Las razones por las que en Santa Fe se sostiene la presencialidad en las aulas

Educación 18 de abril de 2021 Por Aire de Santa Fe
Luego de que Alberto Fernández anunciara medidas de restricción más fuertes para frenar los contagios en el Amba, el gobierno provincial informó que continuará con las clases presenciales. Los dos elementos fundamentales a los que se aferra el Ministerio de Educación: la escuela no es el ámbito donde se producen los contagios masivos y la campaña de vacunación docente.
presencialidad en escuelas

A un mes del comienzo del ciclo lectivo 2021, con la segunda ola de coronavirus expandiéndose y luego de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández anunciara la virtualidad de las clases en AMBA durante las próximas dos semanas, el Gobierno de Santa Fe junto al Comité de Expertos que asesoran en materia sanitaria decidió continuar con el actual sistema de presencialidad.  
 
Como sucede a nivel país, en los últimos días en Santa Fe se incrementaron notablemente los contagios de coronavirus y se encendieron las alarmas. En el Gobierno están convencidos que, por lo menos por ahora, la escuela no es el ámbito donde se producen los contagios masivos, que los protocolos se cumplen de parte de docentes y alumnos y anuncian que continuarán profundizando las campañas de concientización.  

“Hace un mes que comenzamos una modalidad de escuela nueva y en ese contexto de continúo aprendizaje el balance es positivo”, comenta en diálogo con Aire Digital la ministra de Educación, Adriana Cantero. “No tenemos un incremento significativo en el contagio de niños; sí hay casos de detección en las escuelas. Pero los contagios no se producen en la escuela, que sigue siendo un lugar cuidado si se aplican los protocolos”.  

En la actualidad hay cerca de 4.000 establecimientos educativos en Santa Fe y si bien desde el Ministerio reconocen que se detectaron casos los números que manejan indican que es menos del 2% entre burbujas que se abren y cierran.  

El otro elemento importante al que se aferra Educación es la campaña de vacunación docente. Durante el fin de semana, Santa Fe va a completar la vacunación de más de 72 mil agentes, entre los que se encuentran docentes y asistentes escolares y a partir de la próxima semana se abrirá un registro para los docentes reemplazantes. De esta manera, Santa Fe será la primera provincia del país en cumplir con dicho objetivo. “Se trata de una decisión política muy importante, nos comprometimos a llevarlo adelante y pusimos en marcha un mega operativo de vacunación que prioriza la vida. Estamos satisfechos por el trabajo realizado”, destaca la ministra Cantero.  

En ese mismo sentido fue el propio Omar Perotti quien defendió la decisión de la presencialidad en las escuelas y destacó la vacunación docente. “Se trabaja con la apertura de los establecimientos educativos y por eso la decisión, que algunos nos cuestionaron, de vacunar a todos los docentes. Esa decisión tiene que ver con todos los beneficios que nos da trabajar con los niños, niñas y adolescentes en la escuela y tomando plena lectura de las dificultades que eso originó y el impacto en un año sin presencialidad”, sentenció el gobernador tras la reunión virtual con los expertos en salud.  

Consultado por Aire Digital, Carlos Alico, médico pediatra y uno de los asesores del Gobierno Provincial, señaló que “los niños no solo pueden sino que deben estar en la escuela aprendiendo pero fundamentalmente relacionándose con sus compañeros”. Al mismo tiempo marcó con preocupación los efectos del encierro: “Desde hace tiempo estamos observando daños en el crecimiento que se traducen en angustia, miedo, depresión y trastornos alimentarios”.  

En las últimas horas también se conoció un comunicado conjunto de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y Unicef donde marcan que la escuela es un lugar seguro y trabajar con niñas y niños no es un factor de riesgo. En diálogo con Aire de Santa Fe, la pediatra y miembro de SAP, Fabiana Molina, expresó que “los riesgos de la no presencialidad son múltiples; la escuela es un lugar de equidad, por eso el acceso a la educación se ve limitado si los niños no están en la escuela. Para un niño no ir a la escuela es igual a un adulto no ir a trabajar”.  

En similar sentido el infectólogo Javier Farina destacó que “la educación y producción son objetivos sostenerlos mientras no colapse el sistema de salud”, pero al mismo tiempo hizo un llamado de atención: “para poder mantener las escuelas abiertas es necesario un compromiso mayor de parte de la sociedad al momento de restringir los encuentros sociales y afectivos”, expresó por Aire de Santa Fe.  

Aferrado a los pocos casos que hasta el momento se registran en las escuelas, con el proceso de vacunación a punto de completarse, el aval de la comunidad médica y con el compromiso de profundizar los controles, el Gobierno de Perotti definió la continuidad del esquema de presencialidad en las escuelas y anticipó que la idea será sostenerla mientras el sistema sanitario lo permita y para ello la clave será el comportamiento social fuera de las aulas.

Te puede interesar