Verano Activo: un mar de dudas y preguntas que merecen ser contestadas

Política 10 de febrero de 2022 Por Prensa Diputado Pablo Pinotti
Es un programa sobre el que “no hemos podido tener conocimiento acerca de su marco normativo, disposición de recursos, origen y motivación así como su forma de implementación y evaluación de su impacto” enumeró el diputado Pablo Pinotti al presentar un proyecto de comunicación
PABLO PINOTTI 4
Diputado provincial Pablo Pinotti

No hay estadísticas oficiales del Gobierno Provincial, pero se estima que en Santa Fe son alrededor de 150 mil los estudiantes afectados por la situación de abandono escolar o interrupción de trayectorias como consecuencia principalmente de la pandemia. Frente a esta situación, el Ministerio de Educación no ha encarado una política seria para conocer las problemáticas que afectaron a los estudiantes durante estos dos últimos ciclos lectivos y diseñar una estrategia adecuada que permita que vuelvan a la escuela y aprendan con calidad educativa.

La única línea de trabajo desplegada por la cartera educativa fue “Verano Activo”. “Un programa sobre el que no hemos podido tener conocimiento acerca de su marco normativo, disposición de recursos, origen y motivación así como su forma de implementación y evaluación de su impacto” destacó el diputado Pablo Pinotti. Más preocupante aún, de acuerdo a consultas a diversas sedes en las que se implementó este programa, es que referentes de las mismas han manifestado no haber realizado trabajo conjunto con docentes y directivos de sus localidades ni haber tenido acceso a listados de alumnos con trayectorias interrumpidas o fragilizadas de sus territorios. Respecto a las estrategias de revinculación de estudiantes con las casas de estudios, podemos decir que "brillaron por su ausencia”.

Con esto, y a partir de un documento elaborado por los equipos de Educación del “Observatorio Demos” y “Compromiso”, el legislador presentó un pedido de informe al respecto.

A través del proyecto, se solicita al Poder Ejecutivo del gobernador Omar Perotti que informe sobre “la implementación del programa Verano Activo” que se desarrolló durante algunas jornadas de enero 2022. En una gran mayoría de sedes recién comenzaron sus actividades después del 10 y finalizaron el 28 de enero. ¡En el mejor de los casos, duró apenas unas 3 semanas!

LAS CONSULTAS

En concreto, el legislador solicita: “Normativa que sustentó la implementación de dicho programa, objetivos, actividades desarrolladas, espacios y sedes; criterios de selección, recursos empleados y distribución, sistema de convocatoria a docentes y profesionales, coordinación con directivos y docentes de escuelas de cada localidad. Además, queremos saber los criterios de participación de niños, niñas y adolescentes en dicho programa y si se ha priorizado a estudiantes con trayectorias interrumpidas ¿con qué representantes se validaron esas prioridades? ¿Directivos, docentes del programa, de las escuelas, los equipos de los gobiernos locales, los supervisores?”

Igualmente, no está en claro la cantidad de participantes, edades y niveles educativos, así como su distribución territorial y porcentaje de los mismos priorizados por ser estudiantes con trayectorias frágiles o interrumpidas durante 2020/2021. “¿Cuáles fueron las estrategias pedagógicas para fortalecer las trayectorias educativas de estudiantes según nivel educativo? ¿cuál fue la forma de selección y contratación del personal afectado al programa?; ¿cuál fue la evaluación de su implementación en función de su impacto en estudiantes con trayectorias interrumpidas? ¿Cuáles fueron las políticas que complementan a este programa a los fines de reducir la deserción y abandono escolar?” se preguntó Pinotti.

La provincia sin estadísticas oficiales

Como es sabido, a raíz de la pandemia por Covid 19, cerraron los establecimientos educativos durante los ciclos 2020 y buena parte del 2021 en todo el país. Esto generó serios inconvenientes en relación a la calidad: grave deterioro del nivel de aprendizajes, un incremento de trayectorias irregulares como el abandono y deserción escolar. Un costo a mediano y largo plazo sobre el capital humano y el bienestar.

Si bien no se cuenta con estadísticas públicas a nivel provincial, se estiman - a partir de datos oficiales del Ministerio de Educación de la Nación - que en Santa Fe la situación de abandono escolar o interrupción de trayectoria afecta a alrededor de 150 mil estudiantes. Ni bien asumió el Ministro de Educación Nacional Jaime Perczyk, informó que en el país había un millón ochocientos mil estudiantes no habían logrado cumplir con sus trayectorias escolares. En Santa Fe (que representa el 9% de los estudiantes del país), son más de 150.000. 

Frente a esta situación, la única política o línea de trabajo desplegada por la cartera provincial en estos meses ha sido “Verano Activo”: un programa sobre el que “no hemos podido tener conocimiento acerca de su marco normativo, disposición de recursos, origen y motivación así como su forma de implementación y evaluación de su impacto” sintetizó Pablo Pinotti.

El objetivo del programa (versión de 2021) fue recuperar el vínculo pedagógico con los estudiantes cuyas trayectorias escolares habían sido interrumpidas o estaban en riesgo de que esto suceda.

Este año, la ministra Adriana Cantero introdujo dos novedades: ya no se trata de un Programa sino de una “línea de trabajo”. Además, amplió el objetivo al afirmar que, además de “recuperar el vínculo pedagógico con las y los estudiantes cuyas trayectorias escolares hayan sido interrumpidas o fragilizadas durante el año escolar” se invitaba a estudiantes “que sí pudieron completar el año escolar”. Sin embargo, “no hemos logrado tener acceso a normativa que aclare los alcances de estos objetivos, lo que nos dificulta conocer en profundidad si existen variables o indicadores para evaluarlo” fundamentó Pinotti.

Desde hace más de dos años no se cuenta con registros públicos oficiales en materia de educación. No hay datos certeros acerca de la cantidad de estudiantes que han visto interrumpidas sus trayectorias educativas o están en riesgo de interrupción, ni de cómo se cruzaron estos datos para la instrumentación concreta de Verano Activo. Se desconocen los mecanismos acerca de cómo y con quiénes se planificó esta iniciativa. “No nos fue posible acceder a esta información en publicaciones oficiales. Las 260 sedes, en 185 localidades anunciadas por la ministra Cantero, no parecen figurar en ningún registro público” se quejó el diputado.

Desde las sedes que fueron consultadas, no cuentan con listados de estudiantes con trayectorias incompletas o fragilizadas, los docentes que evaluaron, no tienen contacto con los profesionales a cargo de las actividades. Los equipos directivos (en los casos en que tienen vínculos con las sedes) solo pueden aportar datos sobre un porcentaje muy bajo de estudiantes con trayectorias inconclusas, ya que la mayoría son estudiantes con trayectorias completas.

Colonia de Vacaciones

Más allá de la incorporación de un nuevo objetivo en Verano Activo 2022, que incluye a todos los estudiantes que deseen participar de esta línea de acción, el principal objetivo fue colaborar a revincular a estudiantes cuyas trayectorias no lograron ser satisfactorias durante el ciclo escolar ¿Quiénes están incluidos en este grupo? Aparecen algunas contradicciones en cuanto a datos.

Desde el Gobierno de Perotti, jamás se mostraron datos oficiales. Sólo se mencionaron números en declaraciones periodísticas, sin citar fuentes y con una notable variación de estas cifras. La ministra Cantero aseguró que son 31.000, los que participan del Verano Activo pero no discrimina cuántos son los que, habiendo completado sus trayectorias, fueron invitados a participar igualmente.

Ahora bien, “si se comparan con las “Colonias de Vacaciones” impulsadas durante las gestiones anteriores, se nota una enorme caída de los participantes” remarcó Pinotti. Desde 2008 a 2019, se observa un crecimiento sostenido de las sedes y participantes de estas actividades. Durante el último año de la gestión de Miguel Lifschitz (2019) fueron 107.195 participantes en 245 sedes. Los datos de 2022 son llamativos: apenas 31 000 participantes en 230 sedes. “O existen demasiadas sedes para tan pocos participantes o se redujo drásticamente la cantidad de estudiantes que participan de este tipo de instancias” destacó Pinotti y cerró: “Es fundamental entender que esta línea de acción o programa está enmarcada en una Política Pública Educativa que está ausente”.

Te puede interesar