La nueva joya deportiva de Renault

Autos y Motos 22 de junio de 2016 Por
Producido exclusivamente para Latinoamérica y con el ADN de Renault Sport, el Sandero R.S.2.0 es el hot-hatch que llegó para hacer historia
renault-2223423h540

No es ninguna novedad que Renault suela sumarle a sus modelos de calle una versión deportiva. Megane, Clío y Twingo, por nombrar solo algunos, tuvieron su versión R.S., las siglas que remiten directamente a Renault Sport, la división de la compañía que desde 1975 se ha dedicado a desarrollar los autos de competición y que traslada esa experiencia e innovación a las famosas líneas de Renault. Pero el mayor diferencial del Ranault Sandero R.S. 2.0 es que fue pensado y fabricado exclusivamente en y para Latinoamérica.

Producto de una intensa colaboración entre los equipos de diseño y producción de Argentina, Brasil y Francia, el Sandero R.S. 2.0 llega para satisfacer las demandas particulares del público sudamericano a la hora de elegir un auto deportivo. La marca notó que tanto en Brasil como en nuestro país se vive una gran pasión por los "fierros" y las carreras, y que se valora mucho el diseño y la apariencia deportiva de un auto. Por eso, desde el Design Center de San Pablo primero y desde la planta de Curitiba después, llega este hot-hatch que marcará un hito en el segmento.

Diversión al volante

El nuevo Renault Sandero R.S. 2.0 no se limita a renovar la línea y agregarle un motor deportivo. En realidad, fue pensado desde otro concepto y por eso las diferencias respecto del modelo tradicional son tantas: suspensión, frenos, dirección, motor, cambios, volante y butacas, fueron desarrolladas para alcanzar una mayor performance.

Pero más allá de sus prestaciones, lo que mejor define al auto es su faceta emocional. Manejar es hoy una fuente de sensaciones y por eso las marcas se preocupan cada vez más por orientar el diseño y las características del auto para que conducirlo se convierta en una experiencia placentera. Y es ahí donde el Sandero R.S. 2.0 marca una gran diferencia entre los deportivos, porque muchos de sus detalles transmiten diversión. ¿Por ejemplo? El botón R.S., que permite sacar los controles y cambiar el sonido y la respuesta de aceleración.

Foto 1 de 8

Deportivo en el rendimiento

En cuanto a las virtudes técnicas, el gran secreto es su puesta a punto y su minuciosa calibración. Los más fierreros sabrán apreciar que se modificó la presión de inyección en un 20 por ciento y que el sistema de escape vio aumentado su diámetro desde el múltiple hasta el silenciador para liberar más presión. Pero aún quienes no sean tan tuercas notarán una mejor estabilidad y tenida a altas velocidades, especialmente en las curvas, gracias a la doble rigidez de su amortiguación.

Si el auto se siente deportivo en el manejo, ese carácter se refuerza desde el diseño interior gracias a los colores y los materiales escogidos para la butaca, el tapizado, la pedalera, el volante y la palanca de cambios. Por fuera, ese espíritu competitivo se percibe en el paragolpes frontal, que presenta un borde con el estilo de un Fórmula 1, en el sello R.S., en el alerón trasero, en el doble escape y en las cubiertas de 17 pulgadas.

Alta deportividad, máximo confort y tecnología de vanguardia se combinan de manera perfecta en el Renault Sandero R.S. 2.0, un auto para quienes buscan nuevas sensaciones y diversión.

Te puede interesar