Proyecto 11 en la Recta Final: El Fórmula Uno de "Chente" Cipolatti volverá a rugir en el Óvalo

Deportes 02 de noviembre de 2021 Por Collino Motors - Prensa Proyecto 11
El jueves 28 de octubre, en el Taller Laboratorio de Collino Motors, brilló con luz propia la convocatoria del equipo “Proyecto 11” en el que se mostró el estado de avance de la restauración del Fórmula Uno “Mecánica Nacional” con el que Vicente Cipolatti ganara las 500 Millas de Rafaela de 1963.
RectaFinal12

El Taller Laboratorio de Collino sirvió de escenario para reunir a autoridades, mecánicos, colaboradores, proveedores y amantes de los “fierros”, quienes compartieran una noche épica en la que se revivió el espíritu de las viejas peñas donde se gestaron estos bólidos. Hubo tiempo para la emoción, la nostalgia, los detalles técnicos y una serie de anuncios importantes que permiten avizorar con gran entusiasmo una nueva etapa de esta aventura. 

Recta Final, tal como se denominó la convocatoria, fue la excusa para ver por última vez el coche desarmado y poder analizar y descubrir la historia de cada componente que en breve será ensamblado para volver a darle vida al mítico “N° 11”. Pero también fue la forma de evidenciar el cumplimiento del compromiso asumido por Collino cuando prácticamente rescató al coche debajo de las llamas que lo estaban consumiendo, en el voraz incendio que aconteció el lluvioso jueves 6 de febrero de 2020.

Ese siniestro, además de afectar seriamente al coche, también destruyó muchas reliquias que allí se conservaban, como la famosa campera de Chente, sus guantes, trofeos y otros artículos de gran valor histórico. 

Pero ese momento, que para muchos fue una catástrofe, se convirtió en una verdadera oportunidad para demostrar la pasión que une a muchos sunchalenses. La tarea demandó muchos meses de trabajo - técnico, artesanal, mecánico-, pero también de investigación histórica, de recopilación de datos y de una producción audiovisual exquisita que fue acompañando cada etapa del proceso a cargo de la productora HdP Studio.

Leandro Bergero, un joven investigador local apasionado por la historia del deporte motor y sus protagonistas, brindó detalles que para muchos eran desconocidos sobre los antecedentes del “Pian Chevrolet”.  Es que esta máquina es una verdadera reliquia del automovilismo argentino, creada en 1947 para la categoría “Fórmula Limitada” por el notable constructor de Las Rosas. Pian ideó este auto a semejanza de los coches que disputaban el Campeonato Europeo de Grand Prix y que a partir de 1950 se alistaron en el primer campeonato de Fórmula Uno Internacional. El coche sirvió para financiar el desafortunado periplo de Pian por Europa y luego fue vendido al mismísimo Juan Manuel Fangio para que lo piloteara, entre otros, el gran Froilán González. Posteriormente, pasó por manos de Jesús Ricardo Iglesias y Hugo Galaverna, ganando en varias oportunidades la emblemática competencia de Rafaela, hasta llegar a ser adquirido por el Automóvil Midget Club de Sunchales en el año 1962. 

A partir de allí, la historia es más conocida: El 8 de setiembre de 1963, el “Gringo de Alpargatas” ganó la tradicional carrera de Rafaela, cubriendo las 172 vueltas en 4h 41m 05s, a un promedio de 152,691 Km/h, record por entonces para el legendario óvalo de tierra. 

Cipolatti siempre fue muy bien acompañado por un numeroso grupo de mecánicos y colaboradores de gran capacidad técnica, como Viotti, Peirone, Hoermann, Alasia, Manero, Salaza, Bergessio y tantos otros que se sumaban a trabajar en la Peña “El Cacique”, como los Collino, Capovilla, Aicardi, Daga, Savio y los Betta, entre muchos otros. 

En 1966, tripulando la misma máquina, se coronó campeón de la categoría. 

RectaFinal10

“P11 es mucho más que la restauración de un auto”

Leonardo Collino, líder de “Proyecto 11”, agradeció la confianza depositada en su empresa para restaurar la máquina insignia de la ciudad de Sunchales y ponderó el trabajo de los mecánicos, a quienes calificó como “verdaderos leones apasionados por el trabajo”.  En particular, destacó la prodigiosa memoria de Juan Carlos Bonetto, quien guía la restauración del coche, y de los demás “artesanos” que aportan su tiempo y esfuerzo en la faena.  

“Seguramente es uno de los monopostos más ganadores del automovilismo argentino”, señaló Collino y confesó que “cuando lo empezamos a desarmar y a tocar sentimos que nuestra propia historia de familia está envuelta en este auto: Es como si el destino nos volviera a llamar para estar con él”. 

Pero más allá del reconocimiento al trabajo de los mecánicos y proveedores que aportaron saberes y recursos, Collino reconoció que lo más importante que Proyecto 11 tiene para dejarle a la comunidad es contagiar el espíritu emprendedor, las ganas de hacer y jugársela por las cosas que apasionan. “Cuando nos embarcamos en la restauración, pensamos en mucho más que dejar un auto terminado. Nosotros queremos agregarle valor, lograr que los pibes vean que se puede, que si hay esfuerzo hay resultados”, evocó.

Por su parte, José Collino, responsable técnico del coche, señaló: “Soy parte de un equipo bárbaro que trabaja de manera incansable, pero muy a conciencia”. Y ratificó: “El coche tiene que andar a 220 kilómetros por hora y eso no es un chiste. Nosotros nos dedicamos a hacer autos de carrera y vamos a aplicar toda nuestra experiencia para que sea seguro y confiable”.  

RectaFinal18

Patrimonio Cultural de la ciudad

Por su parte, el intendente municipal Gonzalo Toselli agradeció a “Proyecto 11” por mantener viva la historia y los valores de la ciudad y anticipó que elevará un proyecto de Ordenanza para que el emblemático coche sea declarado Patrimonio Cultural de Sunchales, además de declarar de Interés Municipal a todo lo actuado hasta el momento. 

“Cuando buscamos identificar qué somos como comunidad encontramos en la historia del auto muchos atributos que están presentes en nuestra marca ciudad, como el trabajo en equipo, la pasión, la innovación, la familia y la cooperación”, señaló Toselli. 

WhatsApp Image 2021-11-01 at 09.34.39

Nuevo Cobertizo                                                                                                

A su turno, el presidente del Automóvil Midget Club, Raúl Colombetti, adelantó que ya se encuentra en avanzado estado de construcción el nuevo cobertizo que cobijará a la máquina restaurada. El portal, que supera en la calidad al anterior siniestrado, está construido en hormigón y vidrio, y tendrá mayores dimensiones para facilitar la puesta en marcha del auto.   

 “No solo es sabiduría y conocimientos. Esto se hace con corazón, alma y pasión y todo eso se evidencia en Proyecto 11”, resaltó Colombetti. 

Finalmente, Colombetti también recordó la primera restauración del coche, liderada por Silvio Peirone, quien con otros colaboradores lo rescataron del abandono en que se encontraba en un gallinero del Chaco y lo recuperaron para su exhibición.   

NuevoCobertizo04

La prueba en el mítico Templo de la Velocidad

Colombetti anticipó que se está diagramando un evento, de alcance nacional e internacional, para que el coche restaurado pueda volver a rugir en el Autódromo Ciudad de Rafaela, donde se coronara vencedor de las 500 Millas de 1963.

Aunque aún no hay una fecha precisa para la realización de la prueba, las autoridades de la entidad rafaelina se mostraron muy predispuestas para poner a disposición la pista y ratificaron que “el autódromo está para revivir la hazaña de Chente”.  

RectaFinal17

Te puede interesar