El difícil camino hacia el 2019

Política 04 de octubre de 2018 Por
Una encuesta de opinión pública llevada a cabo en la ciudad de Rosario por la firma rosarina Episteme Consulting desarrollada en agosto último muestra, como era de preverse, que la inseguridad encabeza la preocupación de sus moradores con un 62,4 %; mientras que el Gobernador Miguel Lifschitz tiene, por lejos, la mejor imagen positiva: 59.7 %.
Bonfatti y Pullaro

Entre los aspirantes a la gobernación para el 2019, si a los electores se les propone un escenario cerrado a las tres principales fuerzas, una situación hipotética luego de las elecciones primarias, Antonio Bonfatti se mantiene con mayor intención de voto (28,7%). Le sigue Omar Perotti con un 18,8%, teniendo en cuenta que el candidato peronista no logra aglutinar la totalidad de los votos de María Eugenia Bielsa. Por último, José Corral aumenta un 14,4%, a pesar de ser un referente con un 26,5% de conocimiento.

Lifschitz no quiere saber nada con el peronismo

A cuarenta y ocho horas de que escribiésemos que el Gobernador difícilmente se encamine hacia una alianza con el peronismo, de regreso de Paraguay, el Ing. Miguel Lifschitz negó los rumores que lo acercan al PJ Federal al asegurar que no es tiempo de “aventuras políticas”, ratificando su pertenencia al socialismo, diferenciándose del justicialismo: “Nosotros vamos por otro lado”, aseguró.

Allegados al Gobernador le comentan a colegas periodistas que éste quisiera tantear una interna dentro del FPCyS; Lifschitz siempre vio con buenos ojos para ese trajín al Ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, pero esa acometida podría acarrearles más problemas que beneficios con sus socios los radicales NEO (sector que precisamente preside Pullaro), toda vez que ese vector radical ya está jugando sus fichas decididamente a las patas de Bonfatti (por utilizar un término turfístico).

Antonio Bonfatti ya camina la Provincia como virtual precandidato a Gobernador del FPCyS (sigla que quizás tenga un “refresh” para las elecciones) aunque lo niegue: “Me lo tiene que pedir el Frente, luego conversarlo en el Partido (socialista) y después veré”, intriga.

Rodrigo Borla, el Senador por San Justo ni bien intuyó que no saldría la reforma de la Constitución fue el primero en “pasearlo” por su territorio; luego Germán Giaccomino de Constitución hizo lo propio. Y el domingo pasado, Felipe Michlig le juntó 35 mil almas en la ciudad de Ceres. Sin contar que el peronista Raúl Gramajo de 9 de Julio lo invitó a una cena en Tostado con dos millares de asistentes hace una semana.

La encuesta rosarina

De acuerdo con la encuesta realizada por Episteme Consulting, Omar Perotti, tiene el 33, 9% de imagen negativa contra un 38,7 % de positiva; María Eugenia Bielsa, (principal contendiente interna – en los papeles – de Omar Perotti): 35,2 % de imagen positiva y 18,8 % de imagen negativa.

Un dato curiosamente alarmante para Cambiemos: casi el 80 % de los rosarinos no conoce la actuación de quienes se postulan como precandidatos a Gobernador; con el agravante de que los dos aspirantes rosarinos son menos conocidos que el santafesino.

Al intendente de Santa Fe, José Corral no lo conoce el 73 % de los encuestados; mientras que a Lucas Incicco (radicado en Rosario) el 88,6 %, y a Federico Angelini (también rosarino), el 76,4 % respondió con el ítems “no sabe/no conoce”.

Miguel Lifschitz por su parte arrastra casi el 60 de adhesión a su gestión contra el 37 % de reprobación.

Finalmente, el Presidente Mauricio Macri muestra un 52 % de imagen de gestión positiva contra un 67 % de rechazo.

La distribución de la población rosarina según afinidad con las principales fuerzas políticas nacionales, provinciales y locales muestra que el 49,5 % “podría” volver a votar al socialismo en todos los órdenes.

El kircherismo con un 57,3% de quienes creen que jamás lo votarían, se convierte en la fuerza política con mayor rechazo en los rosarinos. Por su lado, Cambiemos, a pesar que, la gestión de Mauricio Macri se encuentra con valores negativos, la fuerza política aglutina un 44,6% que asegura que “podría votarlo” o “votaría seguro”.

Conclusiones de la encuestadora:

La inseguridad aparece como el principal problema para los rosarinos. Si comparamos los valores de abril y agosto, el tópico aumentó un 10,2%. En este sentido, los hechos violentos contra domicilios asociados a jueces de la causa de la banda Los Monos, podría ser un evento que aumente la preocupación de los rosarinos respecto a la seguridad pública.

De los referentes locales, quien cuenta con mayor nivel de conocimiento es Jorge Boasso con 72,2%. Le sigue López Molina con 71,1%. Respecto a quienes cuentan con menor conocimiento del escenario local, son Verónica Irizar con 15,5%, seguida de Gabriel Chumpitaz, con 27,1%.

En tanto al escenario provincial, quienes cuentan con mayor conocimiento público son Miguel Lifschitz con 90,2%. Le sigue Antonio Bonfatti con 82,1%. Por otro lado, quienes cuentan con menor cantidad de conocimiento son Lucas Incicco con 11,6%, seguido de Federico Angelini con 23,6%.

Respecto a las evaluaciones de gestión, teniendo en cuenta las evaluaciones regulares positivas, Miguel Lifschitz cuenta con 58% de imagen positiva de gestión, mientras que Mónica Fein, 51%.

A pesar que más del 60% de los rosarinos asegura que la inseguridad es el principal problema, no se observa una evaluación negativa mayoritaria respecto a las gestiones antedichas. De modo que podría plantearse como hipótesis que no existe una relación directa entre la agenda pública y la evaluación de las gestiones de mayor cercanía para la población evaluada.

Distinta es la situación de la gestión de Mauricio Macri que cuenta con 32% de evaluación positiva, mientras que un 67% lo evalúa negativamente. Esta percepción podría relacionarse con la opinión sobre la situación económica del país. Un 80,3% tiene una visión negativa respecto a la situación económica. De modo que podría suponerse una relación directa entre el curso de la economía y la evaluación de gestión nacional.

Existe un grupo de rosarinos que tiene una visión negativa de la economía en la actualidad pero cree que mejorará. Por último, cuando se les consulta a los rosarinos respecto al déficit fiscal, a través de una frase de Mauricio Macri, un 64,4% cree que estar de acuerdo o muy de acuerdo en bajarlo.

Por otro lado, la afinidad con la fuerza política cambiemos, mientras que en abril un 12,4% aseguraba que lo “votaría seguro”, actualmente lo hace un 9,2%. Quienes aseguraron que “podría votarlo”, pasó de un 32,5% en abril a 35,4% en agosto. Es de destacar que quienes sostienen que “jamás lo votaría” no varió sustancialmente. En este sentido, pasó de 50,4% en abril a 50,1% en agosto.

Siguiendo con las mediciones de la afinidad de fuerzas políticas, es de destacar que el kircherismo en la medición del mes de abril, aglutinaba un 69,6% de quienes aseguraron que “jamás lo votaría”, mientras que la medición actual cuenta con 57,3%. En este sentido, el grupo que sostiene que “podría votarlo” aumentó de abril a agosto, de 16,2% a 24,3%. De modo que podría asegurarse que la imagen del espacio político ha mejorado.

Te puede interesar