El Presidente confirmó que las Fuerzas Armadas custodiarán "objetivos estratégicos" de seguridad interior

País 23 de julio de 2018 Por
Como parte de su nuevo rol, las Fuerzas Armadas tendrán bajo su órbita la custodia de "objetivos estratégicos" para el país, según adelantó el presidente Mauricio Macri esta mañana en un acto realizado en Campo de Mayo.
2733041h1080

En un acto formal, protocolar, con un discurso escueto y un tono de voz serio, el jefe de Estado dio inicio al proceso de reconversión de las fuerzas militares, cuyos detalles fueron adelantados por Infobae.

Como detalle saliente, el Presidente confirmó que las FFAA colaborarán en cuestiones de seguridad interior, "brindando apoyo logístico en zonas de frontera" y con la custodia y protección "de objetivos estratégicos".

El Poder Ejecutivo tendrá la facultad de distinguir cuáles serán esos puntos de interés para la defensa nacional, que podrían incluir activos valiosos para el desarrollo como, por ejemplo, reservas de recursos naturales, termoeléctricas, represas y edificios del Estado de carácter sensible.
 
En su nuevo rol, las FFAA también deberán resguardar el ciberespacio y garantizar la seguridad de los activos informáticos de la Nación. 

Escoltado por el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general Bari del Valle Sosa, el mandatario se comprometió a impulsar una nueva ley de personal militar y a mejorar las condiciones laborales de los integrantes de las tres fuerzas con salarios adecuados y un servicio de salud acorde para ellos y para su familia.

El jefe de Estado derogó el decreto 727/2006 de Néstor Kirchner que reglamentó la Ley de Defensa Nacional y limitó el accionar de las Fuerzas Armadas frente a ataques de Estados extranjeros. Ese concepto dejará de tener razón de ser a partir de ahora, ya que los militares realizarán tareas de apoyo logístico a las fuerzas de seguridad.
A la vez, el otro decreto que puso en marcha Macri será para ejecutar una profunda reconversión militar que incluirá una fuerza de despliegue rápido con 10.000 hombres para apoyar logísticamente a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.
 
 Como adelantó el viernes Infobae, el ambicioso plan de reestructuración para las Fuerzas Armadas está pensado para concretarse en tres partes durante más de un lustro y prevé no solo la reorganización interna de los cuarteles o el despliegue de militares en las fronteras, sino también la posibilidad de que la Argentina vuelva a tener producción propia para la defensa, un nuevo plan de estudios para los uniformados y un sistema de ciberdefensa sofisticado.


El detalle de las tres etapas del plan
Primera etapa. Se contempla allí una reorganización del Estado Mayor Conjunto a pleno. El despliegue, la reorganización y el complemento de "estructuras innecesarias". Es decir, se prevé en esta primera etapa la eliminación de determinadas estructuras internas en el conjunto de las Fuerzas Armadas, aunque no se dieron detalles aún de cuáles serán las que van a desaparecer.
A la vez, en esta primera etapa se hará la "reestructuración del Ejército del Aire". Esta es una experiencia similar a la que realizó España, donde todas las aeronaves responden al Estado Mayor Conjunto, y el uso de estas será transversal. Es decir, en lugar de pilotos navales o del Ejército habrá pilotos para todas las fuerzas y para el despliegue de aeronaves en todo el país.

Te puede interesar