¿Qué debemos tener en cuenta cuando nos mudamos a una casa y ciudad nuevas?

General 02 de diciembre de 2021 Por El Eco de Sunchales
A continuación, enumeramos cinco cuestiones que es aconsejable tener en cuenta si cambiamos de ciudad y nos encontramos residiendo en una casa nueva.
andrew-mead-r_X4YHAlBPo-unsplash

Hace algún tiempo, era normal que uno naciera y viviera toda su vida en una misma casa y un mismo lugar. Pero, desde hace algunos años, cada vez más gente migra y abandona el lugar en donde nacieron para probar suerte en uno nuevo.

Lo que implica que muchos se encuentran viviendo en una casa y una ciudad nuevas, donde todo resulta desconocido. Ante esta nueva situación, es muy común abrumarse y sentir dudas. Pero esto puede solucionarse.

A continuación, enumeramos cinco cuestiones que es aconsejable tener en cuenta si cambiamos de ciudad y nos encontramos viviendo en una casa nueva.

1. Contratar seguro de alquiler
Es muy probable que, si nos mudamos, inicialmente alquilemos. Es muy difícil contar de inmediato con los medios para una casa propia en un lugar nuevo. Frente a esto, una gran idea es disponer de un seguro de caución que intervenga por nosotros ante cualquier eventualidad.

El valor de contratar un seguro de este tipo dependerá del lugar en el que vivamos y es algo para analizar. Pero, sin lugar a dudas, es una gran forma de sentirnos amparados ante cualquier complicación que podamos tener con el pago.

2. Reconocer la zona
Por supuesto que lo ideal sería que conozcamos el nivel de seguridad del lugar al que nos mudamos de antemano, pero esto no siempre es posible. Por lo que una gran idea es salir a recorrer la zona en los primeros días y ver de primera mano cómo es.

Un buen consejo es hacer este recorrido en distintos horarios y considerando los momentos en que nosotros nos moveremos por el lugar. Nuestra rutina es fundamental para conocer la seguridad de la zona en donde nos mudamos.

ryu-orn-JQ-WgCJk5ow-unsplash

3. Mapear los negocios
Esto puede realizarse en conjunto con lo mencionado en el punto anterior, aprovechar ese recorrido para hacer un mapeo de negocios de la zona. De esta manera, podremos saber con precisión qué podemos encontrar cuando surjan distintas necesidades.

No solo se trata de averiguar qué negocios hay en términos de compra, sino también de ver con qué servicios contamos. Seguramente, será mucho más económico abastecerse en la zona que recurrir a lugares alejados de donde vivimos.

4. Averiguar consumos promedio
Esto está directamente relacionado con el cuidado de la economía de nuestro hogar. Y tiene que ver con intentar hablar con vecinos de nuestro nuevo lugar para conocer los gastos promedio de los principales servicios.

Así, cuando empiecen a llegar las primeras boletas sabremos si lo que se nos cobra es adecuado o no. Teniendo esta información podremos hacer reclamos pertinentes y empezar a administrar nuestra economía de acuerdo a esta nueva realidad.

5. Darse tiempo de adaptación
En este último punto hablamos de un consejo más que de algo a tener en cuenta. Sabemos que todo cambio es difícil y mucho más uno de casa y ciudad. Por eso es importante darse un tiempo de adaptación.

Lo fundamental es no exigirnos, sino tener paciencia. Con el tiempo, iremos sintiendo al nuevo lugar como un hogar y, sin darnos cuenta, sentiremos que vivimos ahí toda la vida.

Te puede interesar