El Día después de Mañana

Política 14 de septiembre de 2021 Por Jorge Tribouley
Igual que en la película de ¿ciencia ficción?, la derrota del kirchnerismo de este domingo preanuncia formación de tormentas en la atmósfera política nacional. Nada que no hayamos previsto, cuando advertíamos que con 65% de imagen negativa del presidente Alberto Fernández y su vicepresidenta Cristina Fernández, nada bueno podría pasar en ese espacio.
Alberto - Cristina

Santa Fe no escapó a la catástrofe nacional y el Frente de Todos sucumbió por 10 puntos ante Juntos por el Cambio en una elección donde, pese a nuestro presentimiento, fue a votar menos que la media: 64%. 
Esa diferencia le empañó a Omar Perotti el holgadísimo triunfo ante Agustín Rossi, en una interna que por lo visto fue cerrada al espectro peronista, y a juzgar por los recursos utilizados, Perotti sobreestimó el poder de fuego interno del “Chivo” en el peronismo; pero no había que correr riesgos.

Para colmo de males, el diferencial de votantes de este domingo con la media de las generales, le estaría augurando a Juntos por el Cambio para el 14 de noviembre un techo a “prima facie” inalcanzable. 
A tal punto llega el optimismo en JxC, que allegados al sorprendente Maximiliano Pullaro ya sueñan con sentar seis diputados nacionales el 10 de diciembre (renuevan cinco). Un detalle: si así fuera el negocio político lo haría el PRO, pues de esas seis bancas, cuatro serían del sector.

El peronismo en apuros

Señalábamos en nuestra última columna que en esta PASO, el Gobernador Omar Perotti plebiscitaría su liderazgo interno. Nos equivocamos. Si bien nominalmente duplicó a su rival interno - y a su Vicegobernadora -  es tan profunda la herida producida en el peronismo que no dejará de supurar. 

Uno de los rivales internos ya anticipó que Perotti deberá cargar al hombro, solo, las elecciones de noviembre; otro señaló que en lo que a él respecta, las diferencias siguen intactas; y un tercero que “todo seguirá igual” (de mal).

El propio Gobernador avizoraba el panorama por venir cuando el domingo a la noche pronosticó que “la foto no siempre arregla las cosas”. Sólo se hubiera salvado si, como especulamos en esta columna, aquel miércoles del armado de listas, Perotti se hubiera ido de la Casa Rosada con la decisión de utilizar "Hacemos Santa Fe" para jugar por afuera (como Schiaretti). Pero era impensado: su vertiente aún no estaba en su punto de cocción para tal hazaña.

Su suerte fue y será la del kirchnerismo. Para bien o para mal.

Juntos por el Cambio sin techo

En la trilogía radical de Juntos por el Cambio, sorprendente triunfo senatorial del dueto Carolina Losada – Dionisio Scarpín (objetado por la lista de Pullaro ante el Tribunal Electoral), acompañados por la superlativa elección de Mario Barletta como precandidato a diputado nacional en esta capital, junto con la arrolladora elección de Scarpín en General Obligado.

Descollante elección de Maximiliano Pullaro del radicalismo NEO, que confirmó la fuerza de la territorialidad y la reivindicación de su figura en Rosario (salió segundo detrás de Angelini); y decepcionante la performance de José Corral que perdió en su propia ciudad (Santa Fe) y el resto de la Provincia.

Triste realidad de Federico Angelini – Amalia Granata, que no pudieron atraer hacia el redil PRO los votos independientes que necesitaban como agua en el desierto. Angelini solo ganó el Departamento Rosario, y la popularidad de Granata no le sirvió de mucho en el resto de la Provincia. 

El radicalismo de ahora en más le discutirá el “amarillismo” al PRO vernáculo, que seguirá teniendo en Angelini como su principal referente, toda vez que es el vicepresidente nacional y depositario partidario de las figuras de Macri, Bullrich y Larreta.

Centuriones de Maximiliano Pullaro y Felipe Michlig ya menean la candidatura a Gobernador del titular de NEO para el 2023. Casualmente en los festejos del búnker de Mario Barletta pensaban lo mismo con respecto de Losada.

El radicalismo, que seguirá en Juntos por el Cambio, ya tiene candidatos.

Frente Amplio Progresista: la resurrección

El espíritu de Miguel Lifschitz encarnado en su viuda Clara García, sumado al despliegue militante del socialismo en toda la Provincia, hizo que el PS doblegara en votos a su contrincante interno Rubén Giustiniani, apadrinado por el intendente de Rosario Pablo Javkin, quien revalidó sus títulos en la elección a concejal.

El FAP superó en las PASO el porcentaje obtenido en las generales del 2017 como FPCyS, y suponemos que ahora los dos sectores hasta el domingo en pugna, trabajarán para que la socialista ex intendente de Rosario Mónica Fein, ocupe la banca de diputado en el Congreso que definitivamente dejará Luis Contigiani. 
Naturalmente será una cuesta muy empinada, pues arrancan de un piso de tan solo el 11% frente al 30 % del PJ y el 40 de Juntos por el Cambio. 

La cuarta fuerza “outsider”

Si bien sus mentores esperaban un desenvolvimiento acorde con la atracción que generaba en sus presentaciones, los casi 50 mil votos de Alejandra “Locomotora” Oliveras como precandidata a diputada nacional junto con Betina Florito de senadora, les permitirán seguir viaje hacia el 14 de noviembre con UNITE.

Los números finales terminarán de consolidar los provisorios, y al menos ocho boletas reemplazarán a las 22 del domingo pasado en los pupitres del 14 de noviembre.

Jorge Tribouley

Director

Te puede interesar