Ya tiene nuevo dueño la planta de Sancor en Coronel Moldes

Empresas 01 de febrero de 2018 Por
Finalmente, las negociaciones entre la cooperativa láctea de Huanchilla (departamento Juárez Celman) y la empresa Sancor llegaron a buen término. Según pudo confirmar La Voz, en una escribanía de la ciudad de Córdoba, las partes firman hoy la transferencia de la planta de quesos ubicada en Coronel Moldes, que permanece cerrada desde hace 10 meses.
sancro-moldes

Luego de varias instancias de tratativas, el establecimiento pasará a manos de la empresa Cotahua, una sociedad anónima que conformó la cooperativa de Huanchilla para hacerse cargo de las instalaciones. Por un acuerdo de confidencialidad entre la nueva empresa y Sancor, el monto de la transferencia no se ha dado a conocer. La operación incluye la continuidad laboral para 32 trabajadores.

Financiamiento

Con una inversión inicial realizada por parte de la cooperativa, la estrategia de conformar una sociedad anónima apunta a conseguir el resto del financiamiento de la operación.

Para la capitalización, los nuevos dueños mantienen conversaciones con los bancos de Córdoba, Nación y Santander Río en la búsqueda de fondos. En una primera instancia, la sociedad anónima estará conformada por los socios de la cooperativa, pero la intención es abrir sus acciones a futuros interesados.

La Provincia, en tanto, estaría dispuesta a contribuir con la reapertura de la planta, que aún no tiene fecha. Durante su estadía en Río Cuarto, prevista para hoy, el propio gobernador Juan Schiaretti tendría previsto reunirse por la tarde con los flamantes administradores de la planta.

Nuevos dueños

Las tratativas entre Sancor y la cooperativa del sur cordobés comenzaron en junio pasado, cuando las partes firmaron una carta de intención.

Con 37 productores asociados en la zona de Adelia María, La Carlota, Chazón, Laboulaye y Serrano, la cooperativa de Huanchilla maneja un volumen de leche que ronda los 150 mil litros diarios y que entrega a industrias de la zona. Hasta hace menos de 20 años, la cooperativa fue proveedora de Sancor.

Cerrado en abril de 2017, el establecimiento ubicado en Coronel Moldes está especializado en la elaboración de quesos duros. Cuenta con una capacidad de procesamiento que ronda los 220 mil litros de leche diarios.

Al momento de su paralización, trabajaban 58 empleados, cifra que se redujo a 32 tras retiros voluntarios y jubilaciones.

Mientras espera por la llegada de un socio extranjero (la neozelandesa Fonterra es la principal candidata), Sancor apura la transferencia de otros activos.

A mediados de enero acordó la venta de su parte en la planta ubicada en Porteña, a cambio de 33 millones de dólares. En tanto, no hay novedades para otros establecimientos, como el de Brinkmann, en el nordeste provincial.

Cuentas “en rojo” Déficit

Resultado del último balance de la cooperativa Sancor.

-2.750. Saldo. La pérdida del último ejercicio llegó a 2.750 millones de pesos. La crisis provocó un reacomodamiento en todo el mercado.

Te puede interesar