Actividades físicas al aire libre, una medida necesaria en la flexibilización de la cuarentena

Ciudad 08 de mayo de 2020 Por Jorge Tribouley
Solucionada la acuciante problemática de los comerciantes y proveedores de servicios que no estaban exceptuados, el Municipio debería analizar un protocolo para el retorno de actividades como las salidas recreativas, el running, el ciclismo y las caminatas, teniendo en cuenta el beneficio que brinda a la salud física y psicológica, como la autoestima y motivación, en un momento crítico donde el aislamiento preventivo produce efectos nocivos.
actividadfisica

Este viernes 8 se cumplen 50 días de aislamiento social, preventivo y obligatorio que arrancó con medidas estrictas y se fue ablandando con el desarrollo de las semanas, acompañando los datos positivos que se registraban en el país. Está claro que la población muestra un hartazgo generalizado ante las medidas restrictivas y que el único camino, muy a pesar de los gobernantes que actúan con actitudes paternalistas, es confiar en la madurez de la sociedad y la conciencia de cada ciudadano que tiene la capacidad de cuidarse conviviendo con el covid-19.

En Sunchales, la conducta fue ejemplar y lo reflejan las estadísticas. Solo hubo 63 incumplidores en una comunidad superior a los 20 mil habitantes. Tuvo su recompensa: aún no se registraron casos de coronavirus y ese mérito pertenece a los sunchalenses, incluido el Municipio que tuvo los reflejos necesarios para imponer algunas disposiciones fundamentales antes que otras localidades de mayor volumen demográfico, más allá de que algunas medidas pudieron estar sujetas a debate en las últimas dos semanas.

El mérito y la fortuna de no convivir con infectados de covid-19 en esta fase inicial debería tener algunos beneficios extras comparado con otras ciudades donde el virus circuló hasta hace poco, sin desconocer que se avecina el invierno y que las actividades autorizadas en esta coyuntura, pueden retrotraerse en el futuro si aparecen señales negativas. Para eso se necesita una cuota de osadía que permita requerir y defender las necesidades de los habitantes ante el gobierno provincial, siendo concientes de que la inexistencia de la pandemia en Sunchales no será eterna, y lo importante es que la infraestructura sanitaria responda acertadamente, especialmente para los pacientes donde su vida esté en peligro.

Nadie puede poner en duda los aspectos negativos del confinamiento, una medida contra natura para una especie social como la humana. La separación de los seres queridos, la pérdida de libertad, incertidumbre sobre el estado de la epidemia y aburrimiento, son algunas de las consecuencias que, en ocasiones, pueden conllevar efectos estrés, ansiedad, e incluso desesperación o síntomas depresivos. Por esa razón son vitales las salidas recreativas y las actividades físicas al aire libre que no sean grupales para prevenir contagios. Además de los beneficios corporales, la mejora de la salud psicológica es inmediata, ya que los primeros cinco minutos de ejercicio verde parece tener el mayor impacto en el estado de ánimo y la autoestima, combatiendo esa sensación de fatiga que produce el encierro.

Sunchales posee las bondades de la soledad de los caminos rurales en el perímetro del ejido urbano para hacer running o ciclismo unipersonal sin romper con el distanciamiento social que se exige e incluso usando un tapabocas. Y se podría establecer algunos circuitos de caminatas confiables en los 4 puntos cardinales de la ciudad para que se encuentren cercanos a los vecinos de los distintos barrios, pudiendo recorrerlo hasta dos personas juntas. También habría que disponer una franja horaria y si es posible el control, hasta determinar las salidas por números de DNI. Si alguien considera que estas actividades son riesgosas en relación al contagio del coronavirus, podemos aseverar sin temor a equivocarnos que es mucho menos peligrosas que la fila en un supermercado. 

Un grupo de profesores de educación física de todo el país crearon los siguientes lineamientos generales para la realización de la actividad física al aire libre que cada jurisdicción provincial y sus municipios deberían adaptar y dictaminar una reglamentación más específica considerando su demografía y situación epidemiológica:

 PRIORIDADES SUGERIDAS: 

a- Personas que, por prescripción médica deban hacer ejercicios con regularidad como, hipertensos, pacientes con alzhéimer, depresión, hipertiroidismo, adicciones  u otras enfermedades. Aclaramos que esto sería solo bajo una estricta indicación médica, en la cual deberán figurar los datos del paciente, patología y domicilio. La misma puede ser enviada en formato electrónico para ser archivada en una base de datos que permita tener un control minucioso de cada ciudadano y su seguimiento posterior. Además eso servirá como constancia para ser presentado frente a las autoridades que así lo requieran. 

b- Atletas convencionales y con discapacidades de corta, media y largas distancias de Atletismo y Ciclismo, federados. Quiénes deberán demostrarlo presentando una constancia emitida por el ente regulador de la actividad. 

c- Deportistas convencionales y con discapacidades de otros deportes individuales y por equipos, federados. (Siempre para realizar prácticas de preparación física en forma individual y no en conjunto). Quiénes deberán demostrarlo presentando una constancia emitida por el ente regulador de la actividad. 

d- Ciudadanos en general, que consideren necesaria la actividad física en sus vidas para mantener y mejorar su salud psicofísica. Éste grupo de personas, si bien sería el último a incorporarse, no la consideramos para nada, menos importante que los grupos anteriores. 

RECOMENDACIONES GENERALES PARA EL ARMADO DEL PROTOCOLO 

1- Habilitar a las personas a realizar actividad física al aire libre (Considerando la posibilidad, de ir agregando paulatinamente los distintos grupos arriba mencionados, según lo determinen oportuno las autoridades competentes).

2- Para el control de los grupos a- b- y c- arriba mencionados, solicitar el pedido de permiso para realizar actividad física al aire libre a través de una página web ministerial, presentando online la documentación requerida. 

3- Las franjas horarias y el rango de acción permitidos, deberán ser establecidas por los gobiernos locales, considerando las realidades demográficas de cada comunidad. 

Por ejemplo: En las grandes ciudades, alrededor de la cuadra, sin cruzar la calle, o en plazas, parques y espacios verdes de uso público muy cercanos al domicilio particular del benefactor. También se puede acordar un horario para que  los vecinos desinfecten sus veredas, reforzando así los cuidados preventivos contra el Covid-19 

Ejemplo para localidades pequeñas: Espacios verdes de uso público, calles perimetrales del poblado y caminos rurales. 

4-Organizar dos salidas semanales por persona para el grupo d y tres veces por semana para los grupos a, b y c, teniendo en cuenta el último Nº del DNI  y un rango etario, hasta 30, de 30 a 50 y mayores de 50.  

A modo de ejemplo: DNI terminados en 0 y 1, y mayores de  50 años, los días lunes y miércoles dentro de la franja horaria de 12 a 16hs. 

5- Respetar el distanciamiento social de, entre cuatro y cinco metros para caminatas recreativas. Para correr y andar en bicicleta mantener 10 metros de distancia. Además, cuando se pasa a alguien, se recomienda estar en un carril diferente a una distancia considerable.  

6- La actividad física a realizarse debe implicar sí o sí desplazarse y hacerlo de manera  unipersonal. 

7- No se permitirá el uso de equipamientos deportivos urbanos como los gimnasios colocados en plazas y otros espacios públicos. 

No tomar contacto antes, durante o después del ejercicio con elementos tales como caños de plazas, juegos de parques, bebederos públicos, etc. ya que el virus Covid-19 podría encontrarse alojado en ellos. Es central adoptar y extremar todas las medidas de higienes preventivas posibles. Se sugiere  llevar, además de una botella con agua, alcohol en gel por si fuera necesario su uso. 

8- Para la recepción de datos, control y regulación de las salidas semanales  a realizar actividad física los municipios podrían solicitar la colaboración de docentes de Ed. Física y personal de clubes calificados, como entrenadores, preparadores físicos e instructores deportivos. 

Jorge Tribouley

Director

Te puede interesar