Santa Fe pidió a la Nación medidas para subir el uso local del biodiésel

Provincia 31/08/2017 Por
El gobernador Miguel Lifschitz pidió ayer al gobierno nacional medidas para aumentar el uso del biodiésel en el mercado interno a fin de atenuar las pérdidas que provocará la decisión del gobierno de Estados Unidos de aplicar aranceles antidumping al producto proveniente de Argentina.
0021385744

Lifschitz se reunió con el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de Cancillería, Horacio Reyser. Fue acompañado por la diputada nacional Alicia Ciciliani; la secretaria de Estado de Energía de Santa Fe, Verónica Geese; el subsecretario de Comercio Exterior y presidente de la Agencia Santafesina de Inversiones y Comercio Internacional, Carlos Braga; el director de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Guillermo García, y el presidente de la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biodiésel (Cepreb), Alejandro Abad.

Durante el encuentro se analizaron propuestas de acción para reducir el impacto de la decisión de Estados Unidos de aumentar el arancel para el ingreso de biodiésel argentino.

Lifschitz señaló que entre los temas tratados se encuentran la "agilización de trámites para el reingreso a la Unión Europea y ver cómo aumentar el uso de biodiésel en el mercado interno".

"La idea es ver cómo podemos lograr que un volumen mayor de biodiésel pueda destinarse al consumo y al mercado interno de combustibles, esto implica gestiones con el Ministerio de Energía, y para eso se planteó una mesa de biocombustibles en conjunto con esta cartera", manifestó.

Buryaile consideró que "fue una reunión positiva en la cual el Estado se pone a disposición para encontrar flujos y alternativas de comercialización".

La semana pasada el Departamento de Comercio de Estados Unidos decidió aplicar aranceles de hasta 64 por ciento y retroactivos a mayo pasado para el ingreso de biodiésel argentino a ese destino.

Ambos gobiernos comenzaron a mantener reuniones técnicas para tratar de rever la medida tomada.

Las Bolsas de Cereales de Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos y las de Comercio de Chaco, Rosario y Santa Fe expresaron su respaldo a las gestiones para remover la fijación de nuevos aranceles a la importación de biodiésel de origen argentino en Estados Unidos.

Además, analizaron que "la fijación de aranceles compensatorios desmedidos, con nula justificación, atenta contra las condiciones de acceso de productos altamente competitivos".

Afirmaron que "en 2016 el biodiésel representó el 40 por ciento de las exportaciones argentinas de energía. Esa posición de liderazgo se ha ganado con tecnología, inversiones y prestigio, agregando valor en origen y promoviendo el empleo local".

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) denunció ayer una "drástica e inesperada" caída de la demanda de aceite de soja a raíz del "arbitrario e injustificado bloqueo impuesto por Estados Unidos a las exportaciones argentinas de biodiésel".

La entidad explicó que "el impacto negativo en la producción de aceite de soja por el bloqueo al biodiésel argentino surge de que el año pasado las exportaciones a Estados Unidos demandaron alrededor de 1,5 millón de toneladas de aceite de soja".

No obstante, alertaron que "probablemente el efecto más pernicioso se producirá en una baja del precio del poroto de soja".

El precio de la soja cayó $100 por tonelada en su valor abierto para ubicarse en $4.100/t con entrega inmediata.

Las sucesivas caídas en el mercado de Chicago golpearon la plaza local. Además, la nueva cosecha sufrió un descenso de 2 dólares y se ubica en u$s 248/t. Otros participantes ofrecían u$s 245/t en este segmento.

Ciara recordó que en 2016 "el aceite de soja que insumió el biodiésel enviado al mercado norteamericano requirió aproximadamente 7,5 millones de toneladas de poroto de soja".

El gobernador y el ministro de Agroindustria de la Nación buscan alternativas a la crisis.

Te puede interesar