Lifschitz reveló que "Macri pidió esfuerzo para bajar el déficit fiscal"

Provincia 10 de noviembre Por
El gobernador Miguel Lifschitz confirmó, al salir del encuentro entre el presidente de la Nación y los gobernadores, que Mauricio Macri los convocó a realizar "un esfuerzo compartido" para "reducir el déficit fiscal". Esto incluye bajar en cinco años dos tributos: el gravamen al cheque, que se coparticipa en un porcentaje menor; e Ingresos Brutos, principal fuente de recursos propios en los distritos más grandes.
multimedia.normal.af937eaa1019fda0.6d61637269207920676f6265726e61646f7265735f6e6f726d616c2e6a7067

El presidente Mauricio Macri propuso ayer a los gobernadores avanzar en un nuevo pacto fiscal, que permita cerrar los litigios cruzados entre Nación y provincias por la coparticipación, modificar la masa coparticipable, ajustar del gasto en todos los niveles del Estado y reducir gradualmente impuestos provinciales, como Ingresos Brutos.

La reunión de ayer fue informativa. La Nación presentó una serie de propuestas que serán analizadas. El jueves de la semana próxima volverán a reunirse.

Fondo del Conurbano

El primer punto analizado fue el del conflicto por el Fondo del Conurbano Bonaerense. Este año la provincia de Buenos Aires presentó una demanda a la Corte para actualizar el monto de esa asignación específica creada en los años 90. Se trata de un monto fijo de 650 millones de pesos que se deduce de la recaudación del impuesto a las ganancias. Era una suma muy importante en la convertibilidad pero, con el regreso de la inflación, se redujo a un vuelto. La gobernadora María Eugenia Vidal quiere actualizarlo, lo que sólo es posible hacer a costa de reducir drásticamente la masa que se reparte al resto de los distritos.

Para cerrar el diferendo, el gobierno nacional propuso coparticipar la totalidad de lo que se recaude por Ganancias. De esa forma, Buenos Aires reunirá 20 mil millones de pesos adicionales. Y los otros Estados subnacionales serán compensados con una asignación específica, que podría surgir de la coparticipación de alguno de los impuestos a crearse con la reforma tributaria.

El plan de Macri es derogar el artículo 104 de la ley del impuesto a las ganancias, que regula la distribución federal de su recaudación. Establece que el 36 por ciento no forma parte de la masa coparticipable con las provincias, que una suma fija de 650 millones de pesos va a Buenos Aires por el Fondo del Conurbano, mientras que otro 10 por ciento se reparte por coeficiente de coparticipación a las restantes provincias. Otro 4 por cientose destina a provincias con necesidades básicas insatisfechas, entre ellas Salta, Misiones y Corrientes, mientras que a la Ansés va el 20 por ciento.

Según el Ministerio de Hacienda, la derogación del articulo 104 aumentará la masa coparticipable a 230.000 millones de pesos anuales.

Compensación

Para compensar estos cambios, se modificarán otras asignaciones. Por caso, a la Ansés se le transferirá el 100 por ciento de los recaudado por el impuesto al cheque. El 30 por ciento de este tributo actualmente se reparte entre Nación y provincias.

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, sostuvo que para compensar a las provincias se creará "una asignación específica" de 19.000 millones de pesos.

Tras el encuentro de ayer, Vidal dijo que está dispuesta a retirar la demanda si el acuerdo entre la Nación y las provincias se concreta.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que el gobierno nacional espera que "todas las cuestiones fiscales que están sobre la mesa tengan una resolución y así poder empezar frescos una nueva etapa".

Asimismo, precisó que la Casa Rosada planteó "el desestimiento cruzado de todos los juicios que abarcan a las provincias contra la Nación, la Nación contra las provincias y las provincias entre sí, lo cual elimina enorme pasivos contingentes".

En ese sentido, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, explicó que se trata de "una suerte de borrón y cuenta nueva".

A su entender "ha sido recibido de buena manera" por los gobernadores.

Consultado respecto de los plazos que maneja el gobierno, el ministro del Interior reconoció que "los tiempos son bastante perentorios".

Te puede interesar