¿Adiós a la nafta?: dos gigantes de la movilidad se unen para crear una batería de hidrógeno

Autos y Motos 14 de junio de 2020 Por EconoSus
Hace un mes, se conocía la noticia de que Daimler Truck, división de vehículos industriales del grupo Daimler, y Volvo Group se unirían para desarrollar un nuevo producto sustentable en conjunto. Ahora, ambas compañías emitieron un comunicado donde se aclara que se creará una nueva firma conjunta para englobar todas las actividades relacionadas con el desarrollo de la tecnología de pila de combustible de hidrógeno.
Volvo-Daimler-1000x492

Daimler Truck ha explicado que esta nueva división pasará a ser una empresa conjunta junto con Volvo Group, después del acuerdo preliminar firmado entre ambas compañías el pasado mes de abril para establecer una nueva compañía para el desarrollo, producción y comercialización de sistemas de pila de combustible para vehículos industriales. Así, Daimler Truck Fuel Cell será adquirida al 50% por Volvo.

camion-volvo
 Volvo es uno de los principales jugadores en el sector de transporte de mercadería.

“La pila de combustible es una solución crucial neutral en dióxido de carbono (CO2) para camiones en transporte pesado de larga distancia. Tanto en Daimler como en Volvo estamos convencidos de esto”, ha reivindicado el presidente del consejo de administración de Daimler Truck, Martin Daum.

Para Daum, el establecimiento de esta nueva compañía es un “hito” porque será la predecesora de una empresa conjunta con Volvo.

“Ahora reuniremos la gran experiencia y la enorme riqueza de la experiencia de varias décadas de trabajo de desarrollo en celdas de combustible en Daimler y lo combinaremos con los conocimientos adecuados en relación con los camiones”, ha reivindicado Daum.

Alianza para el futuro

En abril, dos de los principales fabricantes de camiones del mundo anunciaron que estaban explorando diferentes alternativas con el fin de lograr un sistema de transporte más sustentable.

Además de experimentar con vehículos impulsados a gas o 100% eléctricos, también están evaluando la factibilidad de utilizar celdas de combustible de hidrógeno que aportan mayores ventajas que los camiones eléctricos convencionales, especialmente en aplicaciones de media y larga distancia.

Es por eso que ambas compañías decidieron asociarse y crear un “joint venture” para la producción a gran escala de estas celdas de combustible.

De acuerdo al comunicado oficial, este nueva alianza estará compuesto en un 50/50 de aportes de cada una. De esta manera, Daimler consolidará todas sus actividades actuales de celdas de combustible, mientras que el Grupo Volvo adquirirá el 50% por más de 500 mil millones de dólares.

daimler-autonomo
 Daimler también está desarrollando camiones autónomos.

La empresa surgida de este acuerdo operará como una compañía independiente y autónoma, manteniendo la competencia entre Volvo y Daimler en el resto de las áreas de negocio.

El objetivo será acelerar la introducción en el mercado de sistemas de celdas de combustible en vehículos utilizados para transporte pesado y de larga distancia, con la producción en serie y masiva de estas unidades para la segunda mitad de esta misma década e inclusive podrían utilizar en otras aplicaciones de la industria automotriz o por fuera de la misma.

Vale recordar que las celdas convierten la energía química del combustible, en este caso, hidrógeno y oxígeno (en el aire) en electricidad, que alimenta los motores.

Martin Daum, Presidente del Consejo de Administración de Daimler Truck AG y Miembro del Consejo de Administración de Daimler AG, destacó: “El transporte y la logística mantienen el mundo en movimiento, y la necesidad de transporte continuará creciendo”.

Asimismo, agregó que el transporte neutral en CO2 se puede lograr a través de trenes de propulsión eléctrica o convirtiendo hidrógeno en electricidad. 

Finalmente, sumó: “Para que los camiones puedan transportar cargas pesadas y recorrer largas distancias, las celdas de combustible son una respuesta importante y una tecnología en la que Daimler ha acumulado una gran experiencia en las últimas dos décadas a través de la unidad de negocios Mercedes-Benz Fuel Cell. Esta iniciativa conjunta con el Grupo Volvo es un hito para la producción de camiones y buses a base de celdas de combustible”.

Desarrollo ecológico

Por su parte, Martin Lundstedt, presidente y CEO del Grupo Volvo, afirmó que el transporte de carga eléctrico es un “elemento clave” para alcanzar el Green Deal y un mundo libre de carbono.

El vocero aseguró que el uso del hidrógeno como combustible ecológico para alimentar camiones eléctricos en operaciones de larga distancia es una parte importante del rompecabezas y un complemento para los vehículos eléctricos con batería y combustibles renovables. 

“Combinar la experiencia de Grupo Volvo y Daimler en esta área para acelerar el desarrollo de esta tecnología es muy bueno tanto para nuestros clientes como para la sociedad en general. Al formar este joint venture, estamos demostrando claramente que creemos en las celdas de combustible de hidrógeno para vehículos comerciales”, aseguró.

Y concluyó: “Pero para que esta visión se convierta en realidad, otras compañías e instituciones también deben apoyar y contribuir a este desarrollo, sobre todo para establecer la infraestructura de combustible necesaria”,

Te puede interesar