Política en clave preelectoral

Política 03 de diciembre de 2018 Por
De ahora en mas, todo lo que población vea lea o escuche en términos políticos, deberá traducirlo a clave preelectoral. Después del mes de febrero -cuando se inscriban las listas de precandidatos- se pasará directamente al “modo electoral”.
lifschitz - bonfatti - corral

Es así como el Gobernador Miguel Lifschitz esperó pacientemente hasta este momento, para ir solito con su alma hacia la mesa de entradas de la Corte Suprema de Justicia de la Nación donde dejó un extenso escrito, elaborado conjuntamente entre el Fiscal de Estado, Pablo Saccone y el Ministro de Economía, Gonzalo Saglione, mediante el cual le recuerda al Alto Tribunal que el fallo por ellos dictado del 25 de Noviembre del 2015, declaraba inconstitucional la deducción del 15% de la masa de impuestos coparticipables que realizaba el Estado Nacional para el Ansés; a la vez que condenaba al Estado Nacional a pagar a la provincia de Santa Fe la deuda histórica desde el año 2006, unos 23.500 millones de pesos por entonces, que los flamantes gobernantes Miguel Lifshitz y Mauricio Macri debían actualizar y acordar su pago.

“En todo este tiempo no hubo voluntad del gobierno nacional de pagar; fui un ingenuo al confiar en ello”, golpeó el Primer Mandatario santafesino.

Hoy, la deuda tasada por Santa Fe se acerca a los 100 mil millones de pesos. Premonitoriamente, en abril de este año escribimos en esta columna que “la administración central no tiene muchas intenciones de pagarle a Santa Fe; y que por ello le fijará condiciones casi leoninas para que la Provincia se dé por ofendida y observe el Consenso Fiscal”. Bonos y obra pública se tiraron en la mesa de negociaciones. Pero nunca se pudo acordar.

A todo esto, José Corral aprovechó la ocasión para hacer una carambola a tres bandas: reivindicar su apoyo irrestricto al gobierno nacional sin desconocer la deuda, y de paso medirse discursivamente con Antonio Bonfatti.

Corral desempolvó su original iniciativa de que Nación pague una parte del compromiso con mas fuerzas de seguridad federales, habida cuenta de la “epidemia delictiva” (sic Corral) que vive la Provincia de Santa Fe, responsabilizando a la anterior gestión de Bonfatti por su permisividad.

Aceite verde. Pero en el vestuario

Cuando lo apuraban por definiciones de candidatos, Carlos Reutemann solía apelar a un término deportivo: “Aceite verde y a la cancha”. La Ley de Lemas era por entonces amplia y generosa.

Hoy las PASO se desvirtuaron de tal manera que prácticamente se volvió al punto de inicio, motivo por el cual el Gobernador Lifschitz quiso remediarlo con un Decreto ordenador de los Partidos políticos, que el propio Congreso partidario del peronismo le pidió este sábado que derogue.

Peronismo en vigilia

El apático congreso partidario peronista (que a duras penas logró quórum para sesionar) le reclamó a viva voz al Gobernador Lifschitz una definición perentoria sobre el calendario electoral, cuyo Decreto tal vez no se dé a conocer esta semana, pero que no pocos creen que fijará las PASO para el 28 de abril, con generales el 16 de junio y cierre de listas sobre el fin de febrero del 2019.

Más allá de las cuestiones internas, lo más trascendente del pleno partidario peronista fue la sensación ambiental de que María Eugenia Bielsa esta vez jugará el partido por la gobernación.

Omar Perotti (a pesar de que Luis Rubeo quiere ver la inscripción de la lista de Bielsa en febrero) está preparado para ello. Y lo demostró hace una semana en esta capital, poniendo sobre la parrilla todo el aparato territorial y dirigencial en una “jornada de trabajo”, comenzando por 8 senadores, intendentes, presidentes de comunas, concejales y referentes.

“Esto será Cafiero versus Menem del 88”, evocó un relativamente joven dirigente peronista, pero con gran agudeza visual de la política, quien imaginó a Omar Perotti con todo el aparato detrás, y Bielsa apelando conmover a una turbada sociedad con un discurso “anti política”, descerrajando severas críticas hacia los “excesos presupuestarios” legislativos, ni hablar del Ejecutivo y, porque no, la laxitud judicial.

El aditamento “celeste”, Bielsa lo conseguiría con la actual Diputada nacional Silvina Frana (quien acaba de entrevistarse con el Papa Francisco y votó en contra de la legalización del aborto) encabezando la lista de Diputados provinciales.

Omar Perotti cuenta con el decidido respaldo de la mayoría de los senadores, varios de los cuales reportan políticamente a una elevada, respetada y a la vez temida figura histórica del peronismo, quien a pesar de respaldar al Senador nacional rafaelino, afirma que mantendrá hasta fin de año su hasta ahora virtual pre-candidatura a Gobernador.

Un panorama inquietante en el peronismo, pues con María Eugenia Bielsa en el campo de batalla, irá a una contienda interna que seguramente dejará un tendal de heridos en combate, debilitando quizás las chances del triunfador para la cruzada final contra los dos aparatos: el provincial (FPCyS) y nacional (Cambiemos).

Escenarios difíciles para el resto

En Cambiemos, a menos que José Corral logre convencer a su amigo Marcos Peña para que lo proclame como candidato único, el líder del PRO Federico Angelini ya comenzó con los aprestos para darle batalla en las PASO. El sábado en Rosario Angelini juntó a la tropa provincial.

Corral había reclutado a los suyos hace 15 días en esta capital. Una disputa territorial que el Diputado nacional radical Hugo Marcucci advierte que no debiera darse: Rosario versus Santa Fe.

Corral por lo pronto ya ungió, junto a la gravitante UNL, a su sucesor en la intendencia: el rutilantemente electo el año pasado diputado nacional Albor Cantard.

Angelini apuesta para competir contra Corral, y de paso destronar al socialismo de tres décadas de intendencia en Rosario, al concejal Roy López Molina, también descollante figura surgida del aluvión Cambiemos del año pasado.

¿Habrá PASO en el FPCyS?

El Frente Progresista Cívico y Social, sobremanera los principales socios radicales (NEO y Frente Progresista Sur) sufre la invisible pero aguda interna socialista, encarnada en la hasta ahora decisión de Miguel Lifschitz de ir a internas para “vigorizar el Frente de cara a las internas de los otros partidos”.

Nadie cree en el frente gobernante que la sangre llegue al río. “En el fondo, nuestras expectativas son de lista de unidad con Antonio Bonfatti como único candidato y Miguel (Lifschitz) jugando fuerte”, alienta un dirigente NEO.

Del costado “bonfattista” prefieren el silencio terapéutico. Cualquier cosa que digan podría empeorar las cosas.

Atención con los Diputados

“¿Alguna vez fuiste a la pesca del surubí en Corrientes”?, nos interpeló un dirigente peronista; “hay cien lanchas, pero sólo veinte pescan; así será la próxima conformación de listas para diputados provinciales”, ejemplificó.

Atendiendo el deportivo razonamiento del “políticamente heredero”, ¿qué podría llegar a ocurrir en la próxima conformación del hemiciclo de la Cámara Baja provincial si llegaren a encabezar listas figuras como Miguel Lifschitz, Miguel del Sel, Luis Contigiani (¿junto al peronista a Julio Eggimann?), Mario Barletta, Silvina Frana?. A quienes habrá que sumarles personajes de la talla de Luis Rubeo y Claudia Giaccone. Y porque no Alejandra Rodenas. Carlos del Frade y Rubén Giustiniani también le sacan brillo a la izquierda vernácula. Sin contar los aguerridos militantes del kirchnerismo con Leandro Busatto a la cabeza.

Menos mal que el G20 salió a la perfección. Salvo el magnificente espectáculo del Teatro Colón, que seguramente desorientó a los dueños del mundo allí presentes, quienes admirados por las bellezas turísticas y el potencial productivo que mostraron las deslumbrantes imágenes en tecnología MAPI, no comprendían por qué Argentina está sumida en esta decadencia económica.

Algo habremos hecho mal hasta ahora.

Te puede interesar