Calculan el déficit provincial en 10.500 millones de pesos

Política 02 de agosto de 2019 Por
Aunque el número ya había trancendido, este jueves se terminó de confirmar el dato en la nueva reunión que mantuvieron los integrantes de los equipos del gobierno saliente y el entrante. El monto representa el desequilibrio fiscal del primer semestre del corriente año. De todas formas, rechazaron cualquier definición alarmista o que condicione el diálogo. “No lo pondría en esos términos”, dijeron ante la expresión “pesada herencia” que un periodista usó en su pregunta.
transicion perotti 2

A un mes del primer encuentro, en la mañana de este jueves 1, se realizó la segunda reunión de transición en la Casa Gris de los equipos del gobierno de Lifschitz y del electo gobernador Omar Perotti, en la cual el principal tema a tratar fue la situación financiera de la Provincia.

A solas estuvieron - durante dos horas - con los ministros de Gobierno, Pablo Farías y de Economía, Gonzalo Saglione; los senadores justicialistas Alcides Calvo y Armando Traferri; los diputados Leandro Busatto y Roberto Mirabella; el exministro Coordinador durante la gestión de Jorge Obeid, Rubén Michlig; y la actual diputada nacional Silvina Frana, en representación del sector de María Eugenia Bielsa.
El dato principal que surgió del encuentro es que la cifra del déficit provincial en el primer semestre del año alcanzó los 10.500 millones de pesos, aunque el Ministro de Economía de la Provincia explicó que “el déficit contable no se computa como recurso”, por lo que es “artificial” en ese sentido. “El déficit que requiere financiamiento es de 7.000 millones de pesos”, aclaró.

Causas y consecuencias
Saglione explicó – según refirieron las crónicas periodísticas de los medios santafesinos - luego que “la caída de los subsidios al fondo sojero, al transporte y a la tarifa social eléctrica impactan y generan un menor ahorro corriente en el Presupuesto provincial. De todos modos hay que seguir marcando que Santa Fe sigue teniendo un superávit económico y tiene un déficit fiscal final que se deriva de haber tomado la decisión de sostener la obra pública”.
De todas formas, el Ministro destacó que “en este primer semestre” la obra pública en Santa Fe “creció en términos reales” aunque resaltó que “viene aumentado por la inflación acumulada en ese período de tiempo”.
Por su parte, los representantes elegidos por el gobernador electo se retiraron conformes tras la reunión, aunque remarcaron algunas diferencias con el Gobierno actual respecto al desequilibrio fiscal santafesino
Mientras que los voceros del Gobierno de Miguel Lifschitz aseguraron que el déficit que sufren las cuentas provinciales es producto de la crisis económica nacional y su impacto en la Provincia, para los hombres que hablaron por Perotti esa realidad explica solo una parte del desequilibrio. También señalaron el crecimiento del gasto corriente como un producto de la actual gestión.
De todas formas, rechazaron cualquier definición alarmista o que condicione el diálogo. “No lo pondría en esos términos”, dijeron ante la expresión “pesada herencia” que un periodista usó en su pregunta.

Balance
Al terminar el diálogo en la mesa de transición, uno de los integrantes de la gestión entrante, el diputado provincial Roberto Mirabella, respondió que “nos vamos conformes con la reunión. Obviamente algunas cosas que nosotros planteamos es que no queremos confrontar con lo que nos van a dejar. Queremos coincidir en el diagnóstico de la realidad de lo que está pasando en Santa Fe”.
Además, explicó la posición del equipo que representa afirmando que ven un contexto nacional que “se está agravando en lo que hace a la actividad económica que está cayendo y esto va a repercutir en la recaudación provincial, tanto en los ingresos propios como los ingresos por transferencias".
De todas manera remarcó la preocupación que tienen por el posible incremento del déficit para diciembre y pidió responsabilidad de parte del Gobierno de Lifschitz hasta fin de año con los gastos de la Provincia.

Pago de sueldos
“Queremos comenzar a gobernar y que no esté afectado el funcionamiento del Estado en lo que hace al pago de los sueldos como lo que hace a la administración o a las licitaciones ya adjudicadas que están en marcha”, afirmó Mirabella.
En cuanto a la aplicación de la cláusula gatillo, ante una pregunta afirmó: “Está claro que le corresponde a los actuales funcionarios evaluarlo, el acta firmada dice que en agosto se debe evaluar el comportamiento del Presupuesto, de la recaudación y de la inflación, razón por la cual según la evaluación que haga la Provincia será la decisión que se tome. Somos muy respetuosos de su decisión. Esperamos que sea a partir del comportamiento de estas variables”.

El pase a planta de los contratados
Como se sabe, los gremios estatales reabrieron las paritarias con el Gobierno provincial para analizar el pase a planta permanente de empleados que hace varios años que están revistando como contratados. Es un tema sensible en cualquier transición de un gobierno a otro. Sobre el tema, el diputado provincial Roberto Mirabella – quien reemplazará a Perotti en la banca de senador nacional a partir de diciembre - afirmó que “lo conversamos, está dentro de la comisión técnica que está discutiendo con los sindicatos y haciendo un análisis de donde están y de cuánto tiempo son, que tipo de contratos son. Me parece que va ser más lento de lo esperado”.
Respecto del número total dijo que todavía no hay información oficial. “Nos dijeron que quieren ir viéndolo a medida que tengan un relevamiento de cada ministerio”, contestó.

Finalmente, el legislador también abordó el tema de la obra social de empleados públicos de la provincia de Santa Fe. Al respecto indicó que “es una situación bastante delicada que tiene la obra social, lo mismo que la Caja de Jubilaciones, son aspectos que tienen que ver con el gasto corriente y no escapan a esta realidad”.

Más tarde, Rubén Michlig confirmó que en la Caja se pierden “mil millones de pesos mensuales, según lo que indica la proyección y depende en gran parte su financiamiento de lo que la Nación transfiere. Hay una deuda pendiente del año pasado y de los anticipos para este año que podrían amortiguar el déficit”.

Te puede interesar