insumos a los productores se los siguen facturando en dólares y el dólar con el cual se paga ese insumo es el dólar oficial, todos conocemos y sabemos que cuando hay desdoblamiento, aquello que valía 10 dólares, automáticamente pasa a valer 13, y eso pega muchísimo en cuánto a la rentabilidad”, finalizó Ferrero.

“Productor anestesiado” 
 Así lo definió Javier Bolatti, presidente de la Sociedad Rural de Sunchales, al hablar del momento que vive el productor de la Argentina y de los cambios que se vienen: “Lo veo anestesiado al productor porque no reacciona, no ve por ahora demasiada crisis financiera, todavía los bancos no nos comenzaron a llamar, o mejor dicho, renovamos la carpeta y eso nos da un poco de alivio, pero no hay un gran cambio que vos digas, estamos igual o mejor. Las encuestas de opinión indican que vamos a estar peor que en 2019, las perspectivas no son buenas. Llegar un lunes a las 19:00 a la sociedad rural de Rafaela, y que haya esta cantidad de productores nos da cierto impulso para seguir haciendo algo”, dijo Bolatti a CASTELLANOS y agregó: “yo soy productor tambero, no hago mucha agricultura, nada de ganadería, pero lo que si tengo claro es que con este nivel de presión impositiva no solo en la producción, sino que también pienso en los trabajadores en el ciudadano común es muy difícil llevar adelante una actividad. Nosotros tenemos un socio muy importante que es el clima, que también en estos años lo hemos sufrido, que cuando se bajó un poco la presión se puso en marcha la actividad, en estos pueblos dependemos mucho de la economía”, dijo. 

El sunchalense habló de dar una señal a los gobernantes y mencionó las “advertencias” que se pueden venir: “si no compramos ni vendemos nada se va a sentir que se paraliza la rueda del comercio”, destacó. 

A modo de cierre expresó que “nos guste o no, dependemos mucho de la actividad del campo, mucha gente depende del campo, esta zona, la economía regional e insisto, nos guste o no hay mucha dependencia. En marzo era la última vuelta de la desmalezada, creo que va a pegar fuerte en la producción, pegar en el sentido de que uno no pensaba además adelantarse a abrir las reservas los que hacemos pastoriles, un poco también el tema de la producción, se había intentado empezar a levantar y ahora se estabilizó y casi que comenzó a bajar”, finalizó el presidente de dicha entidad.

Intensifican controles de cargas en las rutas

El sector rural promete endurecer la medida de fuerza luego de que ingresaron camiones de hacienda en el Mercado de Liniers, pese al paro del campo. Ayer, decenas de camiones con granos se hicieron presente en los puertos rosarinos de exportación, y ante esto se intensificarían los controles de cargas en las rutas.

En el Mercado de Hacienda de Liniers llegaron 2516 vacunos, diez veces más para un día lunes habitual. Operadores de ese mercado señalaron que gran parte del ganado ingresó el domingo, antes de la entrada en vigor de la protesta. Algunas fuentes sostienen que hubo «oportunismo» para tratar de aprovechar los precios del viernes pasado. Incluso esto se vio con algunas firmas consignatarias que no suelen recibir hacienda un lunes. La hacienda llegó en su mayor parte de productores de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos.

El viernes pasado, en la última jornada de ventas previo al inicio del paro, y ante la expectativa de operadores de que no iba a haber hacienda por la medida de fuerza, el índice que mide todas las categorías en Liniers trepó un 10,32% .

Por el lado de los granos, a los puertos rosarinos arribaron 4324 camiones (la mayoría con maíz, con 3279 vehículos). Según señalaron fuentes de la Bolsa de Comercio de Rosario, el lunes pasado el ingreso fue de 2645 camiones.

Fuentes del sector indicaron que el importante ingreso estaría ligado a mercadería que ya tenía pactada su entrega y que no hacerlo podía ocasionar penalidades de parte de los compradores.

FUENTE: Diario Castellanos de Rafaela

Te puede interesar