Ante la faltante de gasoil, el socialismo le exige a Nación aumentar el uso del biodiesel

Política 14 de junio de 2022 Por Prensa Socialista
A través de un proyecto de Ley que impulsa a la industria de los biocombustibles, el Socialismo busca el aumento del porcentaje de corte en la nafta, gasoil y gas, y la utilización del biodiesel al 100% en todo el transporte público de pasajeros.
Enrique Estevez

El diputado nacional del Bloque Socialista, Enrique Estévez, presentó en el Congreso un proyecto de ley que da respuestas no solo al sector de los biocombustibles, afectado con el Marco Regulatorio aprobado durante el año 2021, sino también al sector agropecuario y de transportes de pasajeros. Este debate busca aumentar el porcentaje de corte a un 15%. 

Desde la sanción de la Ley 27.640 que baja drásticamente el porcentaje de corte, gran parte de las Pymes y las Empresas no Integradas tienen capacidad ociosa de más de un 30%. Durante varios meses, estas empresas estuvieron sin producir por no tener el precio regulado y ninguna industria tiene intenciones de nuevas inversiones.

"La presión generada por la escasez de gasoil que amenaza con paralizar la producción y la falta de divisas para seguir importando, complejiza el escenario del país y la mejor ecuación es sustituir importaciones aumentando la utilización de biocombustibles locales” señaló Estévez. 

Con una matriz energética poco diversificada y dependiente de los combustibles fósiles, Argentina tiene que enfrentar los precios internacionales en alza del gas y del petróleo teniendo la alternativa de aumentar el uso del biodiesel que se produce en pesos. 

“Como país nos debemos un plan a largo plazo en materia de políticas energéticas, dejar de lado la política del parche que nos lleva a cuellos de botella sin salida. Independiente de los gobiernos de turno debemos consolidar aquellos consensos sociales y compromisos respecto a metas de emisión de gases de efecto invernadero para mitigar y reducir los efectos del calentamiento global”, explicó el legislador nacional, y dijo que por ello surge el desafío de “descarbonizarse”.

Los biocombustibles son productos energéticos que reducen significativamente la huella de carbono. “La utilización de biocombustibles genera un ahorro superior al 75% en la emisión de gases de efecto invernadero y mejora la calidad del aire que se respira en las ciudades”, explicó el diputado socialista. 

Estévez señaló además que la industria de los biocombustibles se produce el 80% en Santa Fe, pero además tiene 54 plantas situadas en 10 provincias, el biodiesel genera muchas fuentes de empleo de forma directa e indirecta, y añadió: “Nuestro país nos da la oportunidad de poder tener una matriz energética mucho más limpia a través de los biocombustibles y sustituir importaciones de naftas y gasoil”. Entre los años 2010 y 2019 la industria del biocombustible sustituyó importaciones por más de 10.800 millones de dólares.

El legislador hizo hincapié en la importancia del biodiesel en el transporte. En ese sentido aclaró que  “Creemos que el transporte de pasajeros debe y puede funcionar en la actualidad con biocombustibles al 100%, técnicamente es viable y resulta injusto que solo los subsidios estén destinados al combustible fósil. Es necesario re direccionar los recursos hacia fuentes más limpias como lo es el biodiesel”. Además, sumó que “El avance hacia la sustentabilidad y el ahorro de emisiones es una decisión política y con la implementación del BioBus en Santa Fe lo hemos logrado”.

Mayor corte con biocombustibles

El proyecto de Ley presentado por Enrique Estevez y firmado por los Diputados Nacionales Mónica Fein, Florencio Randazzo, Carlos Gutiérrez y Alejandro Rodríguez, propone que todo combustible líquido caracterizado como gasoil o diesel oil deberá ser mezclado -por aquellas instalaciones que hayan sido aprobadas por la autoridad de aplicación- con la especie de biocombustible denominada "biodiesel" en un porcentaje del 15% como mínimo.

Asimismo, todo combustible líquido caracterizado como nafta deberá ser mezclado con "bioetanol", también en un porcentaje del 15 % como mínimo.

Contempla que el gas natural de red que se comercialice dentro del territorio nacional deberá ser biometano en un porcentaje que deberá alcanzar como mínimo el 5% de mezcla para finales de 2026.

Este proyecto desarrolla en gran parte que las empresas de Transporte Automotor de Pasajeros Urbanos e Interurbanos deberán utilizar obligatoriamente combustible biodiésel al 100% (B100).

Habilita por último el aumento de corte cuando las condiciones del mercado eleven el precio de los combustibles fósiles y/o haya poca disponibilidad de los mismos, así se evitará el desabastecimiento. 

Te puede interesar