Diputados no habilitó el debate de la reforma de la Constitución

Política 30 de agosto de 2018 Por
Tras casi seis horas y 30 discursos (el tratamiento especial del tema no admitía debate), el oficialismo no pudo conseguir los dos tercios (33 votos) de los 49 diputados presentes para imponer sobre tablas el mensaje 34425, Ley de necesidad de reforma de la Constitución, obrante en la Comisión de Educación a la cual fue devuelto. El resultado fue 24 votos a favor contra 25 en contra. De esta manera, el mensaje enviado por el Poder Ejecutivo el pasado 16 de abril continuará en la Comisión de Educación, en la cual anida desde hace tres meses luego de haber atravesado la Comisión de Asuntos Comunales; restando – además de Educación- el tratamiento en otras tres comisiones más.
reforma constitucion - tablero bis

La inadmisible, para el oficialismo, mora del proyecto en la Comisión de Educación – 100 días – llevó a que el Gobernador Miguel Lifschitz solicitara hace un mes al interbloque del FPCyS que, utilizando un resquicio del reglamento de la Cámara, se convoque a una sesión especial para darle tratamiento sobre tablas al expediente 34425 varado en la Comisión de Educación, con la expectativa de conseguir quizás que la oposición habilitara dicho debate y la posterior votación de la media sanción.

La intentona gubernamental finalmente terminó en fracaso; un revés que ya se preveía desde hacía varias semanas, cuando el PJ y el interbloque de la izquierda anunciaron que no darían los dos tercios.

Quedaba la esperanza de conseguir los 9 votos de Cambiemos pero tampoco funcionó, pese a que el propio Diputado Federico Angelini admitió en el recinto que “desde el PRO – no comprometió a los otros integrantes del interbloque- hasta hace un par de días vinimos trabajando el tema con el Poder Ejecutivo y la UCR en busca de consensos”. Finalmente, el líder del PRO anunció que también votaría en contra de los dos tercios.

Fue el titular del bloque socialista Rubén Galassi, quien con una impecable descripción política y técnica abrió la sesión especial fundamentando la posición reformadora del Partido que ocupa la Casa Gris.

Galassi detalló los aspectos a reformar. Revisó la historia constitucional santafesina, el espíritu de los Constituyentes de 1962 (última reforma de la actual Constitución), la necesidad de contar con una Carta magna acorde a los tiempos actuales, y desmitificó que no haya reelección en la Provincia: “La actual Constitución permite la reelección con intervalos de un período” dijo, poniendo como ejemplo la dupla Reutemann – Obeid que se alternaron durante 16 años.

No lo entendió así el peronista Luis Rubeo, quien fue el primero en hacer notar que esa sesión extraordinaria había sido convocada por Miguel Lifschitz al solo efecto de conseguir que se habilite su reelección, aduciendo que “se le acortan los plazos electorales para lograrlo”, y pidió que – el Gobernador-  se autoexcluya expresamente de ser reelecto, como hicieron en su momento Obeid y Binner cuando impulsaron sendos proyectos de reforma.

Por la puerta discursiva que abrió Rubeo ingresaron luego varios diputados más, haciendo notar en sus alocuciones que el apuro gubernamental para tratar sobre tablas un proyecto que está siendo debatido en comisiones, tenía como argumento casi excluyente la reelección del Gobernador.

Norberto Nicotra, por ejemplo hizo mención a la reforma de la Constitución nacional de 1994 que fue hecha al solo fin de la reelección de Carlos Menem; y se preguntó: “¿Estaríamos sentados acá si el Gobernador se hubiera auto excluido de la reelección?”. Inmediatamente se auto respondió: “No”.

La contraofensiva vino de parte del joven diputado socialista Joaquín Blanco, quien desafió abiertamente a “que se retire del mensaje el artículo 64” que versa sobre el mandato del Gobernador y Vice si ese era el punto de la discordia.

Blanco un ratito antes había dejado la pelota boyando en la línea de gol, espetándole a la oposición que la unía en contra del tratamiento sobre tablas del proyecto, el temor “a una posible reelección del Gobernador”; inmediatamente reaccionó, despejando dudas reeleccionistas al pedir que entonces se quite el artículo que versa sobre el mandato del Gobernador.

El presidente del Comité Provincia de la UCR, Julián Galdeano aclaró que no se estaba ante una sesión “histórica” como habían manifestado otros colegas (descomprimiendo de esa manera la presión sobre el Gobernador).

El titular del M.A.R acusó a la oposición de “sobreactuar” el carácter reformista que habían manifestado hasta entonces – y después también – los exponentes de la oposición: “Los que sobreactúan son los que no quieren la reforma; actúan hipócritamente” dijo, para agregar que “se esconden detrás de la careta de un falso reformismo”.

Alejandra Bucasovich, auto ponderada como la “reutemista” del bloque Cambiemos, exagerando enojo aclaró que la reforma se está tratando en las comisiones; pero “le decimos que no cuando alguien desde afuera (el Gobernador) nos pide que la tratemos, y eso lo vamos a decidir nosotros, no otros”. Vucasovich le pidió a los oradores oficialistas “que dejen de hablar para la prensa y para que los pongan en las listas”.

Un rato antes, su moderado compañero de bancada, el radical en Cambiemos, Sergio Mas Varela había hecho mención a una “cadena de desaciertos” y actitudes “poco regulares” por parte del oficialismo en los prolegómenos del tratamiento tema sobre tablas del tema.

En definitiva: el FPCyS, con excepción de uno de sus miembros, el radical Alejandro Boscarol que responde al intendente José Corral (no se sabe por qué no está en el interbloque Cambiemos) y votó en contra, se abroqueló en defensa de la idea del Gobernador Miguel Lifschitz de poner blanco sobre negro las posiciones políticas e ideológicas en torno de la modificación de la Constitución.

Amargamente Lifschitz vislumbró lo que sospechaba: no existe voluntad política para encarar la cuestión; pese a que insólitamente los 49 diputados sentados en sus bancas este miércoles especial, profesaron manifiesta vocación reformista.

Evidentemente algo salió mal.

Te puede interesar