Los Tigres no tuvieron piedad con San Isidro

Básquet 12 de noviembre Por
Con una gran autoridad y un sólido juego colectivo, Libertad se llevó por delante a los Halcones Rojos desde el arranque mismo del partido. Promediando el tercer cuarto disfrutó de la máxima ventaja por 26 unidades, cerrando 99 a 75. Bruno Barovero, el goleador de la Liga Argentina, volvió a ser el mayor aportante de puntos con 28.
Libertad - San Isidro

Libertad y San Isidro transitan realidades diferentes en este arranque de Liga Argentina, y esa contrastante actualidad se pudo observar claramente en el juego que se disputó esta noche en el Hogar de los Tigres. El equipo dirigido por Sebastián Saborido va acrecentando su volumen de juego en la medida que suma rodaje mientras que la formación de Julián Pagura, a priori uno de los candidatos de la Conferencia Centro Norte, tiene muchos problemas en su defensa y no ha podido ganar fuera de su casa.

Los Tigres arrancaron como una tromba interponiendo una ráfaga de 10-0 en poco más de dos minutos con el aporte de Nicolás Copello que empieza a tener mayor protagonismo en el juego liberteño. San Isidro trató de acomodarse en defensa, logro un cierto equilibrio en los minutos posteriores sustentado en la producción de González y Sciutto, hasta que aparecieron Barovero y Eseverri, y en un abrir y cerrar de ojos estiraron la distancia para retirarse al descanso corto por 12 arriba. El segundo período arrancó pobre en el goleo de los dos protagonistas pero se destrabó luego de los primeros 4 minutos. En el dueño de casa con una producción distribuida donde sobresalió el goleador del torneo. En la vereda de enfrente, Muller y Durley encabezaban la resistencia cordobesa pero no podrían impedir que Libertad se retirara a los vestuarios gozando de 14 puntos de diferencia.

En los primeros 5 minutos del tercer cuarto se definió el duelo. La visita cayó en un pozo ofensivo muy profundo y los Tigres fueron un tsunami donde desplegaron su mejor básquet. El equipo de Saborido edificó un gran pasaje en su propia pintura para terminar luciéndose en el aro contrario con letales corridas o los disparos de larga distancia luego de una gran rotación del balón. La grieta se ensanchó a 26 cuando restaban 4' para finalizar el tercer cuarto. Ya no hubo nada más que hacer. El resto del partido fue para cumplir formalmente con el reglamento porque los conducidos por Pagura ya no tendrían resto para remontar semejante desventaja. Y para colmo se retiraría el experimentado Sciutto por una lesión. El cierre fue a toda orquesta: en los últimos 2 minutos ingresaron todos los juveniles y la comunidad aurinegra los despidió con aplausos a los Tigres por el gran espectáculo brindado en la templada noche del domingo.

FUENTE: Prensa Club Libertad

Parciales:
30-18; 51-37 (21-19); 74-52 (23-15) y 99-75 (25-23)

http://www.fibalivestats.com/u/ADC/761642/bs.html

Te puede interesar