La Nación le pidió un plan de ajuste "serio" a la cooperativa Sancor

Empresas 10 de marzo de 2017 Por
El Gobierno nacional y la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (Atilra) pidieron el jueves 9 a las autoridades de la cooperativa Sancor presentar un "plan de reestructuración serio, a largo plazo y no coyuntural" para intentar superar su grave crisis que pone en riesgo 500 empleos.
0019844998

Fue durante la reunión que mantuvieron los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y de Trabajo, Jorge Triaca, con autoridades de Sancor, entre ellos el presidente de la cooperativa, Gustavo Ferrero, y del gremio (Atilra), representado por su secretario general, Héctor Luis Ponce. También estuvieron presentes el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INA), Marcelo Collomb, y otros funcionarios.

El ministro de la Producción provincial, Luis Contigiani, alertó el miércoles 8 sobre el impacto devastador que tendría la profundización de la crisis en la economía de decenas de pueblos de las provincias lecheras y reclamó que el plan de reestructuración de la compañía respete el modelo cooperativo. Su sospecha es que el Gobierno nacional considera que la solución más adecuada es que la firma "se concurse y se venda".

"Entiendo que pueda haber una precaución frente a cuestiones de modelos gerenciales, pero lo que se dijo no es una respuesta en sí misma", reiteró ayer.

En tanto, el Ministro de Agroindustria de la Nación recordó: "Sancor es una empresa tradicional, histórica, que hace bastante tiempo que viene a los tumbos". Agregó: "En los últimos años los problemas fueron de tal magnitud que el Gobierno anterior gestionó un contrato de provisión de leche en polvo a Venezuela a un precio exorbitante". Reconoció que eso hizo que la empresa "más o menos acomodara las calzas y empezara a caminar" pero opinó: "Nada de eso era sustentable".

Manifestó: "En el contrato con Venezuela hay un saldo de más mil millones de pesos que está debiéndole Venezuela a Sancor". Los pagos se realizaban a través del fideicomiso del Banco Nación creado en 2004, conformado por lo que Argentina le pagaba al país caribeño por la compra de petróleo. El actual Gobierno desactivó ese fideicomiso el año pasado. Eso complejizó la ya difícil gestión para cobrar. "Los pagos, que los ordena el comitente, PDVSA, no salieron", narró.

Sancor cerró temporalmente desde esta semana las plantas emplazadas en las localidades de Brinkman (Córdoba), Coronel Charlone (Buenos Aires), Coronel Moldes (Córdoba) y Centeno (Santa Fe). Involucran en total a 500 empleados.

Te puede interesar