CET Atilra: Siete años de protagonismo educativo y cultural en la región

Educación 02 de mayo de 2021 Por Jorge Tribouley
Más de 12.000 egresadas y egresados surgieron del dictado de carreras universitarias, cursos y jornadas de capacitaciones que se brindaron en el Centro Tecnológico Atilra. Fátima Bazán, gerenta administrativa de Fundación Atilra evalúa esta breve pero intensa trayectoria de uno de los polos educativos y culturales más importantes de la región.

En la noche del martes 18 de marzo de 2014, se produciría la inauguración de uno de los polos educativos más importantes de la región. Con la presencia del ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, el secretario general de ATILRA, Héctor Ponce, cortó la cinta inaugural para habilitar oficialmente el monumental Centro Educativo Tecnológico en un predio de casi 64 mil metros cuadrados ubicado a la vera Este de la intersección de la Ruta Nacional 34 y Ruta Provincial 280. Cuenta con un auditorio adaptable a conferencias internacionales, teatro, líricas, musicales en general y cine 3D; hotel con 14 habitaciones dobles; y un centro de estudios que posee 24 aulas con capacidad para 30 estudiantes cada una, administración, salas de reuniones, Aula Magna para 120 alumnos, área de descanso, biblioteca “Nelson Mandela”, laboratorios, sala de práctica de enfermería y cantina.

Poco más de siete años han transcurrido de esa ceremonia multitudinaria donde posteriormente se desarrollaría la III Conferencia Internacional del sector lácteo de la UITA organizada por la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina. No sería la única. A fines de noviembre de 2017, con la presencia de representantes de 13 paises, se concretó un nuevo Encuentro Internacional de la División Lácteos de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación bajo la consigna "Las transformaciones políticas y económicas globales", reuniendo a 42 dirigentes de las organizaciones sindicales más importantes del sector.

En su breve pero intensa historia, el CET cumplió un rol protagónico en la región brindando capacitación profesional y presentando eventos culturales que en la mayoría de los casos eran gratuitos o por un valor simbólico. Encuentros Regionales e Internacionales de Derecho Laboral, Congresos sobre discapacidad e inclusión, Seminarios Internacionales de "La mujer rural hoy", Charlas abiertas referidas a fertilización asistida o prevención del cáncer organizadas por Clínica 10 de Setiembre y OSPIL o Ciclos de conferencia con disertaciones de prestigiosas personalidades como Felipe Pigna o Facundo Manes, fueron algunas de las innumerables actividades que se desarrollaron en la Unidad de Formación Académica. También el teatro brilló en el fascinante Auditorio, con obras que se encontraban en la cartelera de la ciudad de Buenos Aires, producciones artísticas regionales o las tradicionales Vacaciones de Invierno para los pequeños.

Trascendentales fueron los convenios con las Universidades Nacionales del Litoral y de Villa María para transitar el ámbito de la educación superior. Con la UNL rubricó un acuerdo desde su génesis para el dictado de la Tecnicatura Universitaria en Elaboración y Producción de Alimentos, Enfermería Universitaria y el Ciclo de Licenciatura en Enfermería. Con la UNVM se dictaron capacitaciones como los Diplomados en Gestión de la Calidad;  en Comercialización Internacional en PYMES; y en Comunicación Estratégica.

Pero no hay dudas que la mayor satisfacción para quienes conforman la gran familia de ATILRA y el personal que cumple funciones en el CET se traduce en la cantidad de egresadas y egresados que surgieron del dictado de carreras universitarias, cursos y jornadas de capacitaciones; 12.600 alumnos donde se destaca como un hito las 133 enfermeras y enfermeros en la primera promoción.

"Fue un cambio significativo. Veníamos trabajando desde el 2009 en la línea de formación profesional pero a partir del CET pudimos trabajar otra línea como es la educación superior" rememora Fátima Bazán, gerenta administrativa de Fundación Atilra.

Con respecto a la nueva normalidad, la funcionaria opina "que las dos modalidades de clases, presencial y virtual, llegaron para quedarse y deberán convivir. El aula tiene muchas bondades pero la virtualidad posibilita que la educación llegue a personas que no pueden residir en nuestra región. El año pasado, hemos tenido una gran respuesta con la capacitación online y no ha habido una diferencia significativa del número de egresados comparado con años anteriores".

Bazán menciona a la ampliación del hotel como uno de los proyectos que se pondrán en marcha en este complejo 2021 para brindar alojamiento a las personas que concurran a las distintas actividades que se concreten en el CET.

"Pudimos beneficiar a la región con el conocimiento que es la base más importante que pueden tener los pueblos. La educación gratuita en sus diferentes niveles, la capacitación continua en el mundo laboral, en la educación superior con carreras de grado y posgrados. No hay dudas que es lo más trascendental que hemos llevado adelante en Fundación Atilra: la accesibilidad a la educación, transformándonos en promotores de derecho. Son siete años, un trayecto bastante pequeño, pero significativo para Sunchales y localidades aledañas" afirmó la gerenta.

Los Robles, Sabores de Campo

Fundación Atilra incursionó en el 2018, en un exitoso emprendimiento gastronómico - cultural que funcionó en las instalaciones del CET Atilra hasta las restricciones que produjo la pandemia de coronavirus. Fátima Bazán explica que al ser un espacio multitudinario prefieren mantenerlo cerrado para no correr el riesgo de transformarse en un foco de propagación del virus aunque aclara que no hay ningún cuestionamiento para quienes necesitan abrir las puertas de restaurantes y bares porque necesitan trabajar. También informó que el personal que estaba asignado a esa unidad de negocio fue reubicada en otras áreas. 

Jorge Tribouley

Director

Te puede interesar