No habrá impuesto a las ganancias para cooperativas y mutuales, pero se avanza de manera confiscatoria contra las naves insignias del sector

Empresas 29 de octubre de 2018 Por
Con la media sanción del Presupuesto Nacional 2019 por parte de la Cámara de Diputados de la Nación, cabe analizar de manera pormenorizada tanto lo aprobado como las acciones que condujeron a esos resultados. El régimen de alícuotas establecido en el art. 127 es injusto, confiscatorio y pone al sector de mayor Patrimonio Neto de la Economía Solidaria sin fines de lucro, en peores condiciones que la economía lucrativa.
Russo-Asamblea-1-e1540479921637-1024x590

Ante la propuesta del Ejecutivo Nacional de gravar con el impuesto a las ganancias a cooperativas y mutuales con actividad financiera y de seguros, el  foco de nuestra lucha fue preservar la naturaleza jurídica del sector. Nos movilizó la defensa irrenunciable a los principios que rigen a organizaciones con más de 150 años en nuestro país y la comprensión de que su vulneración era estratégica, pues ponía en jaque a toda la actividad cooperativa y mutual, que nació desgravada por no tener lucro.

Desde el inicio de esta lucha -claramente desigual- aparecía como improbable un resultado positivo si la pretensión era la eliminación del art. 85. De hecho, no contábamos con los votos necesarios para lograr su eliminación (tampoco con el actual 127, que contempla lo aprobado finalmente con respecto a nuestras entidades). La suscripción de los Gobernadores a la adenda del Consenso Fiscal de alguna manera “blindó” al oficialismo para avanzar con su iniciativa. Vale decir, estábamos en un escenario distinto al del año pasado. Prueba  inequívoca de nuestra debilidad para buscar votos en el recinto detrás de nuestra postura, fue la aprobación del Presupuesto “en general y particular” a libro cerrado y por amplia mayoría.

Producto de un trabajo honesto, organizado y, en el marco de un equipo de gestión con fuerte compromiso y convicción, pudimos mantener nuestra defensa hasta último momento y sin vacilar en nuestras convicciones: el Impuesto a las Ganancias no debía ser aplicado al sector. Hombres y mujeres dirigentes, grupos de jóvenes, etc., trabajaron codo a codo en su localidades y provincias con intendentes, legisladores municipales, provinciales, nacionales y otros referentes para defender nuestro derecho.

Como parte de la estrategia compartida, las Confederaciones de Mutuales y Cooperativas, elaboramos una propuesta para que tanto cooperativas como mutuales aportasen de manera transitoria una contribución proporcional a su escala patrimonial, sin que eso implique Impuesto a las Ganancias, por supuesto.

El oficialismo, a cargo de la Comisión de Presupuesto, luego de ratificar públicamente que se avanzaría con la propuesta del sector y la de todos los bloques de la Cámara, modificó la misma y, con dictamen de mayoría la envió a la Cámara de Diputados, para que fuera aprobada luego por mayoría, en la madrugada del jueves 24.

Vale un somero análisis del Art. 127 del Proyecto de Presupuesto que atañe a cooperativas y mutuales, que debe ahora remitirse a la Cámara de Senadores:

Habrá, por parte de cooperativas y mutuales con actividad financiera y de seguros, una contribución especial por un periodo de 4 años. La misma rige para los ejercicios fiscales a partir del 1/1/2019.
Están exentas de pagar esta contribución aquellas entidades cuyo Patrimonio Neto sea inferior a $50 millones de pesos. Este monto se actualizará conforme lo establece la Ley 27.430 (Reforma Tributaria).
En la práctica, 1.300 entidades, de un total aproximado de 1.450, que prestan servicios de crédito y seguro, están comprendidas en esta exención, por ende no deben abonar la contribución especial.
La contribución surgirá de aplicar la tasa del 4% sobre la base imponible. Cuando dicha base sea superior a los $100 millones de pesos, la alícuota será del 6%.
La base imponible se determina por la diferencia entre Activo y Pasivo. A dicho monto deben aplicarse las deducciones previstas en la ley 23.427 y $50 millones de pesos, que serán considerados también como mínimo no imponible.  Sobre esa determinación, recién se aplica la alícuota del 4% o 6% según corresponda.
Como dijimos, no fue aceptada la propuesta del sector tal cual estaba prevista, pese a que había sido aceptada públicamente por parte del oficialismo, con un régimen de gradualidad y con un techo del 4% sobre los Patrimonios Netos superiores a $500 millones de pesos. Esto género que las entidades con mayor patrimonio se vean seriamente afectadas. Es el caso de entidades de la Economía Solidaria como el  Banco Credicoop, San Cristóbal Seguros, Sancor Seguros (entre otras organizaciones prestadoras de servicios), cuyos patrimonios netos en algunos casos rondan los $10.000 millones de pesos. El 6% sobre ese Patrimonio Neto es claramente confiscatorio y en esos casos, los pone en una  situación de inequidad frente a las empresas que prestan los mismos servicios, pero con fin de lucro.

Tanto la dirigencia mutual como cooperativa, y muchos Diputados que acompañaban nuestra visión, trataron hasta último momento -desde el miércoles 24 y hasta la madrugada del jueves 25), de modificar el régimen de alícuotas aprobados por la Comisión de Presupuesto. Pero no obtuvieron resultados favorables, porque el Presupuesto en particular fue aprobado a “libro cerrado”, en medio de protestas de diversos sectores afectados.

A modo de resumen podemos decir que:

Logramos evitar que se grave a mutuales y cooperativas con ganancias, manteniendo la naturaleza jurídica indemne como entidades sin fines de lucro.

Más de 1.300 mutuales y cooperativas, de un total de  aproximadamente 1.450 entidades, no pagarán la contribución especial por contar con un Patrimonio Neto menor a $50 millones de pesos. El resto lo hará contemplando la base imponible para la aplicación de las alícuotas del 4% y 6%, según corresponda, y deducirá un monto de $50 millones como mínimo no imponible además de las deducciones previstas en la ley 23.427.

Por último y no menos importante, no descansaremos en la lucha en defensa de las entidades mutuales y cooperativas con mayor Patrimonio Neto, por considerar que el régimen de alícuotas establecido en el art. 127 es  injusto, confiscatorio y que pone al sector de mayor Patrimonio Neto de la Economía Solidaria sin fines de lucro, en peores condiciones que la economía lucrativa. Estas organizaciones con años de trabajo eficiente, sorteando crisis y desarrollando una alta capacidad de innovación, lograron transformarse en naves insignias del sector, acrecentando su patrimonio con mucho esfuerzo, y hoy son gravemente perjudicadas por el Presupuesto 2019.

Tanto el mutualismo como el cooperativismo son organizaciones que nacieron para saltar las vallas de las adversidades, con lo cual seguiremos trabajando como siempre,  con la absoluta convicción de que nos asiste el derecho y la razón.

Alejandro Russo, presidente de CAM

Te puede interesar