La semántica post electoral

Política 22 de noviembre de 2021 Por Darío Schueri - Santa Fe
Apenas se conocieron los resultados del pasado domingo 14, comenzó una guerra dialéctica para disimular fracasos, acotar triunfalismos opositores e internos, dividir aguas y marcar territorios de cara al 2023.
Losada-Scarpin-Ganadores-768x432

A nadie debería asombrarle que los políticos tejan acuerdos, alianzas, o hagan alguna que otra picardía, pensando en el futuro. Para ellos el presente es el futuro en construcción. Al fin y al cabo es su oficio, muchos de eso viven. Otros quieren entrar. 

La cocina de la política es como la de un restaurante: allí se van preparando los platos que después figurarán en la carta (las boletas) para que los comensales (los electores) elijan. A veces – nadie lo sabe ni debería preocuparse por saberlo, si no fuera porque nosotros los periodistas lo contamos – las preparaciones se queman, se pasan de cocción, quedan crudos, se arrebatan o les falta ingredientes. 

Veamos entonces cómo comienzan a prepararse los menús para las elecciones del 2023. 

El peronismo en modo recalculando

El propio presidente del Partido Justicialista, Ricardo Olivera de manera hidalga y descarnada describió las elecciones del pasado domingo como catastrófica, y en lugar de socializar culpas cargó honrosamente con la responsabilidad como conductor del Partido; y llamó a una reunión catártica para esta semana.

Otros, como el “Chivo” Rossi (en cierta medida Oscar “Cachi” Martínez también junto con otros sectores del peronismo) prefirieron direccionar los dardos envenenados hacia el Gobernador Omar Perotti y su "Hacemos Santa Fe" como mariscal de la derrota. Será el propio peronismo, y en gran medida el Gobernador Perotti como líder formal, quien deberá resolver si quiere retener el poder en el 2023, o rifarlo como en años anteriores en su canibalismo interno. 

El delfín de Perotti para el 2023, Roberto Mirabella deslizó la primera picardía para dividir las aguas en la oposición: “El peronismo y el socialismo deberían acercarse en Santa Fe”, insinuó en un reportaje al portal Letra P, a sabiendas de que nadie le creería, pero apelando a la natural predisposición que tienen los políticos de desconfiar de todo el mundo y ver fantasmas. La cizaña fue sembrada. Y cualquier movimiento que se haga de ahora en más – así sea votar juntos un homenaje en la legislatura – siempre será visto por ojos conspirativos.

Los radicales abren el juego rumbo a la gobernación. ¿Y el PRO?

Un rato antes, Julián Galdeano (el “padre de la criatura”: Carolina Losada) en un reportaje al mismo portal (plataforma elegida por lo visto para los meta mensajes políticos) le habría dejado en claro a sus correligionarios – sobremanera a los ya lanzados y los que andan con ideas peregrinas – que no cenen en el desayuno. 

Antes que ellos dos, el astuto intendente de Rosario, Pablo Javkin subió a internet una selfie con el senador nacional electo Dionisio Scarpín y la titular del Concejo rosarino, la radical María Eugenia Schmuck. Javkin envió un mensaje cifrado a sus socios del FPCyS – básicamente los socialistas – y Scarpín le hizo saber a sus correligionarios que tiene otras intenciones electorales para el 2023.

Si el peronismo tiene por delate un fortísimo debate fruto de la derrota, la triunfante coalición Juntos por el Cambio no le va en zaga, pero “por culpa” del triunfo. Ahora todos se animan; las legítimas ambiciones de algunos más temprano que tarde se encontrarán con otras también genuinas. 

Concretamente Maximiliano Pullaro ya hizo saber inmediatamente después de las PASO sus intenciones gubernamentales con la conducción estratégica de Felipe Michlig, apalancado a nivel nacional por Martín Lousteau y Facundo Manes. 

A Lousteau el sector Neo – Evolución que lidera Pullaro lo banca para presidir la UCR. Uno de los referentes de Neo - Evolución Carlos Fascendini, acaba de ser designado delegado titular al Comité Nacional junto con Carolina Piedrabuena, y el diputado Fabián Bastía – una de las manos derechas de Pullaro y vaso comunicante con el senado – delegado suplente.

El electo diputado nacional Mario Barletta, socio de Galdeano en el reciente triunfo legislativo nacional, ya no tiene muchas ganas de ser candidato a intendente de Santa Fe en el 2023; ¿Y si mirase con cariño la posibilidad de ser candidato a Gobernador? Georgina Losada, desconocida hermana de Carolina fue designada también como delegada titular al Comité Nacional de la UCR, junto con un puntal de Barletta: Darío Boscarol. Este sector respalda al gobernador jujeño Gerardo Morales como candidato a presidente de la UCR.

Carolina Losada no para de dar reportajes a medios nacionales, y de seguro que su senaduría no pasará desapercibida junto con la del cordobés Luis Juez; ambos con sus improntas resonarán cada semana en los medios. Y CFK los sufrirá.

El líder del PRO santafesino Federico Angelini dejó en claro que el PRO presentará batalla presidencial y gubernamental. 

Clara García: la sucesora

El socialismo, con el tercer lugar de Clara García y la diputación nacional de Mónica Fein, sigue con vida para sentarse con pretensiones en futuras mesas de negociaciones y alianzas. Sin el radicalismo Neo y Miguel Lifschitz, los 200 mil votos obtenidos el domingo serán los ladrillos para comenzar a construir una nueva historia.

Los emergentes piden pista

Carlos del Frade con sus 80 mil votos sabe que dentro de dos años volverá a sentarse en la banca que actualmente ocupa; mientras que la hasta ahora ignota "Somos Vida", Betina Florito (ocupó la banca de diputada provincial de la mano de Amalia Granata y hoy tiene bloque propio) obtuvo preciados 70 mil votos propios para comenzar a tallar en la vida política; sus pares ya se lo están reconociendo.

Precisamente Amalia Granata después del porrazo de las PASO junto con el PRO, ahora columpia entre dos sectores radicales – y también el PRO – que no subestiman su poder de fuego a futuro.
Granata no es una chica dócil en términos políticos. Más bien tendemos a pensar que su aura de sugestivo misterio e insondables intenciones, lo utilizará para llegar hasta el inicio del 2023 sin tomar compromisos.

El santafesino Gonzalo Mansilla de Souza fue reelecto al frente del Comité Nacional de la UCDe, y de esa manera en Santa Fe, el remozado partido en alianza con Avanza Libertad de José Luis Espert, pugnarán por sentarse en la amplia mesa de acuerdos del embrionario frente de frentes que impulsan los cambiemitas vernáculos.

El 10 de diciembre comenzará a escribirse el verdadero inicio del electoral 2023. Por ahora todo es pura semántica.

Te puede interesar