"Se nos agotó el tiempo de espera y la paciencia", advirtió Lifschitz

Provincia 04/07/2017
Si bien no descartó volver a la Corte con su pedido, el mandatario provincial impulsará una "acción política" junto a dirigentes oficialistas y opositores.

Tras un primer semestre del año sin una señal clara de la Casa Rosada sobre su intención de saldar la deuda histórica con Santa Fe, según ordenó la Corte Suprema de Justicia nacional a fines de 2015, el gobernador Miguel Lifschitz advirtió ayer que "se agotó el tiempo de espera y la paciencia". En ese sentido, y si bien no desestimó volver a recurrir al alto tribunal, el socialista ratificó que impulsará una "acción política", junto a dirigentes oficialistas y opositores, tendiente a "poner el tema en debate en otros ámbitos" y, de ese modo, lograr que los recursos lleguen a la provincia.

"No se registraron avances concretos y estamos parados en el mismo punto inicial. Lamento que no lo hayamos podido lograr, porque era una oportunidad para el gobierno de Mauricio Macri de demostrar que podía cumplir el fallo de la Corte y, al mismo tiempo, que tenía una mirada federal, que estaba dispuesto a compensarnos por los muchos años de pérdida de recursos que produjo la gestión anterior (Cristina Kirchner)", aseguró Lifschitz.

En mayo pasado, el propio jefe de la Casa Gris había renovado su reclamo del pago de la deuda de al menos 40 mil millones de pesos que la Nación mantiene con la provincia por fondos coparticipables. Por entonces, y tal vez procurando no maximizar el tono confrontativo con Macri, el socialista se mostró dispuesto a aceptar un plan de cancelación (con distintas opciones) de la abultada suma.

"Tal vez (en la Casa Rosada) no tuvieron esa generosidad, o no le encontraron la vuelta al tema. Por eso, evaluaremos con nuestro equipo jurídico y con dirigentes políticos de distintos sectores varias alternativas para encarar alguna propuesta, que luego haremos pública, con el fin de sumar consenso antes de adoptar una decisión definitiva", adelantó el gobernador, en declaraciones a La Ocho.

Fue entonces cuando Lifschitz aseveró: "Creemos que se agotó el tiempo de espera y la paciencia. Habrá que tomar acciones mucho más contundentes" frente a la falta de respuesta de la Nación.

En noviembre de 2015 la Corte emitió un fallo que declaró inconstitucional la deducción del 15 por ciento de la masa de impuestos coparticipables que realiza la Nación sin el acuerdo de las provincias para financiar a la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés) y, en menor medida, a la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip). La sentencia benefició a Santa Fe, San Luis y Córdoba.

Las tratativas por el pago de la deuda, abiertas poco después del fallo del máximo tribunal, habían quedado en suspenso con la salida de Alfonso Prat Gay de la cartera de Hacienda (a fines de 2016).

Ya con Nicolás Dujovne al frente del ministerio, la negociación conoció avances, como también nuevos frenos. Pero la decisión conjunta de radicar una presentación ante la Corte dando cuenta de las tratativas en marcha potenció las expectativas santafesinas. No obstante, no hubo buenas nuevas para Santa Fe.

Respecto de la posibilidad de volver a recurrir al alto tribunal, Lifschitz aclaró que "es una opción que está presente pero no garantiza la rapidez de la decisión (devolver los fondos a Santa Fe)".

"A veces, los tiempos de la Justicia son largos. Queda la acción política, poner el tema en debate en otros ámbitos. Analizaremos distintas variantes para hacer sentir nuestra voz y que esos recursos lleguen a la provincia", sentenció el socialista.

Otra polémica

Paralelamente, y metiéndose en otra discusión fogoneada por la administración de Macri, Lifschitz se manifestó a favor de la continuidad de las elecciones primarias. "Soy partidario de las Paso", enfatizó.

"No me parece bueno abrir debates sobre la utilidad de los sistemas electorales en caliente, en medio de un proceso en marcha, porque siempre queda muy mezclada la discusión y no se puede profundizar y mirar con objetividad", argumentó.

Según el mandatario santafesino, "las primarias han venido a transparentar la decisión de los partidos y a permitir que sus aparatos tengan menos influencia sobre las listas de los candidatos y a dar más oportunidades".

hay equipo. Lifschitz, flanqueado por las principales espadas frentistas, encabezó el acto en La Fluvial.

Te puede interesar