Más de 350 jubilados y pensionados firmaron un petitorio solicitando restablecer las prestaciones médicas de PAMI en Clínica ATILRA

Sociedad 26 de agosto de 2020 Por Jorge Tribouley
No responsabilizan a nadie en particular, ya que entienden las razones de índole económica que pueden estar involucradas en la decisión de rescisión del contrato, habida cuenta del incremento desmesurado de los costos de las prestaciones que quizás no sean posible cubrir en su totalidad por la obra social, pero exhortan a las autoridades de PAMI y Clínica ATILRA que encuentren un espacio de diálogo para arribar a un acuerdo satisfactorio a los efectos de restablecer las prestaciones médicas a un importantísimo número de afiliados.
Petitorio jubilados

Unos 350 jubilados y pensionados de Sunchales, Ataliva y Tacural, en representación de más de 2.100 afiliados que poseen cobertura en Clínica Atilra, estamparon su rúbrica en un petitorio que se entregó a funcionarios de la Dirección de Santa Fe PAMI y directivos del efector de salud del gremio de los trabajadores lecheros donde expresan su más profundo malestar y preocupación por la consecuente necesidad de ser derivados a otro efector de salud de la ciudad, que considerando la importante cantidad de afiliados derivados, suponen que sería casi imposible recibir una atención adecuada, siendo que ya se encuentra actualmente colmado en su capacidad prestacional. El documento fue elaborado por la propia iniciativa de personas mayores con intención de "revertir la decisión y promover entre las partes un DIÁLOGO tendiente a retornar a la COBERTURA, que con su perdida nos acarreará innumerables inconvenientes, dada nuestra vulnerabilidad en cuanto a Salud".

A continuación, publicamos el petitorio:

"Sres.
Clínica 10 de Septiembre
PAMI – INSSJP

Con relación a la renuncia por parte de la Clínica 10 de Septiembre como prestador de la Obra Social PAMI, los abajo firmantes, en representación de más de 2.100 afiliados que poseen cobertura en la mencionada Clínica, queremos manifestar nuestro más profundo malestar y preocupación.

Hemos tomado conocimiento de esta noticia por parte de la prestadora médica a medida que los afiliados fuimos requiriendo diversos servicios, manifestándonos que se vería interrumpida la prestación médica a partir del próximo 30 de septiembre del corriente año.

Recordemos que la Clínica 10 de Septiembre presta servicios médicos a PAMI desde hace más de 10 años, abarcando todo tipo de especialidades médicas, desde urgencias, hasta internación y atención oncológica.

Nuestra preocupación deriva de la consecuente necesidad de ser derivados a otro efector de salud de la ciudad, que considerando la importante cantidad de afiliados derivados (más de 2.100), suponemos sería casi imposible recibir una atención adecuada, siendo que ya se encuentra actualmente colmado en su capacidad prestacional.

Todo esto sin considerar que si no se logra acordar el traspaso a un efector de salud local, deberían hacerlo a otras localidades, con el consiguiente trastorno que implica el traslado para personas mayores que en muchas ocasiones se encuentran en situaciones de salud delicadas, o que no cuentan con medios de traslado adecuados y todo esto agravado por la situación de pandemia que impide movilizar a este grupo de riesgo.

Toda esta situación generaría un agravamiento del estado de salud delicada de muchos afiliados, sin considerar los importantes costos que deberían afrontar en los traslados que en muchos casos no estarían al alcance de las posibilidades de un jubilado, además de la necesidad de requerir autorizaciones para trasladarse, cuya tramitación resultaría engorrosa.

No queremos responsabilizar a nadie en particular, ya que entendemos las razones de índole económica que pueden estar involucradas en la decisión de rescisión del contrato, habida cuenta del incremento desmesurado de los costos de las prestaciones que quizás no sean posible cubrir en su totalidad por nuestra obra social, pero también exhortamos a las autoridades de ambas partes que encuentren un espacio de diálogo para arribar a un acuerdo satisfactorio a los efectos de restablecer las prestaciones médicas a un importantísimo número de afiliados.

Somos personas que a lo largo de toda nuestra vida trabajamos y aportamos para obtener una jubilación digna y también una cobertura de salud digna en momentos en donde debemos transcurrir mayores dificultades de salud por la edad y otras circunstancias.

Les solicitamos encarecidamente, apelen a su sensibilidad social tanto en el caso del Gremio ATILRA que posee un gran compromiso con toda la comunidad, y especialmente al PAMI que debería velar por los intereses y la adecuada atención médica de sus afiliados".

Jorge Tribouley

Director

Te puede interesar