Puertas que se abren y puertas que se cierran

Política 30 de julio de 2018 Por
De una cosa no se podrá quejar el Gobernador Miguel Lifschitz: los Senadores peronistas cumplieron con la palabra empeñada, cuando le anticiparon en una de las tantas tertulias gastronómicas que supieron compartir -¿se habrán terminado? -, que elija: o los 500 millones de dólares de endeudamiento, o la reforma constitucional.
perotti y calvo
- El senador nacional Omar Perotti y el senador provincial Alcides Calvo se niegan a que la Provincia se endeude para hacer obras.

Como la reforma constitucional está empantanada en Diputados, a los senadores peronistas les resultó ampliamente favorable la ecuación costo-beneficio de permitirle al gobierno endeudarse por otros 500 millones de dólares para ejecutar obras. La línea discursiva auto exculpatoria de los senadores peronistas es proforma: beneficiar con obras a ese conjunto indeterminado de personas - que votan-  denominado "la gente" en términos sociales y políticos.

Las contradicciones sintácticas de algunos, admitiendo que obras de los primeros 500 millones de dólares autorizados y tomados en el 2016 aún no empezaron (tal como denunció Alcides Calvo, único senador peronista que votó en contra) y otras estarían en veremos, confirman - como sentenció filosóficamente uno de ellos- que "las verdades en este mundo son relativas" -, y que efectivamente levantaron las manos porque "necesitamos las obras en los territorios" (advierta el lector el término "necesitamos").

Lo cierto es que cualquiera sea el gobernador que suceda a Miguel Lifschitz, va a tener que empezar a pagar esta deuda que al tipo de cambio de hoy día es de 30.000 millones de pesos (y que va a seguir subiendo).

Otro de los peronistas que votaron supuso que quizás este endeudamiento recién lo pueda usar el próximo gobernador (aspira que sea Perotti), pero que el devenir del proyecto estará sujeto a cuando lo vote Diputados, y la posterior autorización del Presidente Mauricio Macri.

Después Gonzalo Saglione tendrá que encontar el nicho de mercado de capital que lo otorgue. "Tal vez nosotros somos muy buenos, o no tanto", razonaba capciosamente el experimentado senador con varias reelecciones encima.

Señales de la política: los Senadores peronistas le mostraron a Miguel Lifschitz, a Antonio Bonfatti (el candidato frentista a sucederlo) y al tropa propia Omar Perotti, que desde el punto de vista senatorial esta Provincia es parlamentarista.

Los 9 Senadores peronistas (con excepción del "rebelde" Alcides Calvo y Ricardo Kauffmann ausente por enfermedad) recibieron en el bloque el jueves pasado antes de la sesión, al Ministro de Gobierno, Pablo Farías con el prolijo listado de obras que quieren para sus Departamentos, al son de "es esto o no sale".

"Los Diputados tendrán que votar el proyecto a libro cerrado, no podrán agregar ni un cordón cuneta", referenció irónicamente un senador del FPCyS al terminar la sesión.

Naturalmente Omar Perotti "camina por las paredes" porque su compañeros peronistas le dieron, por un lado, la posibilidad de que su principal rival - siempre y cuando no aparezca María E. Bielsa en las primarias - Antonio Bonfatti, "chapee" con las obras de la gestión frentista; y por otro le restringirán la capacidad de endeudamiento en una eventual gestión suya.

Amén de que esos mismos senadores peronistas también utilizarán las obras realizadas y por realizar, para su campaña reeleccionista en la salvífica boleta única que los emancipa del candidato a Gobernador.

Saltaron los tapones

Definitivamente la Empresa Provincial de la Energía de Santa Fe se transformó en un preciado coto de caza político. A tal punto que desde la transatlántica Johannesburgo, el Presidente Mauricio Macri volvió a cargar contra los costos de la distribuidora santafesina.

Para contrarrestar, la Secretaría de Energía mandó a publicar en las redes sociales dos cuadros comparativos que muestran como los usuarios comerciales santafesinos, (con un consumo de 2.400 KWH/BIM) pagan un 25 menos que los mismos usuarios del Norte de la Provincia de Buenos Aires atendidos por Edenor.

De la misma manera, los usurarios residenciales de la EPE con un consumo de 300 KWH/BIM, pagan un 21 % menos que sus compatriotas del Norte de Buenos Aires atendidos por Edenor.

Pero el cortocircuito político, que habían iniciado hace semanas el Intendente de Santa Fe José Corral y la EPE tirándose por la cabeza enganchados de ambos lados, eclosionó con un artículo firmado este domingo por el jefe de redacción del Diario La Capital de Rosario, que corre el velo de los salarios percibidos por gerentes y directores de la empresa provincial de energía.

De inmediato, directores de la EPE salieron prometer que mostrarían sus recibos de sueldo, "infinitamente inferiores", aseguran, a los publicados por el decano rotativo rosarino.

¿De dónde viene la bala?, se preguntan en los mentideros políticos. Una de las tantas elucubraciones que se escuchan, asegura que la gente de Cambiemos hace 15 días anda con esos datos en la mano, seguramente provistos por exgerentes de la EPE desplazados por los directores del radicalismo NEO, casi contemporáneamente con el ex- presidente Raúl Stival, que aún mastica la bronca por su intempestiva salida.

José Corral viene abonando el terreno desde el momento en que la EPE le mandó las millonarias facturas - que no piensa pagar -  por el consumo de la luz de calles, parques y paseos, luego de haber rescindido el convenio con la EPE por el alumbrado público.

Un veterano dirigente peronista solía decir que en política siempre hay que evitar que las paralelas se junten; esto es, llegar a tal punto de confusión en las denuncias públicas, que lleve a la gente a pensar que al final todos son iguales. Eso está ocurriendo con la EPE.

Discusiones por el recorte: recien comienzan

El Ministro de Economía, Gonzalo Saglione volvió de Buenos Aires con la misma incertidumbre presupuestaria que tenía antes de subirse al avión; pero con la íntima convicción política de que el ajuste será muy fuerte, excesivo, para después guardarse espacios de reparto discrecional en el electivo año 2019.

Nada que no hayan hecho otros

Los funcionarios - de segunda línea - de los ministerios de Hacienda e Interior no le brindaron a Saglione ninguna precisión sobre los recortes ("lo que sale en los diarios es orientativo, aún lo están pensando", se ataja el ministro). Antonio Bonfatti se había anticipado en sus elucubraciones a lo publicado sobre los "guadañazos" por venir: fondo sojero, incentivo docente, subsidios al transporte, obras públicas.

Naturalmente, el Gobernador Miguel Lifschitz no sólo que se opuso a los recortes, sino que en medio del Bicentenario de la asunción como Gobernador de "la Provincia autónoma de Santa Fe" del Brigadier Estanislao López, dijo que le gustaría "que nos llamaran para discutir un proyecto de país"; a la vez que manifestó sus reparos sobre el destino de la discusión sobre el pago de la deuda por coparticipación.

Precisamente para compensar, el diputado peronista Luis Rubeo, acompañado por Carlos del Frade, escribieron un proyecto para que Santa Fe emita títulos para afrontar gastos con el aval de los fondos adeudados por Macri a la provincia para pagar, por ejemplo, a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y a otros organismos nacionales.

Puertas que se abren y puertas que se cierran en el subyugante mundo de la política. Lo importante es saber elegir la correcta y en el momento oportuno.

Te puede interesar