Piden en el Senado medidas urgentes ante el "deficiente servicio" de la empresa Güemes

Provincia 22 de abril de 2022 Por El Eco de Sunchales
Tras la denuncia pública conocida el lunes pasado, de que la empresa General Güemes había sacado desde la Terminal de Rosario un coche hacia Rafaela con cartones sobre los vidrios rotos, la Cámara de Senadores de la Provincia de Santa Fe aprobó el Proyecto de Comunicación del senador Alcides Calvo, solicitando a la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) y a la Secretaría de Transporte de la Provincia, que adopten medidas urgentes.
Micro Guemes con cartones 1

La iniciativa solicita medidas urgentes ante el incumplimiento en los horarios, frecuencias y el mal estado de las unidades que provocan un deficiente servicio de transporte de pasajeros que presta a los usuarios la empresa de Transporte Interurbano de Pasajeros “General Güemes Transporte Automotor S.A.”, desde la ciudad de Rosario a Rafaela y viceversa.

Señala el senador Calvo que “la situación planteada en el proyecto es de público y notorio conocimiento. La última publicación al respecto es del diario “La Capital” de Rosario, de fecha 18 de abril del corriente año, titulada “Un ómnibus viajó de Rosario a Rafaela con cartones en las ventanillas en lugar de vidrios. También existe una página de Facebook "Empresa General Güemes-usuarios enojados", sitio que cuenta con más de 3.600 adherentes y se ilustra con las imágenes cotidianas la situación que viven los pasajeros diariamente”.

En los fundamentos del proyecto se destaca el incumplimiento y la deficiencia en la calidad del servicio otorgado a los pasajeros que utilizan el mismo, y que viene sucediendo durante años. Día a día los reclamos de los usuarios son mayores, contando lamentablemente con un muy mal estado y falta de limpieza de las unidades, el incumplimiento del horario y las frecuencias, butacas rotas, pasajeros viajando parados durante largos tramos, y constantes desperfectos mecánicos que no solo afectan la calidad del servicio, sino que generan la posibilidad de riesgo en la seguridad de los pasajeros.

Explica el legislador que, “creí oportuno hacer llegar esta problemática a las autoridades correspondientes, atento el reclamo constante efectuado por los usuarios del transporte público de pasajeros y en la búsqueda de terminar con la penosa y peligrosa forma en que son trasladados los pasajeros del mencionado corredor, y que data de un prolongado tiempo en el cual los usuarios vienen reclamando ante diferentes medios. Por ello, haciéndome eco de la situación he presentado el Proyecto de Comunicación que ha contado con el acompañamiento de mis pares”.

Para finalizar, Calvo dijo, “por estos días resulta inadmisible que se brinde un servicio de transporte con estas características, por más que se puedan plantear distintos argumentos, aquí lo que se traslada son personas y principalmente muchos jóvenes que tienen que utilizarlo para cumplir con sus estudios o por cuestiones laborales.

Micro Guemes con cartones 2

Desde la Cámara

En tanto, desde la Cámara Empresaria del Transporte Multimodal de Pasajeros de Santa Fe (Cetramp), Saúl Isacson dijo estar de acuerdo con que "no es forma la de presentar un coche" con ventanas con cartones como sucedió el domingo pasado. "No es el servicio que los pasajeros merecen", añadió.

Pero, a la vez, remarcó que Güemes y el resto de las ocho empresas que nuclea el organismo que preside "tienen coches limitados". Señaló que de acuerdo acuerdo a la ley deben tener un exceso del 20% por arriba de la flota necesaria para brindar los servicios una exigencia que "en épocas normales" tienen y "generalmente de sobra", pero "después de la pandemia, la mayoría de las empresas no estuvieron en condiciones de comprar unidades nuevas y hubo modelos que se cayeron por los años máximos permitidos".

Cetramp agrupa a las empresas Güemes, Arito, La Verde, Los Ranqueles, Tata Rápido, Transur y Godoy. Isacson sostiene que todas ellas han sido perjudicadas por los dos años de pandemia y el fin de semana de Pascuas esa situación se visibilizó.

"Un fin de semana como el de Semana Santa la demanda excede en mucho la habitual: se incrementa más del 100% de la cantidad de pasajeros, lo que implica poner horarios de refuerzo", comentó y aseguró que "Güemes se encontró con esta situación cuando le rompieron los vidrios".

Para él, la empresa debía tomar una decisión rápida. "No sacar el vehículo y devolver los pasajes, lo cual implica que pasajeros que estuvieron de paseo por el fin de semana tienen que buscar donde alojarse o la segunda opción era sacar el coche en las condiciones como lo hizo", evaluó.

Finalmente, concluyó: "Creo que ninguna de las opciones es buena, todo apunta a manejar recursos escasos, muy escasos, los que conspiran con la posibilidad de un mejor servicio".

Te puede interesar