La chance de que Santa Fe compre vacunas podría concretarse recién en el 2022

Salud 15 de abril de 2021 Por La Capital de Rosario
La posibilidad de que la provincia, en gestiones conjuntas con Entre Ríos y Córdoba, consiga negociar directamente y adquirir vacunas es impensable en el corto plazo. Hubo gestiones, pero los laboratorios tienen todas las partidas 2021 vendidas.
vacunas_covid

A pesar de que Santa Fe lleva un buen ritmo de vacunación contra el Covid-19, la ministra de Salud, Sonia Martorano, admitió que las dosis recibidas sólo alcanzarán hasta el lunes próximo. Mientras tanto, la posibilidad de que la provincia, en gestiones conjuntas con Entre Ríos y Córdoba, consiga negociar directamente y adquirir vacunas es impensable en el corto plazo. Hubo gestiones, pero los laboratorios tienen todas las partidas 2021 vendidas. Además, en la misma búsqueda están el resto de las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba), luego de que el gobierno nacional habilitara esa posibilidad.

En los primeros pasos que Santa Fe dio en ese sentido se encontró con precios exorbitantes, laboratorios que aún tienen fases de estudios pendientes y listas de espera. Con lo cual, todo indica que habrá que mirar recién al 2022 para que el lobby de la región Centro pueda conseguir vacunas. Eso sí, salir al ruedo permite ubicarse en el futuro en una mejor posición en las listas de espera.

El juego lo abrió el gobierno nacional, cuando tras haber recibido 7.266.500 dosis de vacunas decidió descentralizar a las provincias la posibilidad de compra a los laboratorios. Santa Fe, de acuerdo a los últimos datos oficiales del Monitor Público de Vacunación, ya recibió 466.650 dosis y está entre las jurisdicciones que mejor ritmo de aplicación sostiene. De hecho, de ese total ya se aplicaron casi 430 mil. Tal es así que sin nuevos vuelos de Nación previstos, hay dosis para seguir con el plan de vacunación hasta el lunes.

En ese contexto de escasez y con más obstáculos que ventajas, un escenario que enfrentan todas las provincias del país, el gobernador Perotti anunció días atrás que junto a Entre Ríos y Córdoba comenzarían las gestiones para poder negociar y comprar vacunas a los laboratorios por cuenta propia, siempre sin correrse de las pautas y cronogramas que marca la Nación y el Ministerio de Salud.

Sin embargo, enseguida se supo que nada sería para el corto plazo y de hecho así lo advirtió la ministra Martorano, quien señaló esta semana que los laboratorios tienen para el 2021 todas las partidas vendidas.

Y esa no fue la única dificultad que se encontraron en las primeras gestiones realizadas en los últimos días.

Problemas
El panorama con que se encontraron los funcionarios de la Región Centro que buscan negociar la compra de vacunas fue de precios exorbitantes, laboratorios que están trabajando en las vacunas pero que aún no tienen completadas todas las fases de estudio necesarias para la comercialización y listas de espera casi eternas.

Y si bien no trascendieron detalles de las gestiones ni de los interlocutores con los cuales se iniciaron esas tratativas, sí se puede decir que salir a la cancha, como también lo hizo Caba con Horacio Rodríguez Larreta a la cabeza, podría permitirle a Santa Fe, junto con sus vecinas Córdoba y Entre Ríos, lograr ubicarse en una mejor posición a la hora de sumarse a esas listas de espera.

Además, las provincias no son las únicas. El presidente de Swiss Medical y de la Unión Argentina de Salud (UAS), Claudio Belocopitt, también refirió las comunicaciones del sector privado con los laboratorios, pero dijo que por ahora "no tienen dosis para negociar de manera directa”.

En el fango del mercado global

Los precios y el hecho de que la vacuna contra el coronavirus es sin dudas por estos días el bien más preciado en el mundo, sobre todo en América latina, donde están llegando pocas y lentamente, no es la única dificultad que enfrentan las provincias. Y se trata de cuestiones que tendrá que resolver Santa Fe, pero también CABA y el resto de las jurisdicciones que quieran avanzar en la adquisición de dosis.

El mercado global tiene restricciones propias, además de limitaciones logísticas. De hecho, como lo señalaron desde Capital en sus primeros contactos, hay laboratorios que venden a Estados nacionales y que lo han hecho con la Argentina, pero que no negocian con jurisdicciones subnacionales.

Ese es el caso sin ir más lejos del laboratorio chino que produce la vacuna Sinopharm y el ruso que se encarga de la Sputnik V, ambas compradas por la Nación y aplicadas por estos días en todo el país.

Y así como desde los negociadores del gobierno porteño señalaron en estos días a diarios nacionales que harán todos “los esfuerzos” para conseguir vacunas, pero que una vez obtenidas las pondrán a disposición de la Nación, lo mismo desde Santa Fe aclararon que no se moverán un milímetro de las pautas y cronogramas que bajen de Nación.

E incluso señalaron que no descartan que además la Nación también pueda acompañar y articular esas negociaciones.

Lo que está claro es que de poder avanzar, las vacunas no llegarán por lo menos hasta el año próximo. Así ya lo había dicho la ministra santafesina, pero también lo admitieron a diarios nacionales fuentes de Caba en los contactos establecidos con representantes de los grandes laboratorios como Pfizer, Moderna y Johnson & Johns. Según dijeron, primero habrá que esperar que las empresas cumplan los contratos ya firmados con Estados Unidos y Europa y recién allí, aumentarán las chances de este lado del mundo. 

Te puede interesar