Primeros signos de reactivación en la obra de la Autopista 34

Región 10 de enero de 2019 Por
Luego de muchos meses sin actividad, ayer volvieron a verse pocas máquinas trabajando en la segunda calzada de la RN 34, transformándose en la primera señal de reinicio de la obra. También comenzaron a contactar a productores para realizar nuevas expropiaciones.
Autovia RN 34 - Despeje entre Susana y Rafaela - 18-1-16
- Imagen de archivo

Luego de muchos meses de espera, incertidumbre, dudas y algunos tímidos reclamos, esta semana se retomaron los trabajos en la traza de la futura autopista RN 34, en el tramo Angélica-Sunchales. Como se sabe, el proyecto se inició en 2014 y desde entonces, concebido inicialmente como autovía, avanzó con la ejecución parcial de la doble calzada entre el cruce con la autovía 19 y el acceso Sur a Rafaela; y se prolongó en la construcción, también parcial, de la Variante Rafaela, así como la reconversión de la travesía urbana de Sunchales. Sin embargo, desde hace más de un año la obra entró en un cono de sombras, luego que el Gobierno nacional anunciara la reconversión del proyecto original, para convertir a la autovía en autopista. Primero se hizo más lento el ritmo y finalmente las obras se paralizaron totalmente en la traza histórica de la RN 34, aunque continuaron –con muy pocas máquinas y personal- en la Variante Rafaela.
Tras reclamos y gestiones desde la región, en octubre Vialidad Nacional –que entretanto sufrió cambios en su cúpula, ya que Javier Iguacel dejó el máximo cargo para ocupar por algunos meses la titularidad de la Secretaría de Energía, y en su reemplazo fue designada la Ing. Patricia Gutiérrez- confirmó oficialmente la aprobación del proyecto de conversión en autovía y prometió que para diciembre o enero se retomarían los trabajos.

Desde esta semana comenzaron a verse los primeros trabajos de reactivación en la obra, básicamente en los primeros 5 kilómetros desde el cruce de Angélica hacia Susana. Unas pocas motoniveladoras y palas frontales, junto con equipos viales de distinto tipo, iniciaron la limpieza de la zona de banquinas de la segunda calzada –construida hace más de dos años pero todavía sin uso para el tránsito vehicular-, el despeje de malezas y los primeros movimientos de suelos de lo que será el enlace entre la futura autopista 34 y la autovía 19. La lluvia, sin embargo, limitó el alcance de los trabajos.

También se pudo observar que la empresa contratista –Luis Losi, que había sido adjudicada con la obra ya en la gestión del gobierno anterior- comenzó a realizar acopio, sobre la segunda calzada, de algunos materiales que se utilizan en la conformación de los distintos tipos de mezclas que se utilizan en los suelos antes de colocar el pavimento; mientras que en el obrador ubicado en el km. 205 aproximadamente también se observaron algunas disposiciones y movimientos de máquinas que hacen prever una pronta intensificación de los trabajos.

Expropiaciones

Ahora, con el proyecto de conversión finalmente aprobado y con un presupuesto asignado de 2.700 millones de pesos para el 2019, Vialidad Nacional se propone retomar la construcción, con el objetivo puesto en habilitar algún tramo de la nueva autopista en este año electoral. Sin embargo, será un objetivo muy difícil de lograr. Es que la transformación de autovía en autopista implica la necesidad de volver a expropiar campos para correr la línea de alambrados de ambos lados de la traza, a efectos de darle espacios a las calles colectoras. Ninguna autopista contempla un acceso directo desde los campos a las vías principales, por lo cual necesariamente a lo largo de todo el trayecto entre Angélica y Sunchales habrá que hacer calles colectoras, que en algunos tramos serán pavimentadas y en la mayor parte serán de calzada natural mejorada.
También hay que expropiar terrenos para permitir la ejecución de los puentes intercambiadores y los de acceso a localidades como Susana y Lehmann. En Susana, según confirmó el presidente comunal Alejandro Ambort, en los últimos días Carreteras Centrales Argentinas –el concesionario de la ruta- comenzó a tomar contacto con los productores dueños de los campos, en especial en el acceso a la localidad. Sucede que la traza de la autopista respetará la estación de servicio –inactiva- que hay sobre la mano descendente, y las dos calzadas de la autopista se desplazarán hacia el casco urbano de Susana. Así, el puente de la ruta 67 S que pasará por encima de la autopista desembocará en el comienzo de la línea de edificación de la urbanización de Susana. Lograr los permisos para trabajar en esa área es una prioridad para los contratistas.

Te puede interesar