Pasaron a disponibilidad a integrantes de la ex cúpula de la UR V Castellanos

Policiales 16 de noviembre de 2020 Por Castellanos de Rafaela
Las autoridades del Ministerio de Seguridad decidieron que los exjefes de la Departamental Castellanos y algunos de sus subalternos debían “irse a sus casas”. El Reglamento del Régimen Disciplinario Policial establece en su Art 90. que revistará en disponibilidad -entre otros- el personal que se encuentre bajo sumario administrativo.
Claudio-Romano-1
Claudio Romano fue pasado a disponibilidad .

Finalmente desde el Gobierno Provincial a través del Ministerio de Seguridad, se ordenó el pase a disponibilidad de exfuncionarios de la Unidad Regional V del departamento Castellanos con sede en Rafaela. La medida llega luego de que las máximas autoridades de la Departamental fueran desplazadas de su cargo tras una investigación de oficio que inició la fiscal Lorena Korakis luego de una publicación de Diario CASTELLANOS donde dábamos cuenta de graves irregularidades detectadas en un galpón donde se “guardaban” elementos que deberían haber sido entregados oportunamente a los efectivos policiales que prestan servicio en Rafaela y la región.

Los “disponibles”
De acuerdo a lo que pudimos saber los exfuncionarios que fueron pasados a situación de revista en disponibilidad son el director general Claudio Romano (exjefe de la UR V); director de policía Orfilio Rojas (exsubjefe); Ariel Palomeque (exsubjefe y durante muchos años jefe de División Logística); la ex Habilitada Subdirectora de Policía Mónica Correa; y el extitular de Logística, Comisario Supervisor Perezlindo. Con esta medida todos los mencionados están relevados del comando y de cualquier servcio policial.

Lo sucedido
En la página web de Diario CASTELLANOS el pasado 12 de octubre, con réplica en la edición papel del día siguiente, dábamos cuenta de una situación al menos irregular que se había detectado en el Área de División Logística de la Unidad Regional V. En aquel momento, fuentes irreprochables permitieron saber que se habría notado el faltante de computadoras, impresoras, equipos acondicionadores de aire; heladeras; tachos y bidones de aceite; repuestos de automóviles y camionetas; estanterías; y gran cantidad de otros elementos. También se especificaba entre los faltantes unas doscientas sillas y cerca de veinte cubiertas destinadas a los patrulleros de la Jefatura, además de baterías para los móviles. Todo lo mencionado se había conocido tras una investigación iniciada por cuenta de quien era Subjefe de la Unidad Regional V, el subdirector de Policía, Orfilio Daniel Rojas. Las fuentes aseveraron que por aquellos días, el subdirector Rojas habría ordenado la colocación de una consigna policial para resguardar elementos del Área Logística depositados en un galpón ubicado en el predio de Vialidad Provincial, donde funcionan otras dependencias de la Unidad Regional V. Esos efectivos que montaban guardia allí detectaron la presencia de una persona -luego identificado como Ariel Palomeque, exsubjefe de la UR V y extitular durante muchos años de División Logística- quien llegó al sitio con la intención de llevarse cosas que según manifestaba, eran de su propiedad. Obviamente que ello fue impedido dándose conocimiento de lo sucedido a Rojas, que se acercó al lugar para evitar el robo, aunque el individuo en varias oportunidades se habría llevado lo que se indica precedentemente. Todo lo antedicho estaría avalado por filmaciones y fotografías que habría obtenido el propio Rojas y que ahora seguramente esos elementos estarán en poder de la Fiscal designada para llevar adelante la investigación de oficio, que se habría ordenado desde la Fiscalía Regional tras hacerse público lo sucedido, en la página web y en la edición papel de Diario CASTELLANOS.

Rojas el primer “despedido”
Contrariamente a lo que podía suponerse, el primero en ser “despedido” por el escándalo fue el propio subjefe Orfilio Rojas. Claro que luego, por indicación del propio jefe Claudio Romano, Rojas no cumplió con su obligación de denunciar el hallazgo y eso le terminó costando el puesto. El resto, estuvo todavía casi un mes más en actividad hasta que finalmente -por lo que se dice- fue el propio gobernador Perotti quien metió mano en el tema y ordenó la “intervención” de la Departamental Castellanos poniendo al frente de la misma a la Directora de Policía Lic. Doris del Valle Abdala y como subjefe al Subdirector Lic. José Ángel Carruega quienes, a poco de asumir, hallaron también dentro de la Jefatura una dependencia cuyas puertas estaban cerradas con llave, donde se “guardaban” más de doscientos pares de borcegos y una gran cantidad de uniformes nuevos que nunca fueron entregados al personal policial. Ésto significó entonces que finalmente Claudio Romano (jefe); Orfilio Rojas (subjefe); Ariel Palomeque (exsubjefe); Mónica Correa (exHabilitada); y el suboficial Perezlindo (a cargo de División Logística).

Te puede interesar