La ley de Educación Sexual Integral tiene otra vez media sanción de diputados santafesinos

Política 09 de octubre de 2020 Por La Capital de Rosario
Una vez más, Santa Fe está a un paso de contar con su propia ley de Educación Sexual Integral (ESI). La legislatura aprobó este jueves el proyecto que había sido presentado este año por el bloque de diputados del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS).
camara diputados 2020 sexti

Ahora será el turno del Senado de debatir el proyecto que busca garantizar el derecho de todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la provincia a acceder a una educación sexual integral laica, con perspectiva de derechos humanos, género y diversidades sexuales en los establecimientos públicos, de gestión estatal, privada, cooperativa y social.

Si bien la obligatoriedad de la ESI en las escuelas está determinada en todo el país desde 2006 con la aprobación de la ley nacional, el debate en Santa Fe lleva ya varios años e incluso en 2018, la Cámara de Diputados llegó a aprobar una iniciativa que los senadores santafesinos nunca discutieron.
 
Con el inicio del año legislativo 2020, la diputada Gisel Mahmud (FPCyS) insistió con la presentación de un nuevo proyecto de ley para garantizar que además del cumplimiento de la normativa a nivel nacional, la provincia tenga su propia norma.

Esa fue la propuesta que debatió en la comisión de Educación, donde hubo tres jornadas de discusión con la participación de organizaciones de padres, entidades civiles y religiosas, organizaciones feministas y de mujeres, y no quedó exceptuada de polémica, ya que allí se sumó a las exposiciones el psicólogo Ezequiel Baigorria, integrante de la agrupación Padres de Pie, que fue denunciado por las organizaciones que trabajan por la defensa de los derechos humanos con perspectiva de género y de diversidad sexual por plantear posiciones que “son contrarias a derecho, lesionan y vulneran derechos humanos fundamentales, e incitan a la violencia”.

Así y todo, la iniciativa obtuvo el dictamen de mayoría de la comisión, fue ratificado en la Comisión de Presupuesto y Asuntos Constitucionales, se aprobó este jueves, solo con los votos en contra de los bloques Somos Vida, Somos Vida y Familia, los diputados Gabriel Chumpitaz y María Ximena Sola (PRO), y Cesira Arcando (Juntos por el Cambio).

Los legisladores que impulsan la normativa vienen recalcando la necesidad de avanzar en ese sentido, del mismo modo que lo vienen sosteniendo organizaciones feministas y de disidencias que buscan no sólo garantizar derechos, sino que además señalan que se trata de una herramienta clave en la prevención de violencia y abusos.

“Su implementación ha permitido visibilizar los delitos que se cometen contra la infancia y la adolescencia, siendo una herramienta insuperable para la protección de las mismas contra la violencia sexual”, vienen señalando las impulsoras de la norma, e incluso el propio Ministerio de Educación de la provincia informó al final de 2019 que 493 situaciones de abuso sexual infantil y adolescente, y 507 situaciones de violencia familiar se detectaron en las escuelas de la provincia a través de los espacios de ESI.

La pelota en el Senado

Ahora, una vez más, la decisión y el debate está en manos de los 19 senadores santafesinos que ahora deben tratar el proyecto y dar, o no, sanción definitiva a la norma.

Si bien desde las organizaciones son optimistas, nadie olvida que en 2018, con un escenario similar, la iniciativa había sido aprobada por los diputados, pero nunca siquiera fue tratada por el Senado.

 “Es un paso más y esperemos que esta vez los senadores lo traten y no lo dejen caer, y lo hagan siempre planteando la ampliación de derechos y nunca reduciéndolos”, señaló minutos después de la aprobación Claudia Mauri, integrante de la organización feminista Las Pauluzzi.

La militante afirmó que “hubo un cambio social en este tiempo”, y sobre todo, destacó que “son en estos días los jóvenes los que más atentos están a que haya ESI en las escuelas, y especialmente desde los centros de estudiantes”.

“Lo que decimos nosotras, como feministas, es que vamos a seguir acompañando ese proceso, para que la ley contemple todos los aspectos: derechos humanos, diversidad, afectividad, cuidado del cuerpo y salud, y perspectiva de género; así como todas las leyes sancionadas desde 2006 a esta parte”, concluyó.

Una norma celebrada

La docente y referente de la Asamblea Permanente por la ESI, Dolores Covacevich, señaló la “importancia de la aprobación en diputados”, y recordó que el último Agitazo llevado adelante para exigir la aprobación de la ley se llevó adelante en en septiembre pasado.

“Es un hecho destacable porque se trata de un proyecto que llega con los consensos de varios bloques, y con un texto que nos da alegría”, indicó la activista por la ESI, que recalcó que se trata de una iniciativa que “no sólo contempla la perspectiva de género, laica, de derechos humanos y de diversidad, sino además la creación en el marco del Ministerio de Educación de una Dirección de ESI, algo que es clave y no estaba en las inicativas anteriores”.

Si bien recuerda el escenario de 2018, considera que “hay que ir por la positiva de lo logrado hasta acá, con esta media sanción que no es para nada un hecho menor en la ampliación de derechos, y seguir peleando por lo que falte”; y afirmó que tener una ley provincial es “central para construir las condiciones sociales que garanticen la igualdad real de derechos”.

Te puede interesar