Catástrofe educativa: 6.000 estudiantes de Rafaela y la región habrían abandonado los estudios

Educación 27 de septiembre de 2021 Por Castellanos de Rafaela
Una gran cantidad de alumnos decidieron culminar sus “trayectorias educativas” durante estos meses de pandemia. Una investigación periodística realizada por Diario Castellanos da cuenta de esa cifra. Un relevamiento en varias escuelas de la ciudad y la región coinciden con los números que brindó el nuevo ministro de la Nación.
deserción-escolar

La pandemia del COVID-19 implica un riesgo significativo para la educación por cuanto según la opinión de los expertos, el cierre de las escuelas como decisión ministerial, genera un bajo nivel de aprendizajes, un incremento del abandono que desemboca en deserción escolar y una mayor inequidad. 

Diversas fuentes e informes, exponen de modo preocupante la realidad, no asumida por las autoridades ministeriales, una catástrofe educativa por estos tiempos. Diario Castellanos realizó un relevamiento con datos que fue brindando Nación en diversos momentos y otros que revelaron docentes, familiares y directivos de varias escuelas de la región que prefirieron no ser nombrados.

Recordemos que, el 15 de junio de 2021 el ex ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta anunciaba que el 10% de los estudiantes del país tuvieron un bajo o nulo vínculo con la escuela. Asimismo, explicó que ese porcentaje representaba “casi un millón de estudiantes”.

Según publicaran diversos medios nacionales, en la última reunión del Consejo Federal de Educación el nuevo ministro, Jaime Perczik, anunció que, en base a un informe entregado por la gestión saliente, los estudiantes que perdieron el vínculo con la escuela ascendían a 1.800.000. De ese total, el 54% pertenece a nivel secundario (1.014.414); el 40%, al nivel primario (751.446); y el 6%, al nivel inicial (104.746). Trascendió también que, en la segmentación “hay una importante cantidad del conurbano bonaerense y de Rosario, del gran Norte argentino también”.

Coincidentes con el anuncio del 10% de estudiantes que informara en junio Nicolás Trotta, en la provincia de Santa Fe, los estudiantes que perdieron el vínculo con la escuela ascendía a una cifra que rondaba los 80.000 a 100.000 estudiantes. En ese momento, un informe realizado por el diputado Pablo Pinotti detallaba que en Rafaela y Sunchales la pérdida de la trayectoria educativa llegaba a casi 3500 estudiantes. Nadie lo desmintió. La matrícula de Santa Fe representa un 8 a 9% de la matrícula del país. Si bien no hay datos oficiales hace tiempo,  la matricula total provincial rondaba los 880.000 estudiantes.

Ahora bien, actualizando estas cifras según lo informado por Jaime Perczik, la provincia de Santa Fe habría perdido alrededor de 150 mil estudiantes en los diferentes niveles educativos. Más del 17% de la matrícula total de la Provincia de Santa Fe, y sólo en Secundaria, superaría los 80.000 estudiantes. Siguiendo con los ejemplos locales, los 3500 estudiantes, ascenderían a más de 6.000 sólo en las dos principales ciudades del departamento Castellanos. 

Según el relevamiento realizado por este medio, una escuela secundaria técnica (sus autoridades pidieron no revelar el nombre) de nuestro departamento, informo una pérdida de 106 estudiantes entre 2019 y 2020, lo que representa el 11% de su matrícula. Otra escuela secundaria común -que igualmente pidió discreción-, informó una pérdida de 84 estudiantes en el mismo período, lo que representa el 17 % de pérdida de su matrícula. Hay más casos que repiten estos valores.

Estos datos coinciden con los informes sobre las pérdidas del vínculo educativo que anunciaba Trotta (10% de abandono). 

No hay cifras de la Provincia 

Los únicos que no coinciden con estos datos, son las autoridades del Gobierno de Santa Fe, que además de ocultar las estadísticas educativas desde que asumieron en 2019, desinforman a través de funcionarios de tercera línea con cifras muy alejadas. En medios santafesinos, el subsecretario de Educación Secundaria, Gregorio Vietto, “estamos hablando de entre 8000 y 9000 chicos de nivel secundario”, contempló y añadió que “las actuales autoridades parecen no entender que el problema del abandono y de la deserción es un fenómeno complejo en su abordaje en el que debe considerarse el análisis de diversas causas y factores, que se remiten unos a otros, se condicionan mutuamente, y que requieren ser estudiados detenidamente” explicaron a Diario Castellanos, fuentes vinculadas al sector educativo. 

“Sin duda, las políticas erráticas del Ministerio de Educación Santafesino durante 2020 y en el primer semestre del 2021 no han hecho más que profundizar y agravar las condiciones de desvinculación de los estudiantes durante la pandemia” agregaron.

Con esto, parece que existe una desvinculación entre el Ministerio de Educación y la comunidad educativa que da como resultado la grave deserción escolar. Quienes deberían haber sido los encargados de llevar adelante políticas públicas que guíen la actuación y el acompañamiento de las trayectorias educativas en la pandemia no parecen haber encontrado el rumbo. No se visualizan en la actualidad políticas de acción exitosas que incluyan la re vinculación de estos adolescentes a las escuelas ni tampoco de aquellos/as que no abandonaron la escuela, pero su situación no le permitió un recorrido que incluya una trayectoria completa.

Sobre la investigación 
Los datos vertidos en este informe, son el resultado de proyecciones en base a investigaciones y cifras aisladas que pudimos relevar. Muchas de las opiniones de docentes, directivos y familias de diferentes comunidades educativas de las zonas seguramente están cargadas de las tensiones propias de lo vivido y sufrido en pandemia. Los 1.800.000 estudiantes que abandonaron el vínculo con la escuela, son una realidad contundente que nadie, desde el Gobierno Nacional y Provincial hasta el momento pudo o supo resolver. Hasta esto que esto ocurra no podremos dejar de llamar la atención sobre esta «catástrofe educativa».  

En las situaciones más extremas, el fuerte impacto que tiene, en especial en los sectores más vulnerables de población, provocarán, en lo individual… pérdidas irreparables y en conjunto, un costo a mediano y largo plazo sobre el capital humano y el bienestar e impactarán en la economía y la productividad.

Te puede interesar