Paro docente: gran acatamiento ante una inconformidad que crece

Educación 11 de julio de 2020 Por Castellanos de Rafaela
Amsafe y Sadop siguen reclamando ante el Gobierno de la Provincia por reiterados incumplimientos dentro de los que se detalla la falta de paritarias, el cronograma extendido de pago y el congelamiento salarial.
presentacion ministerio de trabajo

Con la quita del «crédito laboral» por parte de los docentes, que tendrá lugar hasta que el Gobierno termine de depositar los suelos, por lo que hasta que la situación no se normalice los docentes no volverían a las aulas. No habiendo ocurrido ésto, estamos en condiciones de reconocer que finalizó la primera parte del ciclo lectivo y que definitivamente será un antecedente que marcará el camino de los gremios y el Gobierno de la Provincia pensando en las negociaciones que todavía quedan por delante.

En este sentido, desde AMSAFE confirmaron que el acatamiento fue contundente y demuestra a las claras el malestar del docente en todo el territorio provincial. Sonia Alesso, titular del gremio, en diálogo exclusivo con CASTELLANOS criticó fuertemente al Gobierno de la Provincia, principalmente por no sentir un acompañamiento por parte del Estado en todo este tiempo de cuarentena donde los profesores tuvieron que hacerse valer por sus propios medios en su intercambio pedagógico junto a sus alumnos y en muchos casos utilizando dinero de sus bolsillos para hacer frente a los materiales que se necesitaban.

Sin lugar a dudas que el antecedente de este primer semestre donde las irregularidades del Estado hacia los docentes no será un dato menor para encarar futuras negociaciones por condiciones de trabajo o una actualización salarial la cual urge en el sector, recordar que los docentes no recibieron un aumento en sus haberes en lo que va del 2020 y los aumentos que se dieron fueron por paritarias que datan del 2019, por lo que el retraso en este tema es muy grande.

Alesso reconoció que estos dos temas sin lugar a dudas pesan en el inconsciente colectivo de los docentes, uno por no haber tenido un aumento de salario desde principio de año y por otro lado esa falta de respaldo donde el docente está pagando de su bolsillo para garantizar la conexión con los alumnos, desde fotocopias, insumos o hasta la compra de este tipo de herramientas, gastos de teléfono o internet, todo pensando en llevar mejores respuestas a los alumnos. «Ha habido una sobrecarga de gastos y carga laboral en lo que tiene que ver con los tiempos. Los docentes de la Provincia están trabajando más horas que lo que en realidad trabajaban en la presencialidad», enfatizó la titular de AMSAFE.

Todo ésto se termina transformando en un «desgaste muy importante», que sumado al aumento de la canasta alimentaria y los demás aspectos recién comentado tornan a complicar aún más la situación. Alesso explicó que es necesario con urgencia sentarse a discutir paritaria salarial y de condiciones de trabajo. «El Gobierno tiene que percibirlo y escucharlo, porque la verdad que es un reclamo genuino que tiene que ver con la situación difícil que estamos viviendo».

Semestre marcado por las irregularidades
Si se desmenuza lo que ha sido la relación del Gobierno Provincial con respecto a los docentes tenemos que decirlo, de entrada, ya se percibía que la cosa no terminaría resultando conveniente para ningún sector. Todo comenzó en febrero, a menos de tres semanas para que inicie el ciclo lectivo, ese viernes 14 de febrero, la Provincia se reunió por primera vez con los docentes en una mesa paritaria, recordar que a todo ésto, semanas anteriores distintos funcionarios de la Provincia ya adelantaban que la «cláusula gatillo» no continuaría dentro de la discusión lo que ya marcaba el terreno a los docente, sin dejar de mencionar la presión implícita por la «ley de emergencia» que el oficialismo promovió desde que comenzó su gestión.

Las dos primeras reuniones por paritarias transcurrieron en el mes de febrero, aunque en ambas no se debatió tema salarial, lo cual ya daba cuenta de un posible panorama de paro que se terminaría de concretar luego de que la Provincia diera a conocer su ofrecimiento salarial, lo cual, obviamente, no conformó a los docentes, por lo que las clases no iniciaron un lunes, sino que lo hicieron el miércoles 4 de marzo tras 48 horas de paro. Destacar que las votaciones realizadas en todo el territorio provincial con respecto a la moción de paro, daban cuenta de un respaldo importante, por considerar insuficiente dicha propuesta.

Tras las primeras 48 horas de paro, los docentes fueron convocados nuevamente por la Provincia para seguir debatiendo paritaria ese primer viernes 6 de marzo. A esta reunión los docentes se presentaron sabiendo que si el ofrecimiento no era idóneo se plantearía un nuevo paro de 48hs con movilización incluida, y así fue.

Dicha reunión pasó a cuarto intermedio luego de que se ofreciera un 10% de aumento. El 12 de marzo se produciría la primera movilización docente del 2020 con la concentración de 15.000 profesores de AMSAFE y SADOP en la capital provincial. Un día después, los gremios y representantes del Estado volvieron a reunirse y nuevamente la discusión pasó a un cuarto intermedio.

La cita esperada era el jueves 19 de marzo, donde se especulaba que el Estado acerque a dicho encuentro una propuesta formal y que pudiera dar por finalizada la novela que mal acostumbrado nos tiene en la provincia de Santa Fe año a año. Pero todo terminaría con un evento que nadie imaginó, sí, la cuarentena y con ésto la suspensión unilateral de todas las paritarias.

El 24 de marzo, en las conferencias de prensa el gobernador Omar Perotti insistió que «primero la salud, luego paritarias». Con lo que se planteaba que el reinicio de las discusiones por paritarias se daría luego de finalizada la pandemia, aunque creo que pocos imaginaron que la situación se extendiese por más de 105 días y que pese a ésto los docentes no hayan podido discutir en un ámbito formal su incremento salarial.

Abril pasó con el foco puesto en el tema sanitario, por lo que una nueva reunión se dio en el mes de junio, tras más de un mes de no verse las caras los docentes se reunieron con representantes del Ministerio de Educación donde participó la ministra Adriana Cantero, reconocer que en dicho encuentro no se debatió un incremento salarial lo cual se venía solicitando desde que la Provincia diera por finalizada unilateralmente las discusiones paritarias.

Todo este panorama de resistencia en sus modalidades de trabajo se vio desmoronada la semana anterior cuando los docentes propusieron el famoso «apagón virtual» convirtiéndose en el tercer paro de 48 horas que se produjo en lo que va del año, mientras que el estallido final se dio con al presentación del cronograma de pagos donde AMSAFE y SADOP plantearon su «crédito laboral» y hasta tanto el Estado no cumpla con la obligación de pagar sus haberes en tiempo y forma, los docentes permanecerán en paro, por lo que de esta forma se da por finalizada la primera parte del ciclo lectivo con más incertidumbres que certezas. Lo concreto y ya lo explicitó la propia Sonia Alesso, hasta tanto no se discuta paritaria salarial, los docentes no volverán a las aulas.

Te puede interesar