Los estatales quieren seguir negociando

Provincia 11 de marzo de 2019 Por
Jorge Molina de UPCN dijo que los “retoques” ofrecidos por el gobierno este martes son “un pequeño paso adelante”, aunque aclaró que “no tenemos la satisfacción total” pero que comenzarán a trabajar junto con el gobierno en una nueva redacción de la “cláusula gatillo”.
reunión-paritaria-administración-central-_cut

Molinas afirmó que el aumento “universal” (para todos los empleados públicos) de 1200 pesos es “insuficiente”, mientras que siguen reivindicando el concepto de porcentaje salarial para empezar las negociaciones.

La cláusula gatillo “atada a la recaudación” sujeta a revisión

Lo que el gobierno les propuso a los sindicatos estatales –ahora sujeto a correcciones - para la política salarial de 2019, es que la cláusula de actualización automática tenga límites por si se produce un desfasaje  muy importante entre el incremento inflacionario y el real incremento de los ingresos provinciales. De esta forma, el gobierno provincial prevé un resguardo ante posibles situaciones de exceso inflacionario, pero garantiza que los salarios continúen actualizándose.

La aplicación del mecanismo de resguardo salarial deberá observar la evolución de los ingresos tributarios que perciba la Provincia. En aquellos meses de 2019 en que la evolución acumulada interanual de los recursos tributarios resulte inferior a la evolución interanual del IPC en dichos meses, la actualización salarial antes expuesta se aplicará hasta el límite de los ingresos.

Esto significaría que mes a mes se irá comparando el aumento porcentual de recaudación acumulada en 2019, respecto al aumento de la recaudación acumulada en idénticos meses de 2018 junto a la evolución interanual del IPC (índice de precios al consumidor) y si el porcentaje de recaudación es mayor o igual a la inflación, se aumenta como hasta ahora.

Ahora bien, si el porcentaje de aumento la recaudación es menor a la del IPC,  se aumenta solo una parte del porcentaje de inflación. Todo ello mediante un cálculo matemático que, suponemos, para que los sindicatos no desconfíen deberían poder hacerlo también los equipos técnicos gremiales, para lo cual deberán contar con los datos exactos de la recaudación.

Ya antes de la reunión de este lunes, los gremios criticaban el doble estándar de la medida, debido a que si los recursos estuvieran mejor que la inflación, el gobierno aumentaría por inflación (aprovechándose de la diferencia), mientras que si los recursos fueran peor que la inflación, la mejora sería menor a la inflación.

Te puede interesar