Cantero aclaró que el regreso de los chicos a las escuelas no implica volver a dar clases

Educación 26 de noviembre de 2020 Por La Capital de Rosario
Frente al revuelo que desató su anunció este miércoles 25, la ministra de Educación de la provincia, Adriana Cantero, detalló cuáles serán las actividades que se iniciarán el martes próximo en las escuelas de Santa Fe, y aclaró que, aunque alumnos y docentes volverán a encontrarse, no está previsto el dictado de clases tal y como ocurría antes de la pandemia de coronavirus.
Ministra Cantero 8

 “No es que volvemos a dar clases; lo que hacemos es, antes de las vacaciones, antes del receso de verano, y con motivo de entrega de materiales que van a estar regulando las actividades de aprendizaje del tiempo que va a seguir, tener pequeños encuentros cuidados, con protocolos”, advirtió Cantero, quien señaló que las actividades se darán a partir del martes próximo y hasta el 11 de diciembre, en pequeños grupos y solo a modo de ensayo de cómo serán las clases en 2021.

En ese sentido, indicó que a partir del martes “se darán pequeños reencuentros deseados entre los chicos y sus educadores”, y explicó que la intención es que los docentes “puedan poner un poco de mirada, ver cómo están, intercambiar algunas apreciaciones con ellos, que permitan de algún modo ver quiénes necesitan alguna consulta en el mes de febrero, a quiénes a lo mejor hay que acompañar más y planificar lo que va a seguir”.

La ministra de Educación sostuvo que se tratará “de pequeños encuentros que pongan gradualidad para ir pensando alguna posible vuelta a la presencialidad, si es que la pandemia nos da tregua”.

El decreto de Perotti

Ayer Cantero anunció que en la primera quincena de diciembre se realizará una primera aproximación a lo que podrían ser las actividades presenciales en las escuelas de la provincia en el marco de la pandemia de coronavirus. Los alumnos podrán volver a los establecimientos en pequeños grupos de no más de ocho para retomar contacto con sus maestros y recibir los cuadernillos para trabajar durante el verano y de paso también para revincularse con sus compañeros.

“Nos vamos preparando progresivamente para ver si el año que viene, si estamos mejor, podemos volver a las clases presenciales, aunque sea con sistema de alternancias”, afirmó este martes la titular del área educativa, y dio detalles de cómo se instrumentará esta primera instancia de regreso a la presencialidad en los establecimientos educativos santafesinos.

Se refirió al  decreto firmado por el gobernador Omar Perotti, en el que se instruyó al Ministerio de Educación la planificación de encuentros que propicien el regreso a la presencialidad en los establecimientos educativos provinciales, mediante la organización de grupos de estudiantes, a fin de que concurran a la escuela la primera quincena del mes de diciembre.

La reacción gremial

La reacción de los gremios no se hizo esperar. El secretario gremial de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé), Roque Jaime, argumentó su oposición a la disposición en que “no están dadas las condiciones edilicias y sanitarias, especialmente en el sur de Santa Fe" para que los chicos vuelvan a las escuelas.

Ayer la ministra de Educación, Adriana Cantero, adelantó que en la primera quincena de diciembre se iniciarán algunas actividades presenciales en las escuelas de la provincia. Por el momento, serán tareas restringidas sólo a la entrega de cuadernillos o material pedagógica, con breve contacto entre docentes y alumnos, en grupos de no más de ocho integrantes. Siempre respetando los protocolos sanitarios.

Jaime rechazó de plano esa modalidad, y manifestó su preocupación porque en las escuelas del sur de la provincias “las condiciones edilicias y epidemiológicas, no son las mejores para pensar en actividades presenciales”.

En tanto, el tiular de Sadop, Martín Lucero, señaló que "si las autoridades sanitarias autorizan la actividad y los colegios cumplen con los protocolos de cuidado no tenemos objeciones en volver a la presencialidad en un proceso de revinculación pedagógica, afectiva y social entre el alumnado y la docencias, en grupos pequeños y en jornadas reducidas".

"Como lo ha expresado el Ministerio de Educación no es una vuelta a clases. Es un contacto cuidado. Depende de cada escuela si lo implementa y como lo hace", advirtió el dirigente docente a La Capital, y añadió: "Solo planteamos como condición el más estricto cuidado de la salud y el cumplimiento de la normativa vigente por parte de las escuelas privadas que implementen alguna vinculación. No hay que forzar situaciones que pongan en peligro la salud de nadie. Obviamente si no están garantizadas las cuestiones de infraestructura necesarias no se puede volver".

Te puede interesar