Android también tendrá su Face ID para identificar al usuario por su cara

Tecnología 18 de septiembre Por
Qualcomm espera tener lista la tecnología para el primer trimestre de 2018; permite implementar un sistema de identificación biométrica similar al que usa el iPhone X
smartphones-2530668w620

El martes Apple presentó el iPhone X y confirmó meses de rumores y filtraciones: el teléfono no usa la clásica huella digital (que debutó en un Motorola Atrix y Apple convirtió en un estándar ineludible) sino que apela a Face ID, un nuevo sistema que creó Apple y que usa su rostro como identificación.

Pero no como hasta ahora: no usa el sistema clásico disponible hace años, y que compara una foto que toma en el momento la cámara frontal con otra que registró antes, y que hace años se sabe que puede vulnerarse en forma sencilla con una foto impresa o enfrentando a la cámara una pantalla de alta resolución con la cara del usuario (y que es el reconocimiento facial estándar).

Ni tampoco se trata del reconocimiento del iris del usuario, que debutó con los Lumia 950 y que también usan los Samsung Galaxy S8, y que requiere que el usuario se ponga el teléfono a la altura de los ojos. Y que es más difícil, pero no imposible de falsear .

Face ID, una tecnología desarrollada por la firma israelí PrimeSense (que Apple adquirió en 2013) usa sensores y un láser para crear un modelo tridimensional de la cara del usuario, basado en 30.000 puntos registrados; la precisión del sistema hace que, según Apple, sea mucho más seguro que las huellas, y no pueda ser confundido con una máscara o una persona parecida; incluso reconoce al usuario si se afeita la barba, se corta el pelo o tiene anteojos oscuros (salvo que sean polarizados). La tasa de error para un sensor de huellas dactilares es de 1 en 50.000, dice Apple; del Face ID es uno en un millón.

El módulo frontal del iPhone X con todo el hardware necesario para dar vida a Face ID: cámara normal e infrarroja, proyector de la matriz de puntos, sensor de proximidad y luz ambiente
El módulo frontal del iPhone X con todo el hardware necesario para dar vida a Face ID: cámara normal e infrarroja, proyector de la matriz de puntos, sensor de proximidad y luz ambiente.

Con esto Apple argumenta que está por delante de otras plataformas en cuanto a seguridad y a identificación biométrica, aunque no parece que vaya a serlo por mucho tiempo: una noticia que se difundió hoy da cuenta del acuerdo a fin de agosto últimoentre Qualcomm (el fabricante de los chips de gama alta y media que está en una gran parte de los smartphones con Android) y la firma china Himax para llevar su módulo SLiM al frente del teléfono y usarlo para identificación biométrica.

La tecnología de Qualcomm ya había aparecido propuesta como un "tercer ojo" para las cámaras traseras, ya que su función principal -ofrecer información de profundidad- es ideal para aplicaciones de realidad aumentada; ahora lo llevarán a la biometría.

La ambición de Qualcomm y Hisense, no obstante, no se queda en los teléfonos: uno de los campos que miran con gran interés es el de los automóviles, ya que piensan en un sistema que identifique al conductor sin posibilidad de error; también tiene aplicación para IoT, vigilancia y más. Ambas compañías esperan que el módulo que le da vida a este sistema entre en producción durante el primer trimestre del año próximo; los primeros candidatos, según los rumores, son Xiaomi y Samsung.

Te puede interesar