Productores piden la continuidad de la Emergencia Agropecuaria

Campo 15/06/2017
Representantes del gobierno santafesino y de distintas instituciones evaluaron la situación a 15 días del fin del decreto de emergencia. Los funcionarios argumentan que mejoró la cuestión hídrica en la mayoría de los distritos, situación que motivaría el fin de la medida. Los productores coincidieron en la desfinanciación del sector y en el perjuicio por las napas altas, por lo que solicitan que se prolonguen los certificados hasta fin de año.
El miércoles 14 por la mañana el Ministerio de la Producción de Santa Fe encabezó una reunión que tuvo como objetivo el análisis de situación provincial en relación a la producción agropecuaria y la actividad turística, tras los eventos climáticos adversos que dieron lugar a la Emergencia Agropecuaria decretada en febrero de este año y homologada por el gobierno nacional. En virtud del vencimiento de dicha medida, del próximo 30 de junio, las partes interesadas debatieron sobre el panorama actual y los alcances de la Emergencia en el Salón Amarillo de dicha cartera.
La Comisión de Emergencia tiene carácter de asesoría para el Ministerio, sus opiniones no son resolutorias, pero desde el gobierno provincial han tenido mucha consideración con las conclusiones emitidas.
Además de los funcionarios de Producción participaron representantes de la Administración Provincial de Impuestos (API), entidades de productores (Carsfe, Sociedad Rural, Federación Agraria Argentina y la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe), INTA, Municipios y Comunas, Banco de la Provincia de Santa Fe, Banco Nación y emisarios del diputado Omar Martínez y el senador por el departamento de Vera, Osvaldo Sosa.
Sobre el debate establecido consultamos a Marcelo Bargellini, Secretario de Agricultura, quien explicó que tenían “un informe de INTA sobre el estado de situación de las distintas regiones de la provincia, especialmente los departamentos General López, Vera y una porción de 9 de Julio que están muy afectados por las inundaciones aún.” Por otra parte expresó que las asociaciones de productores “piden ampliar, postergar la emergencia más que nada por el estado financiero de los productores”.
El Secretario puntualizó que desde la cartera se planteó que no se daba la situación “de inundación física, que es lo que establece la ley”, a nivel general en Santa Fe. No obstante el argumento de los productores de la desfinanciación del sector en general, fundamentalmente de los tamberos, fue profunda y concreta, por lo que estas opiniones serán elevadas al Ministro Luis Contigiani y al Gobernador Miguel Lifschitz.
Según representantes de las entidades ruralistas la conclusión es recomendar que se extienda la Emergencia por 180 días más (hasta fin de año), más allá que el agua se retiró en la mayoría de los campos. La altura de las napas se encuentra alta, la siembra se está iniciando, pero el mayor problema llegará el día siguiente que caiga la emergencia en relación a los compromisos con los bancos.
Aseguran que los productores están desfinanciados, por lo que no podrán hacer frente a la postergación de créditos.

A DEFINIR

Esta reunión no tuvo poder de decisión respecto de la continuidad o no de la emergencia, que podría aplicarse a partir de un nuevo decreto o la prórroga de los certificados actuales. Las consideraciones de la Comisión serán elevadas al Ministro y al Gobernador que, sin un plazo perentorio, deberán resolver sobre la medida.
Se podrá resolver la extensión de la emergencia en los departamentos o distritos anegados, con la continuidad de los beneficios que deberán otorgar las instituciones bancarias nacionales, oficiales o mixtas, la AFIP, API, entre otros, sin perjuicio del levantamiento de la medida en el resto del territorio.
Desde el debate sobre la situación podría generarse un contrapunto entre la Provincia y los productores. Fuentes gubernamentales argumentan que el agua se ha escurrido en la mayor parte del territorio, situación que motivaría a levantar la emergencia teniendo en cuenta las consideraciones de la ley. Pero por otro lado es real que la condición de muchos productores es difícil, principalmente los tamberos. Las napas afectan un gran porcentaje de hectáreas y la desfinanciación es real, por lo que quedar expuestos ante la presión tributaria podría ser demasiado peligrosa.
La decisión quedará en manos del Ministro y el Gobernador, quienes además se encuentran abocados a la carrera pre-electoral. Lifschitz busca reformular el Frente Progresista Cívico y Social con Contigiani como una de sus cartas fuertes. ¿Incidirá esto en la aceptación de los argumentos de los productores, quienes pusieron el grito en el cielo y siguen presionando por la concreción de obras hídricas que amortigüen el impacto del factor climático?. En las próximas semanas habrá novedades.

Te puede interesar