Proponen suba de 24% del inmobiliario rural y una nueva moratoria

Provincia 10 de noviembre de 2020 Por La Capital de Rosario
Luego de que el jueves pasado tomara estado parlamentario el presupuesto 2021, la Casa Gris completó este lunes su hoja de ruta económica para el próximo ejercicio financiero con el envío al Senado santafesino del mensaje de ley impositiva, que contempla la política tributaria para el año próximo.
walter agosto
- Ministro de Economía, Walter Agosto

“La presión fiscal global será menor en la provincia porque debemos atender el particular contexto socioeconómico”, resumió el ministro de Economía, Walter Agosto, sobre el proyecto impositivo.

Los índices previstos para el inmobiliario rural y urbano obedecen a una suspensión de coeficientes que implicarán un alivio fiscal para los contribuyentes de ambos tributos respecto de las valuaciones calculadas en ejercicios precedentes.

La iniciativa oficial establece descuentos por pago de contado anticipado del orden de 20 por ciento y de 10% para los contribuyentes que adhieran al sistema de débito automático, que serán aplicados tanto para los inmobiliarios como para la patente automotor.

Agosto subrayó: “El mensaje mantiene la estabilidad fiscal para las pymes santafesinas y no se modifica la carga tributaria para las demás empresas durante 2021. Ningún sector productivo verá incrementada su carga tributaria real en el año próximo. Además, como consecuencia de diversas medidas, la presión fiscal global en 2021 será menor en la provincia”.

Para el funcionario, “se trata de que la política impositiva provincial proyectada para que el año próximo sea coherente con la situación socioeconómica que atraviesan las familias y empresas santafesinas”.

El proyecto prevé también que los contribuyentes de los inmobiliarios que estén al día en sus pagos en los últimos dos períodos (2019 y 2020) quedarán eximidos de abonar la última cuota del año próximo. Y los productores agropecuarios de hasta 50 hectáreas tendrán los mismos valores en el rural 2021 que los abonados este año.

Para los afectados por la pandemia, el texto legal contempla la exención del pago de las cuotas 2 a 6 de este año y las dos primeras de 2021.

Para ese sector se incluyen, además, exenciones en las cuotas del régimen simplificado y de los saldos de declaraciones juradas de ingresos brutos y del Impuesto a los Sellos por el periodo septiembre 2020 a marzo de 2021.

Los beneficios alcanzan a todas las categorías del régimen simplificado y los contribuyentes del régimen general con las siguientes actividades: bares, restaurantes y similares; servicios de alojamiento, hotelería, residenciales, campings y similares; servicios de agencias de viaje y turismo y similares; servicios de transporte automotor de pasajeros para el turismo, de excursiones y similares; servicios profesionales y personales vinculados al turismo; servicios de explotación de playas y parques recreativos; venta al por menor de artículos o artesanías regionales; servicios vinculados a la organización de ferias, congresos, convenciones o exposiciones y similares; servicios para eventos infantiles; organización de eventos; servicios de soporte y alquiler de equipos, enseres y sonido para eventos; alquiler temporario de locales para eventos; servicios de peloteros; alquiler de canchas para práctica de deportes; jardines maternales y servicios de salones de baile y discotecas.

Se dispone la implementación de un régimen de regularización tributaria para deudas devengadas hasta el 31 de octubre de 2020, mejorando aún más las condiciones de los regímenes especiales vigentes este año, tanto en el plazo máximo de financiación, intereses y condonación de multas.

Para las deudas exclusivamente generadas durante la pandemia y hasta el 31 de octubre de 2020, los planes permitirán regularizar deudas a valores históricos, sin intereses resarcitorios ni de financiación y en un plazo de hasta 48 cuotas.

Te puede interesar