Lifschitz quiere más reformas

Política 02 de enero Por
El gobernador Miguel Lifschitz planea más reformas para la Provincia. Procura cambios sobre el funcionamiento de los partidos políticos (para evitar los sellos y los “negocios” preelectorales), así como otras acciones para mejorar el funcionamiento del Estado, y el acceso de los ciudadanos a la información sobre la administración pública, en los tres poderes.
nota-1494125-tras-comicios-lifschitz-volvera-carga-reforma-constitucional-832892
nota-1494125-tras-comicios-lifschitz-volvera-carga-reforma-constitucional-832892

Se le preguntó qué temas de gestión son los que más lo entusiasman para este año y cuando se le mencionaron las obras públicas, expresó: “Hemos avanzado mucho, ahora se trata de darle continuidad, de asegurarle el combustible necesario a esa maquinaria, no hay mucho más que agregar... y de que las empresas me cumplan los plazos”, deslizó.

“Tenemos que encarar reformas importante y estructurales. y además de la reforma constitucional, deberíamos pensar en una reforma política en la provincia”, sostuvo Lifschitz.

- ¿Cómo ve la relación entre la sociedad y los dirigentes políticos? 

- Tenemos que ser autocríticos. En las elecciones hubo experiencias muy malas, muy negativas. Partidos políticos inexistentes que reciben fondos, partidos que se compran y venden a la hora del cierre de listas, sellos sin existencia real, falta de controles y discusiones sobre los avales. Todos lo decimos pero tenemos que lograr que la política sea más transparente y sus fondos más controlados.

El Estado tiene que garantizar que así como una institución, como una vecinal, una organización sin fines de lucro o una ONG tiene que cumplir ciertos requisitos, presentar balances, elegir autoridades, celebrar asambleas, etc, también deberíamos tener controles más serios sobre las organizaciones políticas. Garantizarle a los ciudadanos que esos partidos que se presentan a elecciones cumplen con estos requisitos.

Además, tenemos que definir condiciones para una mayor participación de la mujer, el tema de las listas y sus lugares, también en los partidos políticos.

- El Tribunal Electoral ha quedado vetusto frente a lo que se necesita.

- Sin dudas. Necesitamos otra estructura, con jueces especializados en la materia electoral. No hay una estructura de la Justicia Electoral que esté permanentemente monitoreando el funcionamiento de los partidos. Sólo hay un tribunal formado para los procesos electorales. 

Por otra parte, tenemos que empezar a repensar el Estado. No desde una mirada eficientista, o de achicamiento, porque esa no es nuestra mirada, pero sí poder ser autocríticos con el funcionamiento de muchas áreas del Estado. Creo que no sólo debemos repensar el Estado nosotros como gobierno, también la sociedad civil, porque el Estado es de todos. No es de los partidos políticos, no es de los gremios, ni de los sectores económicos. Es de todos.

Debemos lograr mayores niveles de eficiencia, de profesionalismo, de calidad de atención, de utilización de los recursos. Hay mucho por hacer en esa dirección. A veces, la brevedad de los períodos de gobierno hace que uno relegue este tipo de cosas poco visibles, en el corto plazo. Optamos por las obras, las inauguraciones, priorizamos la seguridad u otros proyectos de mediano plazo pero dejamos de pensar cómo mejorar el Estado. Es un tema que me apasiona.

- ¿En qué dirección debería cambiar el Estado?

- A veces los recursos públicos se despilfarran porque alguien se lleva a una “cometa” pero otras porque sencillamente se gasta mal. Más de lo necesario, en lo superfluo... en todos los sectores del Estado, no sólo los servicios públicos.

Debemos ser autocríticos y los trabajadores públicos deben asumir que tienen una responsabilidad quizá mayor que otros. Al ser empleados públicos tienen determinados beneficios que ningún otro trabajador tiene: un régimen laboral que lo contempla, estabilidad laboral, beneficios como las licencias, jubilaciones que son privilegiadas respecto de los demás jubilados, una de las obras sociales mejores del país. Es mérito de los distintos gobiernos de la Provincia y de las organizaciones gremiales que han defendido los derechos de los trabajadores. Pero también esto obliga a un mayor compromiso. Se debe asumir colectivamente que hay que dar más.

- ¿Qué espera la sociedad del Estado?

- Debemos ocuparnos de crear mecanismos con más transparencia. Hay un reclamo de la sociedad que responder. Si bien la acción de la Justicia es importante y todos celebramos cuando un fiscal investiga y un juez sanciona la corrupción, de lo que se trata es de evitarla. De buscar que eso no ocurra. Prevenir hechos de corrupción implica tener un Estado más dinámico, más transparente, con más participación. Ese es otro capítulo interesante: dar más certezas al ciudadano sobre la administración del Estado.

- Pero todavía en Santa Fe no hay una ley de derecho de acceso a la información pública.

- Es verdad. Y ya hubo tres o cuatro media sanciones de Diputados (que no avanzaron en el Senado). Ahora habilité la adhesión a la ley nacional que aprobó la Cámara de Senadores porque pienso que es mejor algo que nada... Eso será al menos un avance. Hoy no tenemos más que un decreto que involucra sólo al Poder Ejecutivo. Cuando era senador al tema lo plasmé en un proyecto de ley que lamentablemente quedó en el archivo.

Te puede interesar