Cónclave para explorar un nuevo espacio progresista

Política 23 de febrero de 2018 Por
Bajo estricta reserva, el gobernador Miguel Lifschitz y los dirigentes Margarita Stolbizer (GEN), Ricardo Alfonsín (UCR) y Martín Lousteau (Evolución) se reunieron el martes pasado en la Capital Federal para evaluar las chances de conformar una espacio de impronta progresista.
0022843375

El encuentro se realizó ese día, a las 17:00, en la Casa de Santa Fe en la ciudad de Buenos Aires (ubicada en pleno microcentro porteño). Cada uno de los dirigentes llegó por separado y sigilosamente, y lo propio ocurrió al final de la reunión.

Si bien la intención era no difundir públicamente el encuentro, el propio Alfonsín terminó confirmándolo. "Hay una clara necesidad de que empecemos a discutir temas que hacen al rol del Estado que no vemos en el gobierno", indicó el diputado nacional.

La reunión también fue confirmada a La Capital por la Casa Gris, desde donde recordaron que el propio Lifschitz ya había protagonizado días atrás encuentro individuales (en la misma oficina) con Stolbizer y Alfonsín, entre otros.

Stolbizer sólo se limitó a ratificar la realización de la reunión y descartó, por el momento, que se vaya a ir del Frente 1País, que armó con Sergio Massa (Frente Renovador, FR) y con los peronistas disidentes del kirchnerismo.

De todos modos, desde que dejó la banca de diputada en diciembre pasado, Stolbizer ya armó la Fundación Bajo la Lupa, que alumbró tres denuncias hacia el manejo de fondos del gobierno nacional.

El riesgo de la centroderecha

Alfonsín, en tanto, señaló que no hay posibilidades de conformar en estos momentos un frente progresista. Pero dejó en claro que "el riesgo mayor de la Argentina es que en el futuro sólo haya espacio para la centroderecha como alternativa de poder".

No obstante, los participantes del encuentro coincidieron en cuestionar al gobierno de Mauricio Macri, en especial por los casos del ex funcionario Valentín Díaz Gilligan y del ministro de Finanzas, Luis Caputo, cuestionado por sus presuntos vínculos con bancas offshore.

Alfonsín, que forma parte del oficialista frente Cambiemos, evitó un cuestionamiento frontal hacia la Casa Rosada. No obstante, mencionó la necesidad de que la coalición gobernante se abra al diálogo con otros sectores.

De hecho, su presencia en la Casa de Santa Fe fue por demás de llamativa: es que, a la misma hora, se realizaba la reunión del comité nacional de la UCR en el Hotel Savoy.

Alfonsín no oculta sus reparos respecto del rumbo que tomó últimamente el gobierno de Macri, donde la UCR tiene cada vez menos participación en la toma de decisiones.

En tanto, durante el encuentro en la sede porteña del gobierno santafesino se destacó la necesidad de que "la política vuelva a darle un rol central al Estado".

También hablaron sobre la discusión con otros actores, en el marco de una suerte de consejo económico social en el que confluyan gremialistas, movimientos sociales y legisladores de diversas corrientes progresistas.

Por último, no desestimaron la posibilidad de que el espacio de debate de un nuevo sector progresista se repita con más dirigentes en la mesa.

A fines de enero, y con el objetivo de "enriquecer" el Frente Progresista (FPCyS) y avanzar en la construcción de un espacio opositor refractario al macrismo y al kirchnerismo por igual, Lifschitz ya se había reunido con Stolbizer y Alfonsín.

Después de un 2017 adverso en el plano electoral para el oficialismo santafesino, Lifschitz encaró el nuevo año con reuniones con dirigentes políticos que, pese a su diversidad, coinciden en tomar distancia tanto del PRO como del kirchnerismo.

Te puede interesar