Gustavo Garzón: "Es el desafío actoral más grande de mi carrera"

Cultura - Espectáculos 19 de julio de 2022 Por Jorge Tribouley
En la apertura del Ciclo de Teatro 2022 de Fundación Atilra, el reconocido actor interpretó el sábado 16 de julio, en el Auditorio del CET Atilra que lució a pleno, dos obras del dramaturgo ruso Ánton Chéjov en un espectáculo unipersonal titulado "Bufón".

Gustavo Garzón es un actor argentino de extensa trayectoria en cine, tv y teatro. Participó recientemente en las series argentinas Monzón y la tercera temporada de El Marginal; y en obras teatrales récord en funciones realizadas como «Rotos de amor» acompañado de grandes actores como Osvaldo Laport, Pepe Soriano, Víctor Laplace y en "200 golpes de Jamón Serrano".

Por esa razón, asombra que con una carrera tan prolífica, Garzón afirme que "Bufón" es el mayor desafío personal en su extensa trayectoria actoral. "Es que me obliga a ampliar mis límites para crecer y salir de la zona de comodidad, ya que se trata de un soliloquio y poder hablar como si pensara en voz alta, lo cual es muy difícil de hacer sin caer en la trampa de hablarle al espectador al no poder hablar con nadie más. Es pura actuación; ir por algo nuevo para mí: soy yo solo. Los textos son de un valor enorme y para mí es el desafío actoral más grande que tuve, porque tengo que tocar la cuerda del drama y la comedia pegadas, casi sin respiro, tratando de sentir que estoy a la altura de semejante autor. Ya con eso, estoy satisfecho pero lo intento aunque no sea fácil, es un desafío. Querer ir por más y superarme".

El actor emprendió una gira por el país para presentar "Bufón", obra en la que enlaza "El canto del cisne" y "Sobre el daño que hace el tabaco" de Chéjov, proyecto que adaptó e interpreta en soledad en los escenarios, con la dirección de Gustavo Pardi. Son dos obras cortas unidas por un violoncelista. 

En la primera interpretación, “El canto del cisne”, un actor de 80 años reflexiona sobre su vida, "cuando siente que dedicó todo al teatro y, finalmente, quedó solo porque no se ocupó de los afectos".

En la segunda obra, “Sobre el daño que hace el tabaco”, da un giro copernicano porque "es una comedia extraordinaria, considerada como uno de los siete mejores monólogos de la historia del teatro; es realmente una joya, muy humorístico con un toque de ternura".

Jorge Tribouley

Director

Te puede interesar