Diputados convirtió en ley el primer presupuesto de la gestión Perotti

Política 01 de diciembre de 2020 Por La Capital de Rosario
Traducido en números, el proyecto de presupuesto general de gastos y recursos para el ejercicio 2021 convertido en ley ayer, estima un total de recursos para la administración provincial de 510.165,60 millones de pesos (27,6 % más que los del corriente ejercicio) y los gastos ascienden a 518.812,62 millones de pesos (27,1% más que para 2020) y un déficit estimado de $ 8.647 millones de pesos.
camara diputados 2020 septi

Con 45 votos positivos, incluidos los del principal bloque opositor del Frente Progresista Cívico y Social, la Cámara baja santafesina convirtió ayer en ley el proyecto de Presupuesto 2021 que había recibido media sanción por unanimidad en el Senado provincial el pasado jueves.

Durante una sesión semivirtual que se extendió casi seis horas, presidida por el titular de la Cámara de Diputados Miguel Lifschitz, la iniciativa remitida por el Ejecutivo fue avalada, además de por la mayoritaria de la bancada de diputados frentistas, por los bloques del Justicialismo, Juntos por el Cambio, Somos Vida y Familia y del Frente Renovador. Sólo se opusieron los diputados de los bloques del Frente Social y Popular-Ciudad Futura e Igualdad, encabezados por los diputados Carlos del Frade y Rubén Giustiniani, respectivamente. La diputada de Somos Vida Amalia Granata se abstuvo al momento de la votación en desacuerdo con el texto votado y “para no entorpecer la gestión del gobernador Perotti”.

Traducido en números, el proyecto de presupuesto general de gastos y recursos para el ejercicio 2021 convertido en ley ayer, estima un total de recursos para la administración provincial de 510.165,60 millones de pesos (27,6 % más que los del corriente ejercicio) y los gastos ascienden a 518.812,62 millones de pesos (27,1% más que para 2020) y un déficit estimado de $ 8.647 millones de pesos. Además el primer presupuesto elaborado por la gestión del gobernador Omar Perotti proyecta un crecimiento del PBI del 5,5% para el año próximo, una inflación del 29% y un tipo de cambio promedio de $ 102,4 por dólar estadounidense.

Fabián Bastia, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, destacó que el acompañamiento del mayoritario bloque del Frente Progresista se complementan con el aval brindado a lo largo de 2020 con las votaciones de la primera reforma tributaria impulsada por Perotti, la ley Covid o la de necesidad pública “con la que incluso estuvimos en desacuerdo pero permitimos que se avanzara con distintos mecanismos de financiamiento”.

“Perotti ya no podrá decir que no puede gestionar, porque tiene su presupuesto como lo desea, ya no hay excusas para que se ponga a gobernar para todos los santafesinos”, reclamó.

El legislador frentista no ahorró críticas a la gestión de la Casa Gris que apuntaron “a la falta de inversión pública y la paralización de obras” o a la “eliminación del Plan Abre” este año. Ese fue el eje además del debate de ayer, tal como sucedió en el Senado días atrás, por la intención del Ejecutivo de derogar por decreto ese plan de obras impulsado durante las gestiones frentistas para reemplazarlo en el presupuesto 2021 por el plan Incluir.

Diputados insistió ayer con el criterio impuesto por el Senado, y que dividió al bloque oficialista en esa cámara, de eliminar la polémica cláusula impulsada por el Ejecutivo.

La diputada socialista Clara García dijo que la aprobación del presupuesto 2021 significa “una enorme responsabilidad institucional por la cantidad de votos positivos, cuando la bancada oficialista es minoría (en Diputados). Aunque “esto no fue correspondido por este gobierno, porque hemos votado un presupuesto sin tener un ministro de Gobierno con quien dialogar y un ministro de Economía que no sólo no vino a la Legislatura, sino que tampoco responde a los pedidos de informes”, dijo.

García cuestionó que el Ejecutivo no haya incluido en la ley de leyes el eventual cobro de las deudas que mantiene la Nación con Santa Fe en materia previsional y por coparticipación y se preguntó “por qué se intentó incluir un artículo para disponer de los bienes de la provincia”, cuestiones que fueron enmendadas por el Senado y ratificadas por Diputados.

También calificó de “obsesivo” el endeudamiento “carísimo e innecesario para tener fondos de caja” solicitado por la Casa Gris, que también fue limitado por la Legislatura”. “Estos puntos fueron modificados (por las cámaras) en defensa de los santafesinos que venían acostumbrados a una obra pública, a una gestión en salud y educación impecables y hoy están viendo un parate y una quietud que los perjudica”, cuestionó Garcia.

Desde la bancada oficialista del Justicialismo, el diputado Ricardo Olivera dijo la elaboración del primer presupuesto elaborado por la gestión Perotti se encuadra en un marco de “no normalidad” signado por la pandemia “que ha generado una caída global de la economía superior a la de 1930” y en un escenario que “requiere de un estado con políticas públicas expansivas”.

“En Santa Fe como en la Nación la pandemia generó un mayor desempleo, una caída de la inversión privada y una interrupción de la obra pública”, continuó el legislador en elíptica réplica a los cuestionamientos lanzados desde el interbloque del Frente Progresista. Y en ese contexto subrayó, entre otras, las inversiones presupuestadas para la generación de puestos de trabajo del orden de los $600 millones y otros $3.500 millones para un programa de saneamiento, además de las contempladas en el debatido plan Incluir. “Estamos votando un modelo de inversión pública que intenta resolver los problemas de empleo y mejorar la calidad de vida de los santafesinos”, aseguró Olivera.

Cuestionamientos

En tanto, el diputado Carlos del Frade, al fundamentar el voto negativo de su bancada cuestionó a las fuerzas políticas mayoritarias que “hace años vienen argumentando que votan los presupuestos por responsabilidad institucional, cuando esto sería votar un presupuesto a favor de la gente y no del poder económico”. Además dijo en el recinto que al “gobierno de Perotti se lo puede definir en términos futboleros como un gobierno de políticas conservadoras que siempre va a la segunda pelota, que es la que le deja el gobierno nacional”. Este “es un presupuesto de los 90 que no contempla las necesidades de los trabajadores”, disparó del Frade.

“Estamos en una situación extraña en esta sesión, que pocas veces viví como legislador, en que se ha fundamentado un proyecto en contra y se vota a favor”, marcó el diputado Rubén Giustiniani que también votó en contra desde el bloque Igualdad. “Creemos que este presupuesto no está a la altura de las circunstancias que vivimos, y tampoco se ha fundamentado el apuro de votar un texto que ingresó a esta Cámara hace cuatro días, sin haber siquiera citado a los actores sociales de la provincia. No se explica el apuro de tratar sobre tablas semejante ley, que además debería reflejar la terrible y dramática crisis que pasa nuestra provincia y la necesaria respuesta que debería darse desde el estado”, opinó Giustiniani.

“Este no es el presupuesto de Covid, sino una respuesta tímida y conservadora ante el reclamo de todos los sectores, como los médicos y enfermeros para que se reconozcan sus salarios”, concluyó Giustiniani.

Salarios e inversión 

“La partida destinada a remuneraciones de los trabajadores estatales se achica en relación al año 2019”, señaló un informe del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso) sobre el presupuesto provincial aprobado ayer. “Si bien no se incorpora la política salarial que será negociada el próximo año, la partida cae un 14% en términos reales entre 2019 y 2021”, dijo. También destacó que “el gasto de capital se incrementará un 28% en términos reales respecto al ejecutado en 2019, aumentando su participación del 12% al 14% en el total”.

Te puede interesar