Media sanción del Senado de Santa Fe a la paridad de género

Política 19 de junio de 2020 Por El Litoral de Santa Fe
En una sesión cuyos protagonistas han considerado “histórica”, el Senado de la Provincia de Santa Fe votó por unanimidad un proyecto de ley que consagra la paridad de género, para los tres Poderes del Estado, los partidos políticos, las asociaciones, los consejos y colegios profesionales. Esas representaciones deberán tener, de manera progresiva, una integración del 50% de mujeres y varones.
camara senadores prov 2020 2

La iniciativa pasa a Diputados que, dos años atrás, impulsó otro proyecto de ley menos abarcativo que el que ahora votó –sobre tablas y por unanimidad- el Senado santafesino.

Rubén Pirola (PJ-Las Colonias) es el autor de la iniciativa que volvió a presentar a principios de mayo (como hace dos años), y ahora logró el consenso necesario para su aprobación sin votos por la negativa ni abstenciones.

El texto que logró la media sanción tiene la firma de los 19 senadores y parte de los principios de paridad “vertical y horizontal” para las representaciones políticas de los cuerpos legislativos, así como el gobierno provincial, la integración del poder judicial e incluso las presentaciones colegiadas profesionales.

A fuerza de discusiones durante las dos últimas semanas, el radicalismo (en minoría) entendió que era mejor no avanzar con su propio proyecto de ley y, en cambio, optó por lo consensuar cambios en el de la mayoría.

Así se incorporaron a esos principios los de la “progresividad” para que los poderes del Estado adapten su integración a la equidad en partes iguales de varones y mujeres en sus cuerpos.

De barrera a vanguardia

Es importante destacar que el Senado santafesino era visto por el movimiento de mujeres -y por algunos integrantes de la Cámara de Diputados- como una verdadera barrera a las aspiraciones feministas. Hoy, el senador Felipe Michlig (UCR-San Cristóbal) explicó en nombre de su bloque que han sido lecturas prejuiciosas las que ubicaban al cuerpo en ese rol, y manifestó su orgullo y felicidad por la media sanción. Su discurso, como el de los demás senadores ubicaron a la Cámara en un impensado papel de vanguardia para el avance de la legislación.

En idéntico sentido, Armando Traferri  (PJ-San Lorenzo) habló de las condiciones políticas que han creado los senadores de todos los partidos políticos para “poder debatir y sobre todo poder y saber escucharnos”. Aseguró que “son muy pocos los cuerpos deliberativos donde el debate está regido por el respeto y donde la mayoría (que él encabeza) no impone el número a la  minoría” sino que sostiene el debate.

El jefe del bloque Juan Domingo Perón dijo que no quiere volver al Senado de 2006-2007 cuando las decisiones (que muchas veces no llegaban de la propia Cámara sino del Ejecutivo) se imponían por la fuerza de los números.

Aplausos

Hubo aplausos para cada una de las intervenciones de los senadores, así como de la vicegobernadora Alejandra Rodenas que pidió permiso para hablar y destacó el paso que había dado el Senado al “romper el techo de cristal”, que se impone “a las mujeres en sus derechos políticos”.

 La titular del Senado estaba emocionada y felicitó a los integrantes del cuerpo que preside, que tiene 18 varones y una mujer (la senadora Cristina Berra, ausente con aviso). Dijo que los legisladores son “varones en deconstrucción”, los felicitó por saber cambiar y propiciar una norma que es parte de una historia en la que las mujeres “lucharon contra un patriarcado” que también fue “cambiando en cada época”.

Raúl Gramajo (PJ-9 de Julio), presidente de Asuntos Constitucionales, recordó que recién en 1926 la mujer fue considerada un sujeto “capaz” de tener derechos civiles al reformarse el código.

“Democratizar”

Pirola citó a una autora peruana, Beatríz Llanos Cabanillas,  para sostener que “la paridad es una nueva concepción del sistema democrático que sin pretender reemplazar la representatividad democrática” aspira a completar la histórica “promesa incumplida de la universalidad de los derechos”, en el movimiento por los derechos humanos. Pirola dijo que la ley pretende ser “un medio para universalizar la democracia”, antes de agradecer a su equipo de colaboradores, a todos su pares, a la vicegobernadora y muy especialmente a todas las dirigentes del movimiento de mujeres de Santa Fe que acercaron sus propuestas para enriquecer la norma.

Para Pirola “la diferencia sexual” se convirtió en “una categoría política que excluyó a las mujeres” que ahora puede revertirse. Aseguró que “la igualdad no es punto de partida sino el punto de llegada al poder democrático”.

Referencias

Cada senador pudo encontrar en su propia historia partidaria referencias para con la lucha de la mujer en el país y en Santa Fe. Obviamente, los justicialistas hablaron de Eva Perón y los derechos políticos que por fin llegaron al país durante la década del ’40, mientras que los radicales recordaron que durante el gobierno de Alfonsín hubo dos avances decisivos: la ley de divorcio y la nueva ley de patria potestad (que hasta entonces era sólo de los padres varones). Desde ambos sectores se recordó que la Provincia de Santa Fe ha sido pionera en contar con el matrimonio civil, la secularización de los cementerios y la creación de un registro civil entre otras leyes de avanzada a principios de siglo.

Te puede interesar