En setiembre se iniciaría la obra del Vila – Cululú

Región 28 de julio de 2018 Por
José Garibay, Ministro de Infraestructura y Transporte de la Nación, confirmó que está elegida la empresa que realizará los trabajos. Adelantó que solo falta la firma de los contratos para comenzar las tareas ya que el acuerdo con la Nación, que será quien financie la obra, quedó rubricada a comienzos de año.
20151218_121421_resized-640x363

Parecería que el próximo mes de setiembre culminará la espera de los productores, y vecinos en general, de una amplia zona del departamento Castellanos. La obra de readecuación del canal Vila-Cululú y la cañada Sunchales, anunciada hace más de un año, podría comenzar a ejecutarse en el mes de setiembre.

Semanas atrás habíamos indicado que el Gobierno provincial trabajaba sobre 4 propuestas específicas, luego del análisis de todos los sobres enviados por las empresas que se sumaron a la licitación. La decisión estaría tomada y en los próximos días se conocerá quién se encargará de los trabajos, para abocarse rápidamente a cumplimentar los trámites restantes.

Al respecto el ministro de Infraestructura y Transporte de Santa Fe, José Garibay, realizó declaraciones a Radio Universidad 97.3 de nuestra ciudad a través de las cuales reconoció que "hay un avance, la Comisión de Adjudicación ya dio informe de las ofertas. Hemos seleccionado ya uno de los oferentes, está la firma del Gobernador en el decreto de adjudicación. Ahora vendría la firma del contrato y el inicio de las obras en un lapso de entre 30 y 60 días. Hay que hacer el proyecto ejecutivo, todo lo que es movilización de estructuras. Pero se ha avanzado de manera importante, esto lo hemos hecho con la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación que es quien financia la obra".

Respecto al aval del Gobierno nacional recordó que "en su momento ya se había firmado el convenio entre el Gobierno provincial y el Ministerio del Interior, para la financiación de la obra. Así que ya estaría todo. Al Gobierno nacional se le va a informar nada más a qué empresa se le adjudicó, cuando empiecen las certificaciones resta el proceso de pago de certificados".

Consultado sobre si existía cierto temor en que se cancele la obra, teniendo en cuenta los recortes que se buscan realizar en el gasto público, Garibay fue concreto: "Nunca dudamos porque esta obra es financiada desde un fideicomiso, con el aporte de una tasa que se realiza sobre el combustible. Tiene los recursos garantizados, uno entra a esa cuenta de ese fideicomiso y tiene caja, tiene $ 3.000 millones para ejecutar las obras necesarias y para lo que estaba pensado este fondo, que son obras como ésta de solución de impactos hídricos".

Finalmente se refirió a la situación de las obras que deben ser financiadas por la Nación, más allá de la obra del Vila-Cululú: "Hay una modificación en la decisión del Gobierno nacional respecto a lo que es saneamiento. Se ha planteado la voluntad de financiar obras de aguas, de cloacas en dos tercios y que la Provincia financie un tercio. Nosotros proponemos desarrollar los proyectos y por ese lado se notan los recortes porque no ha habido prácticamente acuerdos ni convenios para ejecutar obras de ese tipo".

Te puede interesar