El 35% del mercado asegurador corre riesgo de quebrar si se aplica "la 126" a cooperativas y mutuales

Empresas 30 de noviembre de 2018 Por
El 35% del mercado asegurador y gran parte del sector de crédito podría quebrar si avanza la embestida a cooperativas y mutuales a través de la aprobación en el Congreso nacional del artículo 126, referido a un incremento de la presión impositiva que está en debate de nuevo por estos días en Diputados.
camara diputados nacion

Así se desprende del análisis que realizan dentro del sector asegurador y que golpearía de lleno sobre las cooperativas y mutuales, con muchísimo peso dentro de la actividad económica santafesina, si prospera esta modificación tributaria prevista para el 2019.

¿Qué establece este artículo? Una contribución extraordinaria de cooperativas y mutuales de seguros y crédito que “resulta abiertamente confiscatoria, y genera una doble y hasta triple tributación”, coincidieron las fuentes del sector relevadas por Ecos365.

El artículo 126 en discusión prevé que el impuesto se eleve hasta el 6% sobre el patrimonio de estas entidades. Pero como también se grava a sociedades controladas por las cooperativas y mutuales (que son sociedades anónimas porque así lo requiere el marco legal y que ya pagan actualmente el impuesto a las ganancias) que también deberían abonar un 6% de su patrimonio por el solo hecho de ser controladas por una cooperativa o mutual, “la alícuota efectiva fácilmente supera el 10%”, acotaron.

“Y como los excedentes que las cooperativas reparten a los socios están gravadas por Ganancias al 35%, existiría una triple tributación según los especialistas tributarios más reconocidos. E implicaría que paguen varias veces más que si fueran sociedades anónimas”, explicaron.

Más allá del interés de incrementar los ingresos de las arcas nacionales son los grandes bancos los que presionan para el cambio normativo.

"Esta situación llevaría a la quiebra al 35% de todo el mercado asegurador y a gran parte del sector de crédito”, estimaron fuentes del sector, quienes acotaron que “el problema es que esto tendrá un impacto directo en la inversión social y puestos de trabajo, fundamentalmente en el interior del país que es donde estas entidades tienen su mayor fortaleza”.

Por ese motivo, en las últimas semanas desde el sector de la economía social se mantuvieron reuniones con senadores, quienes repararon en el “error” que implicaba el cambio tributario y definieron una ley correctiva, para evitar que el presupuesto 2019 tuviera que regresar a Diputados. Ese proyecto contempla una reducción de la alícuota al 3% y evita la doble imposición; la misma fue aprobada en el Senado por 59 votos a favor y solo uno en contra.

Además del amplio consenso del Senado, esta “medida correctiva” ya tenía acuerdo del Poder Ejecutivo, quien había reconocido que la forma en que estaba planteado el tributo era un desacierto. Hasta que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, se toparon con una posición ireeductible del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en favor de los intereses de los grandes bancos.

Según las fuentes consultadas, Dujovne se inició una avanzada para evitar que esta ley correctiva se trate en Diputados, aduciendo que el Senado no puede ser la Cámara de origen para una ley.

Antecedentes

El proyecto de reforma tributaria del año 2017 ya contemplaba eliminar la exención del impuesto a las ganancias para las cooperativas y mutuales por los resultados provenientes de las actividades de ahorro, de crédito y/o financieras y/o de seguros y/o de reaseguros.

Esto fue duramente criticado ya que las cooperativas y mutuales, conforme su naturaleza jurídica son entidades sin fines de lucro que no obtienen ganancias.

En la negociación política que finalizó con la sanción de la ley 27.430 se resolvió eliminar la modicación a la ley del impuesto a las ganancias con lo cual estas entidades no sufrieron cambios en su tratamiento.

Este año, y con los problemas financieros, el Ejecutivo nacional volvió con su propuesta de eliminación de la exención. Introdujo al proyecto de presupuesto el artículo 85, que insistía en un mecanismo similar al 2017.

Como consecuencia de ello, nuevamente se alzaron las voces en contra del proyecto y la Cámara de Diputados modicó el proyecto de presupuesto, dejando de lado la eliminación de la exención mencionada, pero incorporando una “contribución especial” sobre el capital de las cooperativas y mutuales que desarrollen actividades financieras y de seguros, en el artículo artículo 126.

Las características de la contribución especial son las siguientes:

- Rige por 4 años para los ejercicios fiscales que se inicien a partir del 1° de enero de 2019. Lamentablemente con la experiencia de que lo transitorio se transforma en permanente, se puede poner en duda ese plazo.

- Se exime el capital (activo menos pasivo) por un importe total de hasta 50 millones de pesos.

- La tasa se fija en el 4%, incrementándose al 6% cuando el capital mencionado supere los 100 millones de pesos.

Te puede interesar