Nada que no se sepa puede ocurrir

Política 01 de octubre de 2018 Por
Argentina es un país previsible. Nada que no haya ocurrido en los últimos 70 años, con finales más o menos parecidos según las épocas, está pasando en estos momentos. ¡Y después el gobierno pretende que la sociedad – que puede hacerlo – no se refugie en el dólar como moneda de respaldo para sostener su incierto futuro!
dollar_macri-770x420

Junto con importadores y especuladores, millones de ciudadanos de clase media con relativo poder adquisitivo compraron – a un promedio de tres mil dólares per cápita-  los 22 mil millones los dólares que se esfumaron durante los primeros siete meses del año. 

El economista Claudio Suchovicky afirma que no somos un país bimonetario (peso-dólar), sino culturalmente unimonetario (dólar). Martín Redrado dice que su principal discusión con los técnicos del FMI fue hacerles entender que Argentina, a diferencia de otros países del mundo y la región, piensa y acciona en dólares.

De allí que definitivamente no fue un divague lo ¿adelantado? por el director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca Larry Kudlow, quien reveló que “estaban trabajando” en un plan de dolarización -y convertibilidad- con funcionarios argentinos; misil desactivado inmediatamente por el gobierno local. 

Miles de kilómetros más acá, Domingo Cavallo insistía en sus newletters que nuestro país debería converger en una reforma monetaria para salir del atolladero; previas reformas ahora impuestas por el FMI. 

"La gente del Departamento del Tesoro está en eso", contó en la TV norteamericana el asesor de Trump, y tal vez a muchos les pasó desapercibido que en ese momento – 12 de setiembre - durante su paso por Washington, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y su equipo se reunieron con funcionarios del Tesoro de EEUU.

Los norteamericanos saben perfectamente que no se le puede pedir al carnicero que sea vegano. Si la clase media argentina no encuentra la manera de poder comprar dólares y consumir en pesos se fastidiará, y mucho, y mal que les pese a los sectores de izquierda, quien le pone plazo a los devaneos de los gobiernos es la clase media; ni ellos con su voluntarista retórica ni el gremialismo.

El semblante del Ministro del Interior, Rogelio Frigerio (uno de los hombres más lúcidos que tiene el gobierno nacional) en la mesa televisiva de la Señora Mirtha Legrand de este sábado, eximió de mayores conjeturas a los telespectadores sobre el porvenir de Argentina.

Si el gobierno cree que agradará a los que viajan al extranjero con el dólar comprado a 20 pesos (en el peor de los casos a 30) permitiéndoles traer como efectos personales sin cargo de aduana celulares y computadoras, sospechamos que sólo conseguirá encrespar aún más los ánimos de quienes ya no pueden viajar. Como la utilización de los u$s116.800 millones del blanqueo para la reparación histórica a los jubilados, o la AUH para monotributistas, son medidas que nadie le pidió y no le redundaron en beneficios políticos.

El nuevo titular del Banco Central, Guido Sandleris apaga el fuego con nafta: “Va a haber menos pesos para ir al dólar y así veremos caer la tasa de inflación”. El flamante funcionario dijo que la política monetaria "será muy dura hasta que se reestablezca la confianza". Y que el dólar se estabilizará porque habrá restricción de pesos en el mercado, aunque "no será de inmediato". 

Evidentemente Sandleris no estudió la psicología social argentina. Si para las próximas fiestas – faltan menos de 90 días -  la clase media no tiene plata para gastar, el Presidente tendrá que acudir al “Plan X”: Larry Kudlow.

Ya no alcanzarán los cuadernos de Centeno y la interminable fila de “imputados colaboradores” que se inmolan ante Stornelli y Bonadío; ni la tardía pero bienvenida lucha contra la corruptela clientelista de jubilaciones, ordinarias y extraordinarias, sea para argentinos o extranjeros fronterizos para personas inexistentes ó no merecedoras de tales beneficios. 

Tampoco le pidamos al carnicero que sea vegano. En mayor o menor medida, la corrupción anida en el “ser nacional”. Nuestros gobernantes no son suizos ni noruegos. Nosotros tampoco. El problema es que hace tiempo rompimos el espejo para no vernos.

La zaranda será finita de ahora en más. Por ejemplo, la decisión de gravar con ganancias a cooperativas y mutuales suena injusto para quienes verdaderamente cumplen con los principios de los Pioneros de Rochdale; pero desde el PRO advierten que no pocas financieras utilizan la pantalla mutualista-cooperativista para operar camuflados.

Los legisladores nacionales actuales están bajo la atenta e inquisitiva retina de una ciudadanía al borde del hartazgo. Los Diputados tienen el desafío de insistir con su proyecto de extinción de dominio. Los Senadores, el desafuero de la Senadora Cristina Fernández, cuando éste sea pedido por el Juez Bonadío. Y entre ambos, las modificaciones a la ley de ESI.

Lifschitz: el anzuelo nacional

El gobernador salteño Juan Manuel Urtubey explora armar un nuevo espacio político (obviamente encabezado por él) con peronistas “no K” donde confluirían desde Tinelli hasta Miguel Lifschitz. 

Sinceramente no lo vemos al Gobernador santafesino compartiendo escenarios políticos con peronistas; ya tuvo oportunidad de medirlos en Santa Fe con la reforma de la Constitución. Y no le fue para nada bien. Preferirá seguir mapeando el camino nacional con un armado progresista junto a Stolbizer, Alfonsín- porque no Lousteau-  y aquellos que alguna vez armaron para Hermes Binner el FAP.

El Gobernador de Santa Fe emprendió este domingo un viaje a Paraguay para reunirse con el Canciller, el Secretario de Puertos e Hidrovía, el Presidente de la Unión Industrial y el de la Sociedad Rural para explorar posibilidades de exportaciones y oportunidades para la industria santafesina e Hidrovía. “Bolivia y Paraguay son los países que más crecen en la región”, dijo antes de abordar el vuelo.

Camino al 2019

Mientras el intendente de Santa Fe José Corral le dice a sus allegados que aún tiene que decidirse a ser precandidato a Gobernador por Cambiemos (seguramente aguardará movidas del PRO rosarino que buscan ir a internas – leer nuestra columna de la semana pasada - ) Antonio Bonfatti ya se muestra como el precandidato a Gobernador por el FPCyS, con oportuno triple basquetbolístico para ocurrente spot. 

El senador radical Felipe Michlig le dio este domingo al actual Presidente de la Cámara de Diputados el marco de 30 mil personas en Ceres en la Quinta Fiesta de la Confraternidad Departamental para que se muestre junto al Ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro (¿segundo candidato a Diputado provincial detrás de Miguel Lifschitz?). 

Hace una semana otro senador, en este caso peronista, Raúl Gramajo lo invitó a Bonfatti compartir una cena ante dos millares de personas en Tostado en ocasión de unas olimpíadas juveniles deportivas. Los más audaces aseveran que el senador sanjavierino José Baucero junto al verense Osvaldo Sosa tampoco quisieran quedar afuera de la foto con el ex Gobernador.

Salvo la movida de Michlig - en su momento fue la del senador radical Rodrigo Borla que son tropa propia de Bonfatti dentro del armado frentista-, habrá que aguardar las jugadas definitorias de Omar Perotti (y quizás María Eugenia Bielsa) para conocer las verdaderas intenciones de los siempre pragmáticos peronistas.

Te puede interesar