Se calienta el proceso de transición en la provincia

Política 11 de octubre de 2019 Por
La transición política entre el gobierno de Miguel Lifschitz y el electo Omar Perotti llegó a su fin. Así lo definió uno de los integrantes de esta comisión, el diputado provincial Leandro Busatto. “Están empeñados en anticipar los tiempos y dejarnos un campo minado para que el gobernador que viene pague los males que este gobierno ha generado”, disparó el legislador peronista. El diputado Rubén Galassi, del oficialismo, sentenció: "Hasta el 10 de diciembre vamos a hacer lo que corresponde. Esto es una muestra de intolerancia no aceptar que no son mayoría".
galassi - bursatto

La convivencia entre el oficialismo y la oposición vivió hoy uno de los días de máxima tensión desde junio a la fecha. La mecha que encendió la bomba política fue la aprobación de una ley en la Cámara de Diputados por la que el Plan Abre se expandirá a los municipios de segunda categoría alcanzando unas 56 localidades y con un presupuesto votado del orden de los 3.500 millones de pesos para 2020.

La propuesta impulsada por el socialismo llegó al recinto por imperio de la mayoría, pero tanto el gesto legislativo como las implicancias que tendrá para las finanzas que administre Perotti hicieron explotar al peronismo. Los once diputados abandonaron el recinto en señal de disconformidad.

En el medio del trámite parlamentario sobrevuela una transición entre Lifschitz y el senador nacional por Santa Fe que fue degradándose. Primero fueron los llamados de atención con varias cartas giradas al ministro de Gobierno Pablo Farías solicitándole el estado de deuda, finanzas, personal y licitación en curso. Luego de varios chisporroteos, y el retiro de algunos referentes del justicialismo de la mesa de transición parece que todo llegó a su fin.

Comunicado del interbloque del PJ de la Cámara de Diputados

"En la sesión de este jueves en la Cámara de Diputados de Santa Fe, desde el interbloque del PJ nos manifestamos en contra del accionar de los diputados del oficialismo y nos retiramos para no convalidar, ni con la presencia ni con el voto, cualquier maniobra que persiga romper las prácticas, los usos y las buenas costumbres parlamentarias.
Consideramos que el oficialismo está incurriendo en este tipo de prácticas políticas buscando condicionar al futuro Gobierno. Hace un tiempo que se aceleró el proceso de sancionar leyes que hace años descansan en las comisiones de la Cámara de Diputados, buscando condicionar el funcionamiento y la toma de decisiones del Gobernador electo Omar Perotti.
Esta mañana nos convocaron, de acuerdo a lo acordado en la sesión pasada, a una reunión conjunta de las Comisiones de Presupuesto y de Asuntos Constitucionales. Íbamos a trabajar sobre una preferencia acordada que venía con media sanción del Senado (el proyecto para convertir en ley el Plan Abre), el oficialismo no obtuvo quórum suficiente para tratarla en sesión conjunta y avanzó de todas formas, violentando todas las prácticas parlamentarias.
Algo similar ocurrió en la sesión de la semana pasada, en la que se desconoció el acuerdo entre Perotti y Lifschitz para enviar el proyecto de ley de presupuesto para ser tratado por la futura composición parlamentaria.
Desde el justicialismo no vamos a convalidar este método de funcionamiento de la Cámara de Diputados, en la que se convoca a discutir de manera conjunta expedientes y como no funciona eso, atropellan los consensos y acuerdos políticos, para demostrar la fortaleza del oficialismo, ya devenido casi en oposición, y que busca condicionar política, institucional y financieramente al próximo Gobierno".

RESPUESTA DE GALASSI

El diputado socialista Rubén Galassi recogió el guante. “Hasta el 10 de diciembre vamos a hacer lo que corresponde. No podemos meternos en el túnel del tiempo y saltear esta etapa. Sacamos una ley legal y legítima, tenemos mandato y el Plan Abre ampliado beneficiará a municipios gobernados por el PJ. Es un argumento infantil, nunca dije que no iba a trabajar de legislador”, señaló Galassi.

Y enseguida agregó: “Es una muestra de intolerancia no aceptar que no son mayoría. Legítimamente pensamos diferente a ellos pero parece que están acostumbrados sólo a gobernar con mayoría y hacer lo que quieren”.

Te puede interesar