La reactivación de Sancor: Estado presente, empresarios ansiosos y el gremio centinela

Economía 19 de noviembre de 2021 Por Letra P
“Pueden decir que no, pero es un salto al abismo”. Así definen, quienes tienen acceso al núcleo duro de la negociación, el momento que atraviesa SanCor y la opción de un plan de reactivación como salida. Un grupo de empresarios, integrado por José Urtubey, Marcelo Figueiras, Leandro Salvatierra y Jorge Estévez se acercó al Gobierno, a la cooperativa y al gremio ATILRA para crear un fideicomiso y ensayar el salvataje de una empresa icónica.
SanCor CUL 3

Si en algo todos concuerdan es que sin el Estado no es posible revertir el escenario de la histórica cooperativa tambera. En este sentido, este lunes el presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, recibió a la pata privada del acuerdo para avanzar en el plan “reactivación de SanCor”. “Fue muy positiva”, dejaron traslucir quienes tuvieron acceso a la mesa de diálogo.

Negociaciones arduas, internas en el Gobierno y reclamos al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, confluyen en un memorándum de compromiso que va tomando forma. Según pudo saber Letra P, un sector de quienes negocian apunta a que esta semana se firme el fideicomiso, mientras que SanCor sostiene que aún no se convocó a una asamblea para debatirlo y que tampoco se está cerca. El objetivo del grupo empresario es estar en diciembre al frente de la administración.

La negociación para reactivar SanCor comenzó a finales de junio. Los primeros encontronazos se dieron cuando se conoció que la nueva propuesta no contemplaba al total del personal empleado, 1700 puestos. Para Atilra esto era innegociable, incluso se lanzó un paro nacional. Finalmente, acordaron una nueva propuesta sin despidos; aunque conocedores de la negociación deslizaron que no toda la plantilla quedará bajo la misma órbita. Una parte trabajará para SanCor CUL y otra parte en la nueva SanCor.

Del fideicomiso también participará el gremio como contralor. En este sentido, la letra chica aún se está revisando y Atilra busca tener acciones, en principio que le den privilegio en el poder de decisión. No descartan acciones que involucren dividendos. La garantía de una reactivación sin despidos y de la participación del gremio en el fideicomiso destrabó la situación, que terminó en un almuerzo de “camaradería” en Rosario.

SanCor y Atilra un solo corazón

Héctor "Etín" Ponce, el hombre fuerte de Atilra, surgió de SanCor, vive en Sunchales y tiene una relación especial con la cooperativa. “Necesitamos que SanCor funcione; no puede haber despidos”, sostienen en el entorno del secretario gremial. Por otra parte, hay quienes dicen que se juega mucho más que puestos de trabajo para Ponce. “La subsistencia de SanCor es la subsistencia del gremio”, definen quienes transitan la interna del sector lácteo.

Mientras Atilra juega el partido SanCor, se disputaron dos sprint finales. Por un lado, negoció una paritaria importante con una recuperación anual del salario del 50 por ciento y aportes extraordinarios. Por otro, Ponce revalidó su conducción dentro del gremio y hubo lista única. No todas las seccionales vivieron una situación similar, aunque en aquellas donde hubo más listas, también cosechó el apoyo.

La interna del Gobierno

La propuesta de reactivación apareció porque el Gobierno necesita que una empresa icónica como SanCor no caiga, señalan actores de la cadena láctea. “Un grupo, que forma parte del Gobierno, está operando en contra de esta propuesta'', aseguran. Actores cercanos al mundo sindical destacaron que un financiamiento que prometió el jefe de Gabinete, Juan Manzur, se buscó canalizarlo a través de una junta intercooperativa. “No nos parece el camino”, aseguraron.

Días atrás, Atilra emitió un comunicado sobre una operación mediática. “Hay gente que está empeñada en destruir y están buscando el modo de ensuciar”, señaló el gremio. Los cañones parecen apuntar a una funcionaria del Gobierno que se interesó en el tema SanCor. “Llaman para decir que la salida es por el mundo cooperativo, pero la pregunta es dónde estuvo los últimos dos años. Suena a que ahora que apareció el dinero, hay otros que quieren manejarlo”, soltó una fuente que participa de la negociación.

Lo cierto es que el sector cooperativo propone otra salida. “SanCor habrá de recuperarse capitalizando, desde el Estado Nacional, al propio sector cooperativo, que cuenta con todas las condiciones para salir adelante en el marco político de una gestión que está obligada a mejorar lo hecho en 2003/2015 y no a imitar los cuatro años posteriores. Por ello, manifestamos nuestro apoyo a una solución completa y sostenible que contemple prioritariamente los intereses de la propia SanCor, de sus trabajadores y trabajadoras y del Gobierno. Toda otra participación, que no se sujete a esa condición, desvirtuará las características que la hicieron grande”, puede leerse en un comunicado de la Confederación General de la Producción (CGP), integrada por 10 entidades.

Esa advertencia sobre un posible corrimiento de la esencia de lo que fue la cooperativa es lo que algunos llaman la “SanCor residual” que quedaría bajo la gestión de cuatro empresarios. “¿Será ahora una empresa mixta entre cooperativistas y privados? Como trabajadores veremos que se garanticen todas nuestras garantías”, señalaron.

El rol de Perotti

La mirada acerca del rol de Santa Fe es diversa. Los trabajadores aseguran que nunca hubo un acercamiento de la Casa Gris, incluso apuntan contra el ministro de Producción, Daniel Costamagna. En este sentido, un sector se quejó de la ausencia del gobernador en la firma del memorándum. Costamagna participó por Zoom ese lunes. Este medio consultó con el equipo del ministro, pero al cierre de esta nota no hubo respuestas.

Sin embargo, no son todas pálidas para Perotti. Destacan que la Nación tuvo más participación porque las herramientas estaban ahí y una pata del futuro fideicomiso reconoció la importancia que tiene la empresa para el gobernador. “Hay buena relación con quienes tienen intereses locales”, señalaron.

FUENTE: Rodrigo Bonazzola - Letra P

Te puede interesar