Qué es la economía bimonetaria y por qué ocurre en la Argentina

Economía 11 de julio de 2022 Por Chequeado.com
Durante un acto en El Calafate, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se refirió nuevamente a la existencia de una “economía bimonetaria” en la Argentina. Esta apelación ha sido recurrente en diversos discursos brindados por la ex presidenta, pero ¿qué significa exactamente una economía de este tipo?
Pesos-y-dolares

Qué es una economía bimonetaria

El concepto de economía bimonetaria se refiere a una economía en la que se utilizan activamente 2 tipos de monedas y no sólo la moneda local. Un estudio de la consultora Ecolatina señala que, en el caso de la Argentina, “ganamos y gastamos en pesos, pero ahorramos y pensamos en dólares”.

¿Por qué ocurre esto? Una moneda tiene 3 funciones: medio de cambio (para intercambiar por bienes y servicios); unidad de cuenta (como referencia del valor de bienes y servicios); y reserva de valor (un medio para acumular ahorros). 

El economista Ricardo Delgado, titular de la consultora Analytica y subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal durante la gestión de Mauricio Macri (Cambiemos), indicó a Chequeado que “hoy el peso no es reserva de valor, y en algunos sectores en particular, como el inmobiliario, se cotiza y paga en dólares”, por lo que tampoco funciona en esos casos como unidad de cuenta. 

En tanto, un trabajo del economista Patricio Temperley publicado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) indica que “los vaivenes de la economía argentina han llevado a que coexistan dinero doméstico y extranjero, lo que la ha convertido en una economía bimonetaria de facto”.

¿Qué ocurre en un escenario de economía bimonetaria? Según señala Ecolatina, esto provoca que “se sume un componente a la demanda usual de divisas que tienen los demás países, como cancelar importaciones, pago de deudas y remisión de utilidades y dividendos”. Es decir que se agrega un elemento de presión extra sobre la divisa.

En este sentido, Delgado señaló que “otro indicador obvio de una economía bimonetaria es que cerca de la mitad de un PBI argentino está en efectivo fuera del sector bancario o en cuentas no declaradas en el exterior”.

En efecto, el último informe de Balanza de Pagos publicado por el INDEC señala que US$ 362.258 millones se encuentran en mano de argentinos pero fuera del sistema bancario local: se pueden encontrar en bancos en el exterior, en viviendas particulares, cajas de seguridad de bancos o en inversiones extranjeras.

Por qué existe una economía bimonetaria

El informe de Ecolatina destaca como una de las causas de la bimonetariedad “surge de la inestabilidad y desvalorización constante del peso”. 

“En los últimos largos años, ahorrar en pesos no fue una buena decisión, en tanto la tasa de interés de plazos fijos estuvo sistemáticamente por debajo de la inflación y, no menor, de la devaluación en el mediano plazo”. En este sentido, el estudio  indica que “en los 220 meses que van desde enero de 2003 a abril de 2021, tan sólo en 20 la tasa de interés en pesos le ganó a la inflación mensual y a la tasa de devaluación mensual”.

grafico plazo fijo 

Delgado agregó que “cuando la tasa de ahorro está pensada en dólares eso también distorsiona la formación de precios de la economía porque una parte de los beneficios de las empresas se fijan en dólares, y eso en algún punto también complica la posibilidad de desindexar la economía”.

Gabriel Palazzo, economista de la consultora Equilibra -que dirige el economista Martín Rapetti- dijo a Chequeado que para bajar la demanda de dólares y aumentar la demanda de pesos “hay que reducir la volatilidad de los activos domésticos. Porque nada que sea muy volátil va a ser una buena herramienta de ahorro”.

“Desdolarizar sistemas financieros no requiere nada más ni menos que estabilidad macroeconómica y ofrecer sostenidamente retornos de los activos en pesos por arriba o cercano a la inflación”, analizó el economista, al tiempo que sostuvo que “todas estas estrategias deben durar mucho tiempo para ir desdolarizando de a poco o para ir cambiando la preferencia del ahorro a favor de activos domésticos”.

Te puede interesar