Lifschitz cruzará el rubicón*

Política 29 de agosto de 2018 Por
La intencionalidad del Gobernador Miguel Lifschitz de encarar este miércoles, a partir de las 10:00 de la mañana, mediante un inédito proceso reglamentario – una sesión especial de la Cámara de Diputados – el tratamiento parlamentario de la Ley de necesidad de reforma de la Constitución, sin contar con la mayoría propia de los votos, tiene tantas interpretaciones como la imaginación política lo permita.
Lifschitz

El FPCyS no tendría los dos tercios necesarios para imponer el tratamiento sobre tablas del mensaje que está en la Comisión de Educación, y que inclusive está siendo modificado. Si a “prima facie” se trataría de una batalla perdida; ¿para qué darla entonces?.

Es la pregunta que se hace José Corral, el principal radical contrincante del FPCyS el año que viene. Pero no es el único; dentro de la propia coalición gobernante, y hasta del socialismo, surge velada e insinuantemente el mismo interrogante: ¿tiene el Gobernador un as en la manga?.

El primer razonamiento llevaría a pensar que, trabado el mensaje reformista del Poder Ejecutivo en la Comisión de Educación, y con tres comisiones mas para ser abordado, antes de que muera por inanición y siga generando incertidumbre electoral, mejor sacarlo a la luz y que el hasta ahora debate mediático se dé forzosamente en el recinto.

El día después de mañana

Ahora bien, si se cayera este miércoles la posibilidad de seguir adelante con el proceso, a partir del jueves se abriría la tradicional etapa de pensar internamente dentro del FPCyS en el sucesor del actual Gobernador. 

Nada que no haya sucedido electoralmente desde siempre en la Provincia de Santa Fe, alterado en este caso desde que se barajó la posibilidad de reelección de Miguel Lifschitz, reforma de la Constitución mediante. ¿Por qué tanta ansiedad entonces? ¿No tiene acaso el FPCyS candidato a Gobernador con chances de seguir reteniendo el poder el año que viene?

El Gobernador Lifschitz meneó no pocas veces la posibilidad de abrir el FPCyS (inclusive hasta cambiarle el nombre) a nuevas fuerzas políticas, como el peronismo por ejemplo, actores sociales y de organizaciones intermedias. Hasta ahí todo bien desde lo “formalmente institucional” pero, ¿dejarían sus principales socios, los radicales NEO, que forasteros recién llegados les ocupen casilleros, por ejemplo, en la vital lista de Diputados provinciales?.

Ya tendrán que lidiar los NEO con sus propios correligionarios aliados, que están intentando formar un nuevo espacio para negociar lugares en la lista de Diputados  - y eventualmente cargos – como para tener que pensar en advenedizos.

Bloqueada que fuere este miércoles la posibilidad de que Miguel Lifschitz pudiera presentarse para un nuevo mandato, todas las miradas frentistas convergerán en el actual presidente de la Cámara de Diputados, Antonio Bonfatti para volver a pelear por el sillón que ya ocupara desde el 2011 hasta el 2015, reeditándose el histórico “uno-dos” Reutemann – Obeid.

Nada de qué preocuparse, entonces. Bonfatti obtuvo más de 700 mil votos como cabeza de lista de Diputados en el 2015; aún conserva una alta estima en el interior provincial, y Miguel Lifschitz tiene el 60 % de imagen de gestión.

Pero un halo de intranquilidad se percibe en la atmósfera frentista. Algo no cierra; ¿Rosario quizás?

El radicalismo aliado NEO insiste, casi obsesivamente, con la necesidad de que la buena estrella de Miguel Lifschitz, antes de intentar brillar a nivel nacional como quiere el Gobernador, ilumine el proceso local encabezando la lista de Diputados provinciales. ¿Por qué?.

Sabido es que la boleta única visibiliza únicamente a sus principales figuras, sean estas en cargos uninominales (gobernador, intendente, presidente comunal, senadores) o cabezas de listas colegiadas (concejales, diputados), de manera tal que el actual Gobernador encabezando la grilla de diputados provinciales, sólo beneficiaría de manera directa a esa categoría. María Eugenia Bielsa y Antonio Bonfatti resultaron claros exponentes de esa peculiaridad del sistema electoral santafesino.

Salvo que se modifique la Ley que consagró la boleta única, y la grilla de candidatos a diputados provinciales esté en la misma hoja que la del Gobernador. De esa manera, si bien el candidato a Gobernador tributaría a su propia lista de diputados, el primer candidato a diputado – Miguel Lifschitz por ejemplo – podría hacer lo propio con su candidato a Gobernador.

Seguramente nada de lo que elucubramos hasta aquí es motivo de distracción en estos momentos. La única preocupación del Gobernador y los suyos es lograr que este miércoles los diputados presentes habiliten con los dos tercios reglamentarios el tratamiento del mensaje – modificado – del Poder Ejecutivo de necesidad de reforma de la Constitución. Y que después lo transformen en media sanción, para lo cual se necesitarían 34 votos.

Si ello no ocurriese, ya habrá tiempo para los devaneos sobre el futuro político electoral del FPCyS.

*Rubicón: Es el hecho de llevar a cabo alguna acción que va a acarrear serias consecuencias que ya no van a poder evitarse.

Te puede interesar